Posts Tagged ‘perro’

4 causas para la hinchazón de los hocicos de los perros

Los seres humanos somos muy perspicaces a la hora de entender de estados de salud y de las situaciones emocionales de los demás. Nos basta con mirar cara a cara a quienes nos importan para apreciar en sus rostros cambios de estados de ánimo y de salud. Solemos decir que la cara es el espejo del alma, pero nos olvidamos de reconocer que también lo es de la salud.

Patrocina MascotaSana: Productos naturales para perros sanos

Nuestras mascotas tambien pueden sufrir molestas alergias

Nuestras mascotas tambien pueden sufrir molestas alergias

No hay secreto, es parte del marcado espíritu socializador de nuestra especie. Por esa razón, cuando empatizamos con nuestra mascota, cuando nos importa su estado de salud, buscamos en ellas esos mismos patrones que nos devuelven información muy cercana de cómo se encuentran. En ese sentido, nuestros perros están de suerte, porque estamos atentos a ellos por naturaleza.

Una de las patologías más comunes que podemos observar en la cara de los perros es la hinchazón de su hocico. Hinchazón, que, dependiendo del desarrollo de la afección, puede ser leve, o casi imperceptible, o resultar abultamientos escandalosamente grandes que pueden llegar a intimidarnos.

Sin embargo, más allá de la misma deformidad, lo que nos debe preocupar en estos casos no es lo que apreciamos, sino lo que no vemos. Cómo están las vías respiratorias del hocico. De la misma manera que se producen abultamientos hacia afuera, también se pueden experimentar hacia adentro en la zona nasal y dificultar la respiración.

De todo éso vamos a hablar en este comentario. En la idea de que, además de ser perspicaz y observador con las facciones de su mascota, también será sensible a las consecuencias de esos abultamientos e hinchazones de sus hocicos.

Piense que una intervención a tiempo, permitirá adoptar un tratamiento adecuado y, en consecuencia, evitarse las complicaciones. Veamos las causas más comunes de las hinchazones en los hocicos de los perros. Cuatro habituales:

-Infecciones. Las infecciones son las causas más comunes de las hinchazones en los hocicos de los perros. Todo puede comenzar con un corte o una punción previa. Verá que, en un estado avanzado de la afección, a los perros cualquier toque de hocico les resulta doloroso.

Si la lesión es grave, el veterinario tendrá que prescribir sí o sí antibióticos para el tratamiento. Acudir a un especialista es, qué menos, que una obligación. La afección puede empeorar en cuestión de horas.

Y la consecuente pérdida de apetito de los perros no hará más que agravar la afección. Los perros no querrán su comida, no estarán por sus piensos. El dolor los consumirá. Piense, además, lo molesto que puede ser masticar moviendo los músculos hinchados del hocico.

-Reacciones alérgicas. Hablamos de reacciones alérgicas, resultado de la picadura de abejas o de cualquier otro insecto. Ya sabe lo curiosos que son los perros y cómo son capaces de meter literalmente sus narices en todos lados. Hay medicamentos específicos que han de ser recetados por veterinarios y cuyas dosis dependen del peso del animal. Recuerde que este tipo de medicamentos específicos no pueden ser prescritos por una persona de una tienda de animales, la salud de la mascota está en juego.

-Mordeduras. Las mordeduras de otros animales pueden ocasionar también hinchazones en los hocicos de los perros, resultado de heridas abiertas o golpes, que pueden complicarse con infecciones si no son tratadas a tiempo.

-Intoxicación por acetaminofeno. Este agente puede inflamar el hocico de los perros, y no sólo de la punta de la nariz o la boca, sino también de algunas zonas más extensas de la cabeza. Se suelen hinchar del mismo modo las encías y el babeo puede ser persistente. Hay que tratar al animal con suma rapidez y, en casos muy extremos, se llega a realizar hasta transfusiones de sangre para contrarrestar los efectos del agente contaminante en el hígado de la mascota.

Visto lo visto hasta aquí, independientemente de la causa de la hinchazón del hocico de su perro, insistimos, no lo dude, busque ayuda de un especialista si su mascota presenta problemas para respirar o tiene vómitos. Las horas, todos los minutos cuentan.

