Posts Tagged ‘gato’

¿Por qué tu gato vomita un líquido amarillo?

En principio, si tu gato vomita líquido amarillo no debería causarte alarma. Por regla general, ese fluido amarillento es bilis mezclado con ácidos del estómago. Lo más probable es que el gato vomitara con el estómago vacío. Y a menos de que el gato regurgite repetidamente líquido con esa misma apariencia o de que sospechemos que ha podido ingerir algo venenoso; hay que dejarlo estar. Lo mejor que puedes hacer en estos casos, es tener a la mascota en observación un día completo para comprobar que no vuelve a suceder.

El gato vomita bilis: ¿Cuándo hay que acudir al veterinario?

El gato vomita bilis: ¿Cuándo hay que acudir al veterinario?

Por lo general, la comida ingerida permanece en el organismo del gato durante unas ocho horas. Si un gato vomita después de comer, es fácil que entre los restos de su alimentación se deje ver algo de mucosa. Si el gato vomita líquido amarillento, es obvio que el animal ha regurgitado con el estómago vacío y lo que ves es bilis.

Hay muchas razones para explicar porqué los gatos vomitan repetidamente. Por ejemplo, puede haber ingerido algo que no pueda digerir y que lo que sea esté en su estómago o en su esófago provocándole arcadas.

Enfermedades

Algunas enfermedades serias producen vómitos repetidos en los gatos, como el cáncer, las dolencias hepáticas, los problemas con el tiroides o el llamado gusano del corazón.

Cuando el gato vomita bilis, es porque, como decimos, el estómago del animal está vacío. El ácido biliar irrita la mucosa estómacalis y desencadena los vómitos. Algo que suele ser común entre los gatos a los que se le juntan las comidas.

Si tu gato vomita bilis, cambia el régimen alimenticio. Haz que coma cuatro o cinco veces al día pero con cantidades más pequeñas. O, todo lo contrario, ofrécele comida abundante por la mañana y no le pongas durante el resto del día.

Para algunos cuidadores de gatos, esta es la fórmula que les resulta más adecuada para alimentar a una mascota cuando trabajan fuera y no se está en casa para volver a ponerle comida.

Si este es tu caso, hay sistemas de alimentación temporizada que liberan una cantidad programada de pienso. Un tipo de dispositivo que podrás encontrar y comprar en cualquier tienda de animales especializada.

En el caso de que el gato simplemente tenga un malestar estomacal, muchos veterinarios recomiendan darle de beber a la mascota una taza de té de menta fuerte. Hay que dárselo a beber frío con un gotero. La menta alivia el estómago y reduce las náuseas.

Los alimentos a base de carne en gatos jóvenes pueden ser también agentes provocadores de náuseas. En ese caso, asegúrate de que la carne es un puré y no contiene trozos. También evita los alimentos ricos en sodio, sí en sal, y los que tengan condimentos añadidos.

Algo más. Si encuentras que en los vómitos, además de la bilis, hay sangre, lleva a tu gato con urgencia a un veterinario de confianza, porque podemos estar ante una herida interna, una úlcera o un tumor no detectado.

Si el vómito persiste dos días, también debes preocuparte, y si huele muy mal y lo percibes con materia fecal o tu gato no ha bebido agua en mucho tiempo. La deshidratación es un problema serio en gatos que vomitan de manera muy seguida.

Alértate de igual modo si tu gato vomita pero también muestra otros síntomas, como problemas respiratorios, diarreas, fiebre, apatía, hinchazón abdominal o pérdida de peso.

Por último, cuando lleves el gato al veterinario, no dejes de llevar una muestra de los vómitos para que pueda hacerse una idea de a qué se problema de salud se está enfrentando tu gato. El especialista veterinario podría detectar, en su caso, la presencia de toxinas o la existencia de algún parásito.

Anuncios

8 causas de vómitos en los gatos

Los vómitos en los gatos son una preocupación seria para los dueños de estas mascotas. Y es fácil adivinar por qué. Es una acción que surge de improviso y que relacionamos con algo básico, con las carencias de una alimentación adecuada. Así, resulta fácil entender que se pueda sentir que se está ante un problema de salud grave. Sin embargo, a menos que los gatos vomiten sangre o expulsen bilis, se trata de algo que resulta fácil de tratar en la mayor parte de los casos.

Existen varias razones por las que tu mascota expulsa bolas de pelo.

