Posts Tagged ‘piensos’

Lo que nunca debes olvidar al mirar una etiqueta de comida para perros

La salud de los perros pende de un hilo cuando sus dueños no están a la altura, cuando no conocen, ni saben o, peor, no se preocupan de la calidad de la alimentación de las mascotas. Y es que, como en los humanos, los perros son también lo que comen.

Patrocina MascotaSana: Alimentos naturales para perros sanos

Perro comiendo

Perro comiendo

Para saber lo que comen los perros tampoco hay que ser un lince, sólo hay que leer las etiquetas de la comida o de los piensos con atención. Pero no las que aparecen en la parte más visible del empaquetado o del enlatado. Ya sabes, ‘todo natural’, ‘producto biológico’. Esas calificaciones no suelen ajustarse a la realidad, son interpretables, no son confiables y forman parte de la estrategia comercial de las marcas.

Para saber qué es lo que come tu perro, tienes que darle la vuelta al producto y ver su composición en la etiqueta más pequeña que suele estar situada detrás. En ese marcado, verás enumerados todos los ingredientes de mayor a menor.

Recuerda que los tres primeros componentes suelen representar el 75% del total de la comida. Es sobre los que hay que prestar más atención. Recuérdalo cuando vayas a comprar el pienso para tu mascota en tu tienda de animales de confianza.

En principio, tenemos que comprobar que al menos dos de los tres primeros ingredientes sean proteínas que han de ser denominadas por su nombre exacto. Fuentes muy aceptables de carne pueden ser el pescado, el pollo, el pavo, la carne de res, si no reconoces la fuente de carne por su nombre real, puede que te estén ofreciendo sucedáneos de baja calidad.

Porque no es lo mismo, ‘carne’, que ‘naturaleza cárnica’ o similares. Si es así, el fabricante puede estar utilizando carne indeterminada y de partes no muy deseables de los animales de las que provienen. Algo que para el fabricante resulta más fácil de colocar por su precio más bajo.

También es aceptable que en la composición figure algún tipo de harina basada en proteínas, que siempre serán mejores que otras vegetales que resultan muy difíciles de digerir para los perros. Así, es preferible encontrar harinas de pollo o de pavo que harinas de maíz. De las de maíz hay que huir sí o sí.

Frutas y vegetales

No olvides también que los perros son animales omnívoros, por tanto, también podrás encontrar algunas cantidades de frutas y de verduras en los listados de componentes. Siempre en porcentajes pequeños y por debajo de los tres primeros ingredientes principales que, como decíamos, deben ser proteínas en una gran proporción.

Entre las verduras que pueden especificarse en el etiquetado y que resultan también deseables, podemos encontrar patatas, zanahorias, brócoli, coliflor, judías verdes o batatas.

Con respecto a las frutas, su proporción dentro de la composición de la comida de los perros suele ser muchísimo menor. Pero no se descarta la presencia de plátano, de manzana, de arándanos y de otras bayas afines.

En cuanto a los granos, se trata de una parte de la composición de la alimentación no natural de los perros que siempre resulta controvertida, porque, como ya sabrás, los perros no comen granos. Si lo hacen es porque están en el estómago de la presa animal.

A decir verdad, la gran mayoría de los piensos para perros no incluye ningún tipo de grano. Éso no quiere decir que no haya alguna presencia de arroz, de las variedades que sí admite el sistema digestivo de los perros o incluso cebada o trigo integral.

Por último, recordar que algunos ingredientes causan alergias en los perros, como el citado maíz o su harina. También los conservantes y los colorantes son ingredientes a evitar por la misma razón.

Como ves, el tema de la comida de los perros da para mucho, para mucho observar y para mucho decidir. Para observar bien y para decidir mejor. Todo, por la salud de nuestras mascotas.

¿Descuentos en tiendas de animales? sí, gracias

Una tienda de mascotas proporciona una localización estratégica para encontrar todo lo que un cuidador de perros necesita. Sin embargo, esa selección de artículos en un único punto de venta puede llevar aparejado un coste diferente al que podemos encontrar en un comercio generalista, pero no especializado, como los de las grandes superficies.