Cómo detectar la tercera edad en los perros

Un perro mayor es un animal que presenta una necesidades de atención especiales, necesidades de más cuidados, de una adaptación de sus cuidadores a la altura de sus achaques y una dedicación a las costumbres y actividades que pueden retrasar cualquier avance en sus problemas de salud.

Acompaña a tu mascota en su tercera edad

Acompaña a tu mascota en su tercera edad

Una baza a favor de los primeros cuidados, que pueden resultar claves, está en el hecho de saber detectar los síntomas de senectud inciales de los perros. En las líneas que siguen vamos a mostrar algunos detalles físicos que pueden revelar que el perro está empezando a entrar en su vejez.

-Consumo de agua excesivo. Cuando los perros comienzan a beber agua en una proporción desacostrumbrada es síntoma de que algo no va bien. La ingesta excesiva de agua puede revelar un desequilibrio de la hormona adrenal, lo que se conoce como la enfermedad de Cushing, pero también se cosa de una infección del tracto urinario, en el caso de las perras, de infección uterina, o, lo más común, un caso de diabetes.

Lo normal es que un perro suela beber del orden de dos tazas de agua por kilo de peso corporal y día. Esta proporción obviamente no se puede considerar en los días de calor intrenso en los que los perros suelen consumir más agua para contrarrestar la deshidratación.

-Exploración del pelaje. Acostúmbrese a palpar a su perro cuando se acerca a él, cuando lo acaricie, el objetivo es detectar irregularidades en la piel y en su pelaje que puedan ser síntomas también de problemas de salud. Intente localizar bultos, quistes, caídas de pelo, rojeces. Si es así, acuda a un veterinario porque se puede estar ante otro problema de salud. Sí, un achaque de senectud.

-Problemas de respiración. El babeo excesivo y las dificultades para respirar con normalidad pueden indicar achaques a nivel cardiovascular o pulmonar en un perro en el comienzo de su etapa de senectud.

-Letargia. Todos los perros suelen experimentar un descenso de su energía vital en la edad adulta. Se les ve tomar la siesta con más regularidad y durante más tiempo que a los perros jóvenes.

Pero si el perro ofrece síntomas de no ser capaz de levantarse de su tiempo de siesta y a eso se le suma una movilidad más reducida, tal vez su perro esté sufriendo un principio de artritis que, como seguro que sabe, es común entre los perros mayores.

La artritis es un mal doloroso que llena de dolor las articulaciones y que, en fases avanzadas, inmoviliza a los animales que resultan intimidados por las molestias agudas en determinados gestos físicos.

Pero sepa también que hay diferentes tratamientos para perros que pueden retrasar la aparición de esta dolencia, procesos recuperadores y actividades con las que podrá mejorar en la medida de lo posible su calidad de vida. Consulte a su veterinario de confianza sobre este punto.

-Mala visión. A medida que su perro envejece, es normal que sus ojos ofrezcan un aspecto brumoso y hasta azulado. Pero descuide no se trata de un problema de salud, su perro podrá ver correctamente a pesar de lo que pudiera parecer. De lo que debe preocuparse es de la aparición de un rastro de opacidad blanquecino en la superficie del cristalino de sus ojos.

Sí, son caratatas, que eventualmente y en fases avanzadas pueden llegar a producir ceguera. Si tiene alguna duda sobre el alcance de la mala visión de su mascota, lo mismo, póngase en manos de un veterinario especialista en perros y háblele de la vista del animal.

Pero no deje de aprovechar el momento para una revisión general y para dejarse aconsejar de las rutinas de comida y ejercicio más convenientes para un perro que parece haber entrado en la tercera edad.

Descubre como evitar que tu perro haga un circo de la casa

A algunas personas el comportamiento saltarín de un perro les parece totalmente inapropiado para la convivencia en un hogar. Les resulta molesto. A otras, incluso, lo entienden como algo aterrador e insufrible.

Hay saludos realmente aplastantes ;)

Hay saludos realmente aplastantes 😉

Los perros inquietos que saltan sin motivo aparente pueden ser un riesgo para los niños y hasta para las personas mayores más desvalidas.

