Posts Tagged ‘suplementos’

Los suplementos, vitales para hacer carrera de salud en los perros

La incorporación de suplementos en la comida de los perros puede hacer mucho para que nuestras mascotas obtengan las vitaminas y los minerales que necesitan. Pero esto puede no ser suficiente. Hay algo más. Cada perro necesita de unos suplementos específicos. Y es así, porque las edades de los animales, las razas y sus niveles de actividad así lo determinan.

Suplementos saludables para perros sanos.

Suplementos saludables para perros sanos.

Hablemos de suplementos de perros para conocer las opciones que se abren para una nutrición con ventajas más allá de los piensos y de la comida que solemos comprar en las tiendas de animales. Para empezar, una pregunta clave obvia ¿qué son exactamente los suplementos?

Los suplementos para perros son combinaciones de sustancias equilibradas que responden a las necesidades de nutrición y vitales del animal. En los suplementos podemos encontrar las más que necesarias vitaminas, pero también aportes de minerales, y si observa con detalle una relación de componentes en uno de sus envases, se sorprenderá al encontrar algunos componentes más exóticos pero igualmente necesarios como el aceite de salmón. Con los suplementos, los perros están más cerca de mantener sus niveles de energía, de mejorar su apariencia física y de recuperarse de dolencias específicas.

¿Qué perros necesitan de suplementos? Lo dicho, la raza, el tamaño, la edad, el estado general de salud del perro y otras variables son las que deciden sobre qué animales necesitan de suplementos, en qué cantidad, cuándo hay que tomarlos, qué deficiencias nutricionales son las preferentes y que hay que corregir. Como sucede con los seres humanos, los cachorros y los perros de edad avanzada son los que más necesitarán de esos suplementos. Y, por supuesto, los que se están recuperando de alguna enfermedad.

Artritis

Entrando más en detalles, la artritis de los perros necesita de suplementos que contengan glucosamina. Los perros con problemas en la capa, en su pelo, necesitan de ácidos grasos omega-3. Si la mascota padece de mal olor en la boca, de halitosis, hay suplementos muy recurrentes que se ofrecen como remedios medicinales muy naturales. Suplementos confeccionados a base de eucaliptol o de mentol que ayudarán mucho a los perros con esos problemas.

Hay que recordar que la ingestión de vitaminas para complementar una dieta es una buena decisión nutricional, pero que sustituir las que deberían estar en una alimentación equilibrada por otras añadidas representa un enfoque totalmente incorrecto. Por otro lado, aportar más vitaminas de las que necesita nuestra mascota puede incluso perjudicarla. A la larga, es como si el animal no comiera lo suficiente.

Como también sucede en el caso de los seres humanos, no resulta sensato automedicar a los perros, proporcionarles suplementos como si fueran poco menos que golosinas. No tiene sentido. La salud es algo lo suficientemente serio como para que nos la tomemos así, en serio. Y más en relación a animales que están a nuestro cargo. La recomendación más obvia es consultar a un veterinario de confianza antes de administrar suplementos.

Por último ¿cómo administrar los suplementos para perros? ¿cómo dárselos a comer?. Los suplementos se dispensan normalmente en pastillas. Sabemos por experiencia que existen otros suplementos que se pueden disolver en agua, suplementos éstos últimos que pueden no ser fáciles de administrar.

Algunos perros son especialmente sensibles a los sabores extraños, su gusto es de categoría gourmet. Lo normal es meter las píldoras en el interior de trozos de comida, pero en el caso de estos perros sibaritas, lo más razonable es introducir las pastillas en comida que tenga un sabor fuerte y que oculte el posible sabor de los suplementos. Pueden funcionar bien los trozos de queso o de carne. Todo es probar, los perros por supuesto.

Anuncios

El valor de los suplementos en las dietas de los perros

Hablemos de los suplementos en las dietas de los perros. Los suplementos pueden marcar en algunos casos una diferencia en la salud y en el bienestar y en la calidad de vida de los perros. Suplementos que respondan a sus necesidades, las de vitaminas y minerales, que guarden correspondencia con su momento vital, con su raza, con su nivel de actividad y con la edad de los perros.

Patrocina MascotaSana: Suplementos alimenticios para perros sanos

Un perro bien alimentado es un perro feliz.

Un perro bien alimentado es un perro feliz.

Pero, como sin duda le recordará un responsable de una tienda de animales donde suela comprar esos suplementos, no se trata de administrar compuestos a los perros de cualquier manera, ni hacer por ‘doparlos’. De lo que se trata es de descubrir sus potenciales estados carenciales y ayudarles a superarlos. Tan simple como éso.

Pero vamos por partes. ¿qué son exactamente los suplementos? Sí, es cierto que los asociamos a vitaminas y minerales, pero sólo con leer sus composiciones podemos caer en la cuenta de que se trata de mucho más. Sus combinaciones son extraordinariamente variadas.

Algunos tienen composiciones tan ‘exóticas’ como extractos de menta o están constituidos por grasa de salmón, aditivos que le ayudarán a recuperarse de sus dolencias específicas, mostrar un pelaje lustroso o contribuir a vivir más tiempo con nosotros.

¿Cuándo necesitan los perros esos suplementos? Bueno, las necesidades de los perros pueden variar considerablemente, como decíamos, dependiendo de las razas. Algunas necesitan nutrientes específicos en determinados momentos de sus vidas, como sucede con las perras que están preñadas o con las que dan de mamar a sus crías, pero también son recomendables para los perros jóvenes que están creciendo. Ya sabe, han de fortalecer sus huesos y desarrollar plenamente sus órganos.

Ni que decir tiene que una enfermedad se supera mejor si se le ofrece un extra a nuestra mascota. Aún más, los gastos energéticos extra asociados a los fríos del invierno son motivo suficiente para pensar en pedir consejo sobre suplementos específicos.

Suplementos comunes indicados para los perros son la glucosamina, eficaz contra condiciones de salud como la artritis, también lo son los ácidos grasos Omega-3. Los aceites de yerbabuena, fíjese bien, están indicados para acabar con el aliento de los perros. Como sucede con las personas que tenemos pastillas iguales en las farmacias.

Por supuesto que también tiene a su disposición toda una serie de suplementos naturales que harán, sí, más natural, la metabolización de los nutrientes, como ocurre con los alimentos biológicos que consumimos los humanos.

Recuerde que la administración de suplementos nunca podrá sustituir a una alimentación equilibrada y que no son un remedio del que haya que echar mano para compensar comidas que no llegan a cubrir las necesidades calóricas o simplemente alimenticias de los perros. Es más, los perros bien nutridos no deberían tener que consumir suplementos que son, como su nombre indica, un extra.

Y otra cosa más, un exceso de vitaminas en la dieta de los perros, como en los humanos, puede ser tan perjudicial como no alimentarse de manera suficiente o hacerlo en cantidades inadecuadas.

Muchos suplementos se presentan en forma de píldoras y la manera más fácil de darlas a los perros es envolviéndolas en su comida, para que no noten texturas extrañas o sabores que les hagan rechazarlas. Otros tipos de suplementos son líquidos y se disuelven en el agua que se da de beber a la mascota.

Si se decide por los suplementos, insistimos, ayúdese y ayude a su mascota buscando el apoyo y la información que necesita sobre estos preparados. Desde luego, con la inestimable competencia de un veterinario de confianza.