Con ofertas, el ahorro está garantizado.

Con ofertas, el ahorro está garantizado.

Si estamos dispuestos a buscar entre productos de mayor calidad y más específicos para nuestros perros, pero queremos gastar lo justo en una tienda de animales, tal vez le interese seguir leyendo porque vamos a darle algunas claves útiles para comprar y hacer economías al mismo tiempo ¿No sigue?

-Regístrese en el programa de fidelidad de la tienda de animales. La mayoría de los comercios de mascotas, al menos los de las cadenas que avalan marcas que funcionan como franquicias, ofrecen programas de descuentos en cada punto de venta.

Se les pide a los dueños de perros que proporcionen su dirección postal y su e-mail, así como el número y tipos de animales domésticos que viven en sus casas. La tienda, a continuación, entrega tarjetas de miembro tipo tarjeta de crédito o de tipo llavero que se pueden escanear en cada compra.

A veces las tarjetas permiten hacer descuentos al instante y para ofertas semanales o de temporada. En otras ocasiones, de lo que se trata es de acumular puntos que se pueden canjear en la tienda de manera muy diversa, generalmente con oportunidades o con productos nuevos que se pueden elegir y probar

Los miembros del programa de las tiendas de animales también pueden recibir cupones exclusivos a través del correo postal o correo electrónico, que, por lo general, se adaptan al tipo de mascota o de mascotas que hay en casa.

-Publicidad de papel periódica y con descuentos y bonificaciones. La mayoría de las tiendas de animales que funcionan como franquicias, y algunas de las que pertenecen a propietarios particulares, ponen a disposición de su clientela volantes con descuentos o bonificaciones de algún tipo.

En ocasiones, los clientes habituales pueden acceder a copias digitales de esos folletos también en línea. Para utilizar correctamente el folleto de ventas, los consumidores deben tomar nota de los artículos que compran con regularidad para sus mascotas.

Haga un plan y, un consejo, renuncie a la tentación de comprar otros artículos en la tienda si de lo que se trata es de ahorrar con sentido. Los consumidores también pueden a veces utilizar un folleto de ventas de una tienda con el fin de obtener un precio correspondiente a la misma gama pero en otra tienda similar. Llame con anticipación para ver si la tienda de mascotas tiene una política de equiparación de precios.

-Comprar productos cuando hay existencias. Muchos artículos para mascotas se agotan con mayor frecuencia, sobre todo si sus precios son atractivos, como sucede con los piensos, la comida especial y los suplementos. Con el fin de ahorrar dinero, los consumidores deben abastecerse de estos productos cuando los artículos están a la venta.

Incluso si esto significa gastar extra un mes. La ventaja es que no se tendrá que comprar los artículos de nuevo durante varios meses. Pero, ojo, hay que evitar esta estrategia cuando se trata de productos que duran mucho tiempo, tales como complementos del tipo de platos, correas, collares o juguetes.

-Búsqueda online de cupones y códigos de descuento. Hay un número muy importante de sitios dedicados a ofrecer cupones imprimibles para comprar en tiendas de animales, bonos de descuento para efectuar compras online en la mayoría de las principales tiendas de mascotas.

Las tiendas de mascotas pueden listar los cupones de acuerdo a la localización de los comercios en los que están disponibles. Algo que resulta de mucha ayuda para organizar el ahorro. Y un dato a tener en cuenta sobre ésto, los consumidores pueden tener que introducir sus códigos de área antes de poder ver los cupones.

-Busque cupones de los fabricantes. Se puede optar del mismo modo por localizar cupones de bonificación de los fabricantes de comida para perros, por ejemplo. Tenga en cuenta que estos cupones de fabricante también pueden aparecer en los medios impresos, en periódicos (en domingo) y revistas y en sitios de cupones online. La mayoría de las tiendas de mascotas aceptan cupones del fabricante.