Te aseguramos que esos saltos que tanto descomponen no son un comportamiento natural de los perros, no forma parte de su instinto, y tal vez todo haya nacido del estímulo que recibieron esos mismos perros en sus tiempos de cachorro para saltar a los regazos. Las recompensas afectivas fueron el estímulo de esos comportamientos inadaptados. Y, como suele decirse, de aquellos barros son estos lodos.

Pero hay remedio para evitar que los perros ya adultos sigan haciendo de nuestro salón su circo particular. Ese comportamiento saltarín puede modificarse con unas sencillas recetas que hay que saber concretar y que, por supuesto, hay que mantener en el tiempo. Veamos los detalles de esas técnicas:

– No hagas caso cuando tu perro salta. De lo que se trata es de ignorar la acción. Prestarle atención o interactuar negativamente con un grito, empujándolo o sujétándolo con fuerza paradójicamente puede estimularlo. Recuerda que los perros buscan en ese momento tu interacción, casi la que sea, y que hasta mirarlos, un simple contacto visual, puede ser parte de su aprobación. Ya lo sabes ignorar, ignorar.

Patrocina PULLER, el dispositivo interactivo de entrenamiento para perros.

Ya verás como, después de un tiempo, estos perros acaban por frustarse y cansarse, desistiendo de este comportamiento atlético. Si, al cabo de un tiempo, ves que cambia positivamente de actitud, llámalo y salúdalo afectuosamente. Si ves que vuelve a las andadas, vuelve a ignorarlo. Repite el ciclo con frecuencia hasta hacer desaparecer ese comportamiento inadaptado.

– Premia el buen comportamiento. Mantén cerca el recipiente que contiene las golosinas de tu perro, sí, ese en el que están esos piensos compacto que suele comprar en su tienda de animales. Si ves que tu perro se sienta y se está quieto, prémialo con una de esas chucherías que le gustan. También puedes premiarle con algún accesorio como Puller, que además te permitirá hacer ejercicios e interactuar con tu perro.

Y ahora una receta para subir de nivel en la modifiación del comportamiento.

Fíjate, los saltos se suelen asociar también a la alegría con la que los perros reciben a los invitados de la casa con los que se encuentran muy a gusto. Esa alegría se puede traducir del mismo modo en saltos descontrolados.

Y para evitarlos, invita a las visitas a tomar algunas piezas de esos piensos prensados de las chucherías de tu mascota que podrán encontrar en la entrada de la casa donde las habrás dejado previamente.

Si tu mascota se sienta adecuadamente pide a tus invitados que le den alguna de esas chucherías al animal, si salta descontroladamente, haz que devuelvan el premio a su lugar y que ignoren a la mascota como ya sabes. Y que no acaricien o saluden al perro, porque eso se consideraría un premio.

– Rutina de ejercicios. Los saltos sin control de los perros pueden ser una búsqueda institntiva de atención. En este sentido, el ejercicio físico puede comportarse como un modulador de la energía desbordante de estos animales.

Derívala hacia una rutina de paseos y carreras en lugares abiertos y seguros. Se trata de un estímulo positivo que no sólo te permitirá mantener sano y saludable a tu mascota, sino que podrá mejorar tu vínculo con el animal en cada actividad y en cada salida de la rutina.

Sé paciente y busca esas opciones que te permitirán también a ti salir de tu rutina y hacer lo mismo, compartir un sano y beneficioso ejercicio con tu animal preferido.

¿Descuentos en tiendas de animales? sí, gracias

Una tienda de mascotas proporciona una localización estratégica para encontrar todo lo que un cuidador de perros necesita. Sin embargo, esa selección de artículos en un único punto de venta puede llevar aparejado un coste diferente al que podemos encontrar en un comercio generalista, pero no especializado, como los de las grandes superficies.

Con ofertas, el ahorro está garantizado.

Con ofertas, el ahorro está garantizado.

Si estamos dispuestos a buscar entre productos de mayor calidad y más específicos para nuestros perros, pero queremos gastar lo justo en una tienda de animales, tal vez le interese seguir leyendo porque vamos a darle algunas claves útiles para comprar y hacer economías al mismo tiempo ¿No sigue?