Existen varias razones por las que tu mascota expulsa bolas de pelo.

Veamos una lista corta, pero bien clasificada, de las causas más comunes de los vómitos de los gatos. Sólo algunas requieren un tratamiento y el apoyo de un veterinario. Empecemos con las bolas de pelo. Sí, tan comunes:

-Bolas de pelo. Probablemente es la primera de todas las causas de vómitos de los gatos. Seguro que lo sabe, los gatos se pasan su lengua áspera como el papel de lija, se limpian a sí mismos, se acicalan con la saliva y es fácil que los pelos arrastrados acaben en su aparato digestivo generando un atasco en el estómago.

Pero, a lo que vamos, los gatos tienen un sistema de desatasco natural. Una o dos veces al mes, cuando se saturan, suelen regurgitar la masa de pelo acumulada. No hay nada de lo que preocuparse. Ese es el origen de este tipo de vómitos.

-Comer demasiado rápido. Si su gato come sus piensos de manera muy rápida, porque está estresado o porque tiene que competir por la comida con otros gatos, los vómitos pueden ser parte del problema. Una comida mal digerida que no se puede asimilar y que el gato expulsa.

Una solución puede ser colocar los piensos para cada gato en cuencos diferentes para hacer desaparecer esa competencia y esas carreras. Ya sabe que los puede comprar en una tienda de animales y que hay muchos modelos para elegir.

-Alimentación no digerible. Los gatos son animales curiosos a los que les encanta mordisquear de todo. Papel, cuero, maderas blandas, telas… Eso puede hacer que algunas materias no precisamente comestibles acaben en su conducto digestivo. El acto reflejo de expulsarlo puede convertirse en un vómito.

-Cambio de dieta. Los gatos llevan mal los cambios repentinos de alimentación. Si sustituye comidas húmedas por piensos secos de hoy para mañana, su sensible sistema digestivo puede acusarlo. Tómese el tiempo para adaptar a su mascota a la nueva alimentación. Hágalo gradualmente, poco a poco.

-Alergias e intolerancias alimentarias. Algunos de los ingredientes de las comidas de los gatos pueden resultarles alérgicos y vomitar ser parte del plan natural para eliminar lo que no puede servir de comida.

Intente precisar qué alimentación es la que le resulta problemática a su gato. Éso sí, acuda a un veterinario para evaluar el caso. Seguramente le propondrá un cambio en la dieta. Otra cosa más, intente no prolongar durante mucho tiempo la alimentación del animal con esa comida porque los vómitos llevan consigo procesos de deshidratación a los que los gatos son muy sensibles.

-Infecciones. La salmonella o la giardia pueden producir infecciones internas en el organismo de los gatos y generar vómitos. Acudir a un especialista veterinario es de obligado cumplimiento.

-Parásitos. La anquilostomiasis, la lombriz intestinal, la tenia o algunos tipos de gusanos pueden desencadenar diarreas, pérdida de peso, debilidad y vómitos generalizados. Es importante que acuda en estos casos cuanto antes también al veterinario para que determine el alcance de la afección y pueda ofrecer un tratamiento.

-Venenos. Lo mismo, los gatos son animales muy curiosos y comer y beber de lo que no deben puede ser un problema. La relación de plantas que pueden resultarles venenosas es extensa, pero podemos incluir entre las más comunes, a las adelfas, al filodendro, a la hiedra inglesa, al geranio común, al ave del paraíso, al helecho espárrago, al lirio de los valles, y tantas otras menos corrientes.

Una receta de urgencia. Si cree que su gato ha comida algo que no debe, hágale tragar un cuarto de cuchara pequeña de sal antes de acudir rápidamente al veterinario. Es un remedio paliativo de urgencia que no sustituye al tratamiento posterior que debe indicar el veterinario.

Lo dicho, los vómitos de los gatos pueden resultar intimidantes, pero, como ve, en la mayor parte de los casos, su origen y soluciones están más cerca de nuestra mano de lo que pensamos.

Gatos con lombrices en busca y captura

Los gatos tienen unos enemigos casi invisibles y bastante letales en cada una de las diferentes variedades de gusanos. Gusanos como las tenias, las temidas lombrices, los tricofélaos o los nemátodos. Parásitos que no sólo pueden transmitirles a los gatos una completa variedad de enfermedades, sino que, además, resultan altamente contagiosos.