Bueno, pues ya sabe qué hay disponible en ahorro para mascotas. Ahora es el momento de trazar una estrategia para bajar los precios de manera inteligente.

Perros que son lo que comen

¿Sabe cómo alimentar a su perro? ¿sabe cuáles son sus necesidades nutricionales básicas? ¿su comportamiento relacionado con la comida? Como se suele decir de los humanos, los perros son también lo que comen. Si sigue estas líneas, obtendrá algunas respuestas a estas cuestiones. Argumentos para mejorar y mantener la salud de su mascota ¿Nos sigue?

Patrocina MascotaSana: Piensos naturales para perros sanos

Nuestra mascota también tiene que cuidar su línea ;)

Nuestra mascota también tiene que cuidar su línea 😉

Para empezar, no se debe alimentar a los perros, ni por exceso, ni por defecto. La sobrealimentación les vuelve perezosos y puede acarrearles enfermedades y hasta impotencia. El déficit de alimentación les vuelve indiferentes y apáticos, y también puede ser causa de enfermedades.

De todas formas, es mejor no sobrealimentarlos demasiado, porque nunca será tan perjudicial si comen poco, pero suficiente, como si comen con exceso.

Y sobre los cachorros, deben crecer de una forma paulatina y constante, y nunca demasiado rápida. No deben comer todo lo que quieren, es mejor dejarlos un poco hambrientos. Su comida, en cualquier caso, debe ser frecuente, pero no abundante.

No debe darse a los perros comida adaptada a sus necesidades, ni demasiado caliente, ni demasiado fría. La alimentación que contenga fritos o especias está fuera de la dieta de los perros. Por supuesto que también la comida que no lo es, dulces, caramelos o chuches de cualquier tipo.
Un cuidador no debe basarse nunca en el apetito de los perros para saber la cantidad de alimento que necesitan. Muchos perros comen demasiado si se les presenta la ocasión. A veces rechazan el alimento que les conviene, los piensos que son ideales como nutrición pero de la que ya están cansados.

Una estrategia para vencer este problema, si persisten en no querer comer, es dejarlos en ayunas un día o dos, sin dejar de darles agua, y pasado ese tiempo, seguro que comerán gustosamente.
En cualquier caso, no obligue a comer a su perro si un día no parece tener ganas de hacerlo. Es algo que puede sucederles a animales con una salud excelente. Los perros adultos deben comer ligeramente por la mañana y hacer una comida importante por la tarde o por la noche. Sin embargo, un perro con actividad física sí que deberá hacer la comida más importante del día en horas de la mañana.

Un dato añadido a este comentario. Los elementos, los utensilios empleados para la alimentación de los perros han de estar en perfecto estado de limpieza. En las tiendas de animales, se pueden comprar kits de limpieza que resultarán muy útiles para esta tarea.

En cuanto a otras cuestiones relacionadas con su alimentación, habrá que vigilar las alergias. Un cuidador dedicado observará atentamente las reacciones de sus perros después de sus comidas. Piense que lo que a un perro le produce una reacción alérgica, no tiene por qué hacerlo con otro, incluso comiendo al mismo tiempo y de los mismos piensos.

Tenga cuidado con dar alimento a su perro que esté en su preparación final demasiado líquida, pero también las que resulten demasiado espesas. Las comidas espesas están especialmente contraindicadas para mascotas que hacen mucho esfuerzo físico, para los cachorros y para las hembras preñadas.
Téngalo en cuenta.
Lea con atención las fórmulas de preparación que aconsejan los fabricantes o consulte a los profesionales de una tienda de animales donde suela comprar los piensos de los canes. Su experiencia le orientará sobre las preparaciones de cada marca, pienso, comida, alimentación y producto.

Más cosas. Si su perro tiene parásitos intestinales, probablemente perderá peso de manera inadvertida, y todo, a pesar de comer con apetito y hacerlo con regularidad.