-Regístrese en el programa de fidelidad de la tienda de animales. La mayoría de los comercios de mascotas, al menos los de las cadenas que avalan marcas que funcionan como franquicias, ofrecen programas de descuentos en cada punto de venta.

Se les pide a los dueños de perros que proporcionen su dirección postal y su e-mail, así como el número y tipos de animales domésticos que viven en sus casas. La tienda, a continuación, entrega tarjetas de miembro tipo tarjeta de crédito o de tipo llavero que se pueden escanear en cada compra.

A veces las tarjetas permiten hacer descuentos al instante y para ofertas semanales o de temporada. En otras ocasiones, de lo que se trata es de acumular puntos que se pueden canjear en la tienda de manera muy diversa, generalmente con oportunidades o con productos nuevos que se pueden elegir y probar

Los miembros del programa de las tiendas de animales también pueden recibir cupones exclusivos a través del correo postal o correo electrónico, que, por lo general, se adaptan al tipo de mascota o de mascotas que hay en casa.

-Publicidad de papel periódica y con descuentos y bonificaciones. La mayoría de las tiendas de animales que funcionan como franquicias, y algunas de las que pertenecen a propietarios particulares, ponen a disposición de su clientela volantes con descuentos o bonificaciones de algún tipo.

En ocasiones, los clientes habituales pueden acceder a copias digitales de esos folletos también en línea. Para utilizar correctamente el folleto de ventas, los consumidores deben tomar nota de los artículos que compran con regularidad para sus mascotas.

Haga un plan y, un consejo, renuncie a la tentación de comprar otros artículos en la tienda si de lo que se trata es de ahorrar con sentido. Los consumidores también pueden a veces utilizar un folleto de ventas de una tienda con el fin de obtener un precio correspondiente a la misma gama pero en otra tienda similar. Llame con anticipación para ver si la tienda de mascotas tiene una política de equiparación de precios.

-Comprar productos cuando hay existencias. Muchos artículos para mascotas se agotan con mayor frecuencia, sobre todo si sus precios son atractivos, como sucede con los piensos, la comida especial y los suplementos. Con el fin de ahorrar dinero, los consumidores deben abastecerse de estos productos cuando los artículos están a la venta.

Incluso si esto significa gastar extra un mes. La ventaja es que no se tendrá que comprar los artículos de nuevo durante varios meses. Pero, ojo, hay que evitar esta estrategia cuando se trata de productos que duran mucho tiempo, tales como complementos del tipo de platos, correas, collares o juguetes.

-Búsqueda online de cupones y códigos de descuento. Hay un número muy importante de sitios dedicados a ofrecer cupones imprimibles para comprar en tiendas de animales, bonos de descuento para efectuar compras online en la mayoría de las principales tiendas de mascotas.

Las tiendas de mascotas pueden listar los cupones de acuerdo a la localización de los comercios en los que están disponibles. Algo que resulta de mucha ayuda para organizar el ahorro. Y un dato a tener en cuenta sobre ésto, los consumidores pueden tener que introducir sus códigos de área antes de poder ver los cupones.

-Busque cupones de los fabricantes. Se puede optar del mismo modo por localizar cupones de bonificación de los fabricantes de comida para perros, por ejemplo. Tenga en cuenta que estos cupones de fabricante también pueden aparecer en los medios impresos, en periódicos (en domingo) y revistas y en sitios de cupones online. La mayoría de las tiendas de mascotas aceptan cupones del fabricante.

Bueno, pues ya sabe qué hay disponible en ahorro para mascotas. Ahora es el momento de trazar una estrategia para bajar los precios de manera inteligente.

6 ventajas y alguna desventaja sobre la esterilización de los perros

La esterilización es un método de contracepción para perros hembras que consiste en la extirpación quirúrgica del útero y de los ovarios. Las razones para la esterilización de un perro son múltiples, en unos casos, puede estar motivada por el hecho de evitar embarazos no deseados; en otros casos, puede ser un medio para acabar con un comportamiento que podría calificarse como inapropiado y hasta destructivo en el animal.