Se puede mantener la buena salud de nuesta mascota siguiendo pautas sencillas

Se puede mantener la buena salud de nuesta mascota siguiendo pautas sencillas

La mejor estrategia contra estos pequeños animales empieza por una buena prevención. Una prevención que ofrecerá garantías para mantener la salud de los gatos y, por extensión, la de otros animales de compañía que hagan hogar con nosotros.

Así, ¿qué hacer para prevenir la aparición de esta fauna en nuestros gatos?

-Limpieza exhaustiva de las materias fecales. Sea cuidadoso con los excrementos y con toda la serie completa de fluidos corporales de sus gatos. No deje que permanezcan al aire libre por mucho tiempo, ni siquiera en su jardín. No deje que su mascota entre en contacto con ellos. Los excrementos son un hábitat ideal para éstos y otros parásitos comunes de los gatos como nos recordará un responsable de una tienda de animales con experiencia a donde acudamos a comprar sus piensos, sus suplementos y su comida en general.

Observe cuidadosamente lo que come su gato. Es importante que supervise lo que come su gato cuando no está en casa, cuando entra en contacto con otros animales, roedores, pero también pajaros o incluso insectos. Todos ellos son vectores de propagación de parásitos que pueden afectar a la salud de su mascota. Piense que una vez que su gato ingiera, por ejemplo, una pulga, ésta pasará a su tracto digestivo y proliferar. Ojo, porque ofrecer carne cruda o poco hecha a su gato puede significar darle una ración no deseada de estos organismos patógenos.

Si se ha producido una contaminación con gusanos, aisle a su gato, especialmente, como comentábamos, si tiene otros animales en casa. Eso significa hacer sus comidas aparte, dormir en un lugar diferente y no compartir juguetes y especialmente los utensilios de su alimentación y sus cajas de arena para las necesidades. Los niños de casa también han de alejarse de los gatos, de su foco potencial de contaminación. Ojo con éso.

Si su gato está infectado, no de a otro gato o a su perro el mismo tratamiento. Consulte a su veterinario de confianza. No haga tratamientos preventivos -que es una forma de automedicar a las mascotas- a su manera. Hay toda una serie de medicamentos orales y de aplicación tópica para luchar contra este tipo de parásitos, del que el Drontal es el más popular.

Es importante que los gatos debilitados recuperen el tono de sus sistemas inmunitarios. Una dieta equilibrada y nutritiva, con sus suplementos irán en la dirección contraria de la afección. Los veterinarios suelen recomendar suplementos vitamínicos y hasta dietas reforzadas para restablecer la salud de los gatos afectados por estos gusanos.

Recuerde que los gatitos también pueden ser afectados por los gusanos cuando se alimentan de la leche de madres infectadas. Y esto es así también porque sus sistemas inmunitarios aún no se han desarrollado. Hay un calendario de desparasitación para gatitos al uso que recomienda la primera acción a las seis semanas de vida y luego a las ocho y a las diez. Es algo que le recordará un veterinario competente. En el caso de que la madre gato tenga parásitos de este tipo, la norma es esperar hasta después del parto para ponerla en tratamiento y eliminarlos.

Se suele recomendar como medida preventiva un examen de las heces una o dos veces al año y para comprobar que no tienen parásitos en el sistema digestivo.

Ya sabe cuales son las pautas. Se trata de la salud de su gato.

¿Gatos perdidos? ¿Casos perdidos? Nunca

Los gatos perdidos nunca son casos perdidos, porque siempre hay una esperanza de encontrarlos sanos y salvos. Y es que, el comportamiento huidizo, independiente, poco dado a relacionarse y a depender de los humanos que resulta muy diferente del de los perros; los puede hacer desaparecer por un tiempo de nuestro entorno, sin que por ello estén realmente extraviados.

Patrocina MascotaSana: Productos naturales para Gatos Sanos

No hay que perder la esperanza de volver a encontrar la mascota.

No hay que perder la esperanza de volver a encontrar la mascota.

En cualquier caso, nos proponemos compartir algunas claves para dar con el paradero de un gato que ha desaparecido por voluntad propia o por las circunstancias.