Y relacionado también con la alimentación de los perros, una cuestión sobre la salud, el ejercicio físico. Saque a pasear a su perro, al menos una vez al día, y tenga en cuenta que si lleva a caminar a su mascota, usted también lo hará con ella. Un ejercicio de que se beneficiarán mutuamente cuidador y animal.

Pero tenga en cuenta otra cosa. Nunca dé de comer a su perro inmediatamente antes o después de hacer ejercicio. Siempre es aconsejable dejar una media hora antes de su alimentación o después de comer para facilitar la digestión. Todo irá bien, si su perro tiene un pelaje brillante, unos ojos igualmente resplandecientes y suficiente energía para hacérselo notar.

Dobermans, perros guardianes de nuestro cariño

Los perros doberman son una raza de mascotas que, a pesar de su apariencia fiera y nerviosa, resultan ser animales muy leales si se les sabe educar con corrección. Nacieron como raza gracias al esfuerzo de un experto y cuidador de perros alemán a finales del siglo XIX, de apellido precisamente Doberman.

MascotaSana: Productos para el cuidado y la alimentación de los perros.

Los dobermans son perros sensibles que necesitan de firmeza por instinto y ser dominados

Hoy, la búsqueda del perro ideal de Doberman ha convertido a esta raza de perros en un éxito que perpetúa cada generación.

El doberman resulta ser una raza de perros muy, muy inteligente a la que hay que aplicarle una buena mano firme, que en modo alguno quiere decir dura. De lo que se trata es de adaptar el trato que hay que dar al animal, pulir sus hábitos de socialización y los que son parte de su instinto animal.

Sin embargo, fuera de la firmeza con la que hay que acompañar su educación, los perros doberman acaban dejándose ver en la proximidad de sus cuidadores y en el ambiente familiar en el convivan como animales sensibles, atentos, siempre dispuestos, juguetones a su manera y sobre todo cariñosos.

Hay que inculcarles que sean disciplinados con su comida, que esperen su turno para comer sus piensos, que adopten una postura de espera antes de iniciar su alimentación.

Los perros doberman pueden mostrarse amables y hacer mucho por compartir la casa familiar de quienes los han acogido y seleccionado entre muchos otros perros en una tienda de animales.

Suele ocurrir que cuando se acude a comprar un cachorro de doberman a una tienda de animales se produzca un flechazo y que el animal acabe haciendo las delicias de los más pequeños en casa si resulta bien educado. Un valor que destacan sus cuidadores es su vivacidad.

Los perros doberman tienen instinto protector para con su grupo en el que se incluyen a los cuidadores y a toda la gente de la casa, incluso se da el caso de que conviven en armonía hasta con gatos con los que se han criado y que no ven como rivales. Son perros guardianes por excelencia y siempre están alerta.

Pero los perros doberman son del mismo modo muy activos, como hemos insinuado, se aburren si no cuentan con ese punto de movimiento físico que los estimula. Es más, si se les deja solos, se buscarán la vida para entretenerse.

Y entretenerse para los perros doberman puede ser corretear por la casa y hacer todo tipo de saltos y carreras por pasillos y habitaciones, cuando no tomarla con las cortinas o con el sofá.

Por esa razón es importante educarlos y proporcionarles estímulos como nos recordará un veterinario que trate a estos perros o un responsable de una tienda de animales en los que se suela comprar piensos enriquecidos y suplementos para perros grandes.

Si su doberman se ha de quedar solo, pruebe a dejar su comida oculta, sus juguetes y productos para mascotas escondidos pero a su alcance de forma que tenga que buscarse la vida para alcanzarlos. Esos son unos tipos de estímulos que dan buen resultado con los perros doberman.

Sobre la educación y los hábitos de estos perros, dos notas más. La primera es que deben ser premiados con tal vez algo más de frecuencia que otros animales para que no pierdan el interés. Los tonos de voz son importantes.