Si tenemos dudas, es conveniente consultarlas con el veterinario

Si tenemos dudas, es conveniente consultarlas con el veterinario

Esterilización es un término que suele aplicarse a las intervenciones en hembras y machos de perros, pero se prefiere hablar de castración de manera específica en el caso de los machos. Los motivos para la estirilización se pueden resumir básicamente en seis argumentos principales. Veamos y valoremos cada uno de ellos:

– Evitar el nacimiento de nuevos cachorros. Los perros tienen la facultad de entrar en celo dos veces al año. Así, los mismos números nos pueden dar una idea de la responsabilidad que supone esa circunstancia, y más aún alrededor de perros que pueden vivir en casa como mascotas y en el reducido espacio de un hogar familiar. Dos celos anuales, tres o cuatro cachorros por cada uno de los embarazos subsiguientes pueden suponer de siete a nueve perros, mínimo. Una madre y seis- ocho cachorros.

– Fin de los marcajes. Los perros tienen el hábito de marcar su territorio, incluso la zona que les resulta familiar y donde toman sus piensos, su comida. Eso significa olores y suciedades con las que no estamos dispuestos a convivir. Volvemos a lo mismo, en muchos casos en espacios demasiado pequeños como para que no se conviertan en una incomodidad. Un dato revelador sobre la ventaja de la intervención para esterilizar más del 90% de los perros intervenidos dejan de poner su huella de marcaje sobre los lugares no deseados. Además, si el marcaje se produce por infección urinaria o por el estrés que pueda sufrir la mascota, que también puede ser, habremos eliminado dos riesgos más para la salud del animal.

– Prevención del comportamiento agresivo. Los perros esterilizados resultan más tranquilos. Una perra esterilizada no tendrá cambios de comportamiento resultado de sus ciclos hormonales que, como saben muchos responsables de cualquier tienda de animales, pueden ser realmente repentinos.

Los perros esterilizados suelen ser más cariñosos y su comportamiento se volverá más estable. En todo caso, hay algo negativo, los perros que han recibido este tipo de cirugía se vuelven menos activos y les toca de lleno la obesidad. La solución para este efecto no deseado es, como habrá sacado conclusión, hacer más ejercicio.

Un dato más, los perros castrados dejan de competir con otros machos en el tiempo del celo y, en consecuencia, no sufren heridas, ni les afectan los virus que ocasionalmente puedan llegar a ellos como consecuencia del contacto en las peleas.

– Prevención del comportamiento dominante. La esterilización hará a los perros más obedientes. Sin embargo, la esterilización por sí sola no puede resolver el problema por completo, por lo que también se recomienda un entrenamiento para la obediencia.

– Riesgos en los embarazos. El embarazo de una perra puede tener algunos riesgos para la salud como la eclampsia. Dar a luz también puede poner en peligro la vida de los perros. Una perra esterilizada no puede quedar embarazada, por lo que no estará expuesta a esos riesgos específicos de su salud.

– Enfermedades sexuales. Una perra que no tenga ovarios y útero tampoco estará expuesta al desarrollo de quistes ováricos, a infecciones uterinas o cánceres del aparato reproductor. Por otro lado, las perras esterilizados serán menos propensas al cáncer de mama.

La época más recomendable para la esterilización debería ser antes de que el perro hembra tuviera su primer ciclo. Si la cirugía se realiza cuando la perra es joven, será menos complicado, puede presentar menos riesgos o complicaciones.

Sin embargo, nada impide que la intervención se puede realizar en cualquier momento, incluso después de que la perra tenga sus cachorros.

Por último, la esterilización no es más que una pequeña incisión en la zona pélvica cuyo proceso de recuperación concluye en dos semanas. La intervención apenas dura una hora.

En cambio, si para concluir y resumir tuviéramos que subrayar destacar las desventajas de la esterilización en los perros, volveríamos sobre la idea comentada arriba, problemas de obesidad, cierta exposición a enfermedades relacionadas con la glándula tiroides, además de incontinencia urinaria y determinadas dificultades en las articulaciones como causas derivadas principales.

Sea como sea, la decisión de esterilizar a los perros tiene un lado personal, el que define el cuidador, y un perfil profesional, el que define el veterinario sobre la idoneidad de la intervención.