Premios con gestos y estímulos verbales y vocalizaciones cortas y secas para que no pierda ese mismo interés y mantenga la atención sobre las instrucciones. Los castigos de voz se han de evitar porque generan bloqueo y un nerviosismo sin sentido en los perros doberman. Téngalo también en cuenta.

El segundo dato es que hay que ‘moverlos’ con mucha frecuencia, pasearlos para darles esa actividad que necesitan. Si es posible con espacios para correr, mejor que mejor.

Los dobermans son perros sensibles que necesitan de firmeza por instinto y ser dominados y que, a cambio, nos entregan una lealtad que forma parte de su encanto natural.

La comida cruda y la salud de los perros

La producción industrial seriada y masiva de comida ha generado en algunas personas una reacción contraria al consumo de toda alimentación en la que haya presencia de aditivos y cualquier tipo de suplementos considerados no naturales.

Lo más razonable para una alimentación natural para el perro sea combinar comida cruda con piensos. ¡Los extremos nunca son buenos!

Algunas personas, guiados por esa conciencia natural, han ido más allá al declararse crudívoros. No sólo seleccionan lo que comen entre la comida menos procesada, sino que evitan toda preparación, transformación o condimentación de los alimentos. Para ellos, comer crudo es comer sano y un forma muy natural de vivir.

Orientados por esta tendencia, muchos cuidadores de mascotas se plantean también aportar comida a sus perros de la forma más natural posible, cruda, sin preparar, en la creencia de que los piensos o la comida enlatada está n muy alejadas de la naturaleza de la alimentación de los perros, y aún más, que su ingesta es la causa de muchas complicaciones de salud de los perros, como suponen también de las personas.

El planteamiento sería algo así, no quiero para mi perro lo que no quiero para mí.
Sin llegar al extremo de privar a los perros de una alimentación balanceada como la que se proponen desde cualquier marca de piensos que se comercializan y se pueden comprar en cualquier tienda de animales; hay algo en la comida cruda que se le puede suministrar a los perros que puede ayudar mejorar la convivencia de los cuidadores con sus mascotas, en tanto que muchos de ellos habitan entornos domésticos donde los espacios son siempre limitados.

Uno de los beneficios de la comida cruda para los perros es que las heces que produce esa alimentación son más pequeñas, y, por si fuera poco, apenas despiden olor, como tampoco trasladan malos olores a la piel de los perros.

La piel y el pelo de los perros del mismo modo se vuelve más brillante y se reducen los riesgos de pérdida de pelo y la aparición de calvas por efecto de desequilibrios en la alimentación y en su proporción de nutrientes.

La alimentación cruda parece estar relacionada también con la desaparición o la atenuación de los efectos de determinadas alergias alimentarias desarrolladas por algunas razas de perros que presentan sistemas digestivos menos adaptados.

Los defensores de la comida cruda en los perros hablan incluso de la desaparición de enfermedades relacionadas con el mal funcionamiento del corazón, del hígado, de los riñones o del páncreas. Aunque siempre será discutible la incidencia que puede tener las debilidades naturales que son consecuencia de cruzamientos de razas no recomendados.

Lo que sí parece demostrado es la relación de la comida con la tolerancia de cada perro a su consumo, tanto por lo que se refiere a los piensos, como a la comida cruda.

Las diarreas, el colon irritado o el estreñimiento están muy relacionados con la alimentación y el estilo de vida como nos recordará cualquier responsable de una tienda de animales en la que podamos comprar el pienso o los suplementos que necesita nuestro perro.

Otra de las ventajas de la alimentación cruda para los perros es que acaba con la alitosis canina y mejora la dentición de los animales, o, por lo menos, no la degrada.

El inconveniente en cambio de una alimentación basada en una comida cruda como denominador común es doble. Por un lado, se puede producir un rechazo del perro hacia una alimentación diferente, sobre todo si el cambio del pienso al crudo se hace sin transición. Por otro lado, existe un inconveniente que podríamos llamar logístico y que consiste en el problema añadido que supone para un cuidador conseguir la comida fresca y cruda del animal y no manipularla con refrigeración o congelación para mantener sus condiciones nutricionales intactas.

Tal vez la solución para una alimentación natural para el perro sea una postura intermedia, mejorar la comida del perro con alimentos crudos, combinándolos con los piensos que podemos encontrar y comprar en una tienda de animales.

Se trata de ser consecuentes con una forma de guiarnos en nuestra alimentación, y en la de nuestro amigo más fiel, pero también adaptarse a las posibilidades reales de conseguir esos objetivos alimentarios todos los días.

Se tome la decisión que se tome, al otro extremo de la resolución tiene que estar el consejo de un veterinario que debe evaluar las consecuencias de un cambio en la alimentación de nuestro perro.

La sociabilidad el gato, el espíritu de la paciencia

Una definición del comportamiento habitual de los gatos que pudiéramos plantear a cualquier persona, tuviera o no tuviera gatos a su cargo; podría incluir como resultado y seguro que tambíén con mucha frecuencia las palabras astuto, la idea de individualismo o el concepto de rebeldía u otras afines. El comportamiento de los gatos es ése, son esos y mucho más, bien conocidos por el gran público.

¡Santa paciencia! 😉

El comportamiento de los gatos, en cualquier caso, no es fruto de su capricho natural, aunque pudiera parecerlo a simple vista, sino del resultado de su evolución como animal. Como animal en su medio natural y en modo alguno como mascota de compañía, en el entorno de los humanos.

El gato se comporta como si tuviera que sobrevivir en el medio doméstico. Nuestras casas son su territorio, como si hubiera de luchar para conseguir comida, para garantizar su alimentación, como le impone su instinto, a pesar de que con nosotros su vida es, cuando menos, regalada.

Pero, ese comportamiento animal del gato que mantiene una actitud marcadamente individual, mucho más si se la compara con la del perro; ha de estar reglada o regulada en el entorno humano para garantizar la convivencia.

Así, deberíamos hablar entonces de socializar al gato con los humanos. Para conseguir comportamientos tan básicos como la aceptación de su comida, los de sus suplementos vitamínicos o la alimentación variada a la que podemos optar por comodidad cuando vamos a comprar a una tienda de animales.

Lo más importante de la socialización del gato es comprender que un gato siempre será, éso, un gato y que su instinto de gato saldrá a relucir en cualquier circunstancia aunque parezca ausente. Un gato curioseará por los rincones, merodeará por repisas y lugares altos, si puede y lo dejamos.

Un gato se ausentará si se lo permitimos, porque, por ejemplo, el área de caza de un macho puede tener dos kilómetros cuadrados de extensión, mucho más de lo que podemos permitirle entre las cuatro esquinas de nuestros domicilios.

Cualquier acción que queramos reforzar, habremos de autentificarla con muestras de afectos y premios, que pueden ser pequeñas porciones de comida, entregadas directamente en su boca, con palabras amables y caricias por nuestra parte.

El castigo físico, como no puede ser de otra manera, no conduce a ningún lado, y sólo conseguirá que el animal retrase su proceso de aprendizaje.

Aún más, el progreso es menor si el gato no tiene otros congéneres con los que aprender, no tiene una camada de hermanos con los que enfrentar su progreso y se las tiene que ver con la ambivalencia del comportamiento humano.

Hay que recordar que la paciencia de los gatos es su fuerte o tal vez no, según las circunstancias particulares. Sólo se manifiesta cuando forma parte del comportamiento o del hábito más ventajoso, como el que asociamos a la quietud del acecho, que no es otra cosa que una actitud de observación para la caza y la alimentación del animal.

Y es que, aunque el gato disponga de pienso y comida regular, siempre buscará defenderse de lo inesperado, reservando sus energías, montando guardia impertérrito. Atento a movimientos ajenos y hasta a olores del ambiente.

La buena socialización de gato dependerá del tiempo que pase con su madre y si se ha producido un contacto los humanos desde los primeros momentos de su vida. Aún más, si esa relación está presente en el entorno de su madre y ésta la acepta.

El gato se dejará seducir también por la cercanía de los humanos que ha visto con su madre y que le resulta grata y provechosa.

Cortar el rabo a los perros trae cola

El corte de la cola de los perros es una práctica muy extendida entre los criadores de estos animales. Los hay que la defienden como una forma de mantener los standares de las razas y también los hay que consideran que se trata de una forma bastante bárbara de tratar a un animal.

En algunas razas de perros es o ha sido costumbre cortarles el rábo

Los que apoyan el corte de la cola remiten sus argumentos, además de los de la consideración sobre la pureza de la raza, a otros criterios como el de la mejora del esfuerzo en el trabajo de los perros.

Para algunos, la eliminación de la cola reduce los riesgos de contraer ciertas enfermedades relacionadas con la piel. Para otros, la misma limpieza de los animales puede estar comprometida con unas colas pueden contribuir a hacer más insalubres los lugares reducidos o cerrados que comparte con el hombre en la actualidad y en su mundo.

A pesar de lo que la gente cree, no se trata de una práctica que tenga que ver con el aumento de la fuerza del animal o con la necesidad de un cambio en la alimentación para modificar el metabolismo del perro. La comida, en este caso, no tiene nada que ver con el corte de la cola de los perros, como nos recordará cualquier responsable de una tienda de animales donde acudamos a comprar el pienso para nuestro perro.

Como sucede con los veterinarios, los responsables de las tiendas de animales donde podemos comprar productos para mascotas y recibir asesoramiento sobre estos temas, también se debaten entre estar a favor del corte de la cola de los perros o mantenerse firmemente al margen de esta práctica.

Los que se oponen a ella, la consideran una intervención inhumana, los que la apoyan razonan si co mismo si la tuvieran. Si un boxer, un spaniel o un rottweiler serían lo mismo con una cola larga.

Sea como sea, se trata de una práctica muy antigua que ya se conocía y estaba muy extendida en la Edad Media europea. La eliminación de la cola de los perros suponía, en aquellos tiempos y en algunos lugares, por ejemplo una reducción de impuestos para sus criadores.

También se dice que aquellos perros medievales eran más eficientes persiguiendo a las aves y a los conejos en las partidas de caza si se les privaba de la cola. Para otros investigadores, el origen de la práctica parece estar también en un intento deliberado de reducir las lesiones lumbares en ciertas razas.

Es un hecho que la selección genética que ha dado como resultado la gestación de algunas razas de perros para adaptarlos a trabajos muy especializados del campo, de la caza, de la pesca o en el pastoreo, dio como resultado algunas variedades caninas que ya nacían sin cola o con un principio de apéndice posterior diminuto.

Es el caso de la raza Welsh Corgi o los Pembroke Corgi, muy curiosa esta última. Algunos perros de las camadas nacen con cola larga y otros no, la tendencia es uniformarla cortándosela a los que las han desarrollado.

La aparición de ausencia de cola en las crías nacidas de determinadas razas es, en ocasiones, un efecto colateral resultado de la explotación de determinadas líneas genéticas en la selección de las variedades con el fin de potenciar algunas características determinadas o anular otras.

El momento elegido para cortar la cola a los perros es el de los primeros días de vida, cuando tienen apenas entre 3 y 5 días. Se argumenta también que la intervención en realidad no hace daño a los cachorros, que bien aplicada por un veterinario puede ser una formalidad más del cuidado de los animales y de la observación de su salud tras el parto.

En el lado opuesto, los amantes de los perros, fervientes proteccionistas y contrarios a esta práctica hablan de la mortandad de las intervenciones, de las faltas de control sanitario y de complicaciones posteriores por la amputación de ese apéndice que, en su razonamiento, está ahí por algo, fruto de la evolución de unos animales que, dicen, por un motivo natural siguen naciendo con ella.