-Busque en los alrededores y en casa. Puede que su desaparición tenga que ver con que la mascota haya quedado atrapada. A los gatos, seguro que ya lo sabe, les gusta esconderse en los conductos de ventilación, detrás de los electrodomésticos, entre los muebles…

Una manera sencilla, pero eficaz de averiguar su paradero es recorrer esos lugares de riesgo o de ocultamiento potencial y hacerlo agitando el paquete de golosinas que usted suele comprar en su tienda de animales para su mascota. El sonido característico le hará salir a por comida. En el caso de que esté atrapado, no le quepa la menor duda de que vocalizará para llamar su atención, sobre todo si su gato es sociable y le reconoce.

-LLámelo por su nombre. Recorra las zonas en las que piense que pueda estar su gato y llámelo por su nombre y en el tono que le resulte familiar a la hora de servirle la comida. Lo mismo, si su mascota puede acudir a su llamada, vendrá, si no, le maullará.

-Ir de puerta en puerta. Deje hojas con la foto de su gato en el entorno de su vecindario, hable con los vecinos de la pérdida, vaya de puerta en puerta, y no olvide incluir en los volantes toda aquella información que considere importante para la salud del animal, alergias y patologías.

Microchips y collares con identificación. En cualquier tienda de animales usted podrá encontrar collares que comprar y en los que podrá colocar el nombre de la mascota y la dirección a la que acudir en caso de extravío.

Por cierto, utilice collares especiales de los que evitan estrangulaciones accidentales. Pregunte también en su tienda de animales. Por lo que se refiere a los microchips, éstos se colocan debajo de la piel de los gatos de manera invisible y son una herramienta fundamental para saber la procedencia de las mascotas perdidas y con un simple escaneo.

Una operación que puede realizar cualquier veterinario que seguro que se pondrá en contacto con usted apenas descargue sus datos de contacto del microchip. Ya ve que los microchips pueden resultar fundamentales en estos casos.

-Llame a los centros de control animal de su zona. Pregunte por los gatos recogidos o entregados, descríbales el suyo, pida que tomen nota para que contacten con usted en el caso de que aparezca un animal con sus referencias. En el caso de que los gatos suelan ser sacrificados en esos centros por falta de disponibilidad de espacio para los animales, no dude en desplazarse a ellos para pedir información y dar cuenta de su búsqueda.

Y lo dicho, nunca pierda las esperanzas. El área territorial de un gato macho en una ciudad puede ocupar una superficie de un kilómetro cuadrado, pero la concentración urbana puede obligarlos a desplazarse y perderse en una aventura nocturna.

Si cree que esta información puede ser útil a alguna persona amante de los gatos, compártala como una garantía.

¿Descuentos en tiendas de animales? sí, gracias

Una tienda de mascotas proporciona una localización estratégica para encontrar todo lo que un cuidador de perros necesita. Sin embargo, esa selección de artículos en un único punto de venta puede llevar aparejado un coste diferente al que podemos encontrar en un comercio generalista, pero no especializado, como los de las grandes superficies.

Con ofertas, el ahorro está garantizado.

Con ofertas, el ahorro está garantizado.

Si estamos dispuestos a buscar entre productos de mayor calidad y más específicos para nuestros perros, pero queremos gastar lo justo en una tienda de animales, tal vez le interese seguir leyendo porque vamos a darle algunas claves útiles para comprar y hacer economías al mismo tiempo ¿No sigue?

-Regístrese en el programa de fidelidad de la tienda de animales. La mayoría de los comercios de mascotas, al menos los de las cadenas que avalan marcas que funcionan como franquicias, ofrecen programas de descuentos en cada punto de venta.

Se les pide a los dueños de perros que proporcionen su dirección postal y su e-mail, así como el número y tipos de animales domésticos que viven en sus casas. La tienda, a continuación, entrega tarjetas de miembro tipo tarjeta de crédito o de tipo llavero que se pueden escanear en cada compra.

A veces las tarjetas permiten hacer descuentos al instante y para ofertas semanales o de temporada. En otras ocasiones, de lo que se trata es de acumular puntos que se pueden canjear en la tienda de manera muy diversa, generalmente con oportunidades o con productos nuevos que se pueden elegir y probar

Los miembros del programa de las tiendas de animales también pueden recibir cupones exclusivos a través del correo postal o correo electrónico, que, por lo general, se adaptan al tipo de mascota o de mascotas que hay en casa.

-Publicidad de papel periódica y con descuentos y bonificaciones. La mayoría de las tiendas de animales que funcionan como franquicias, y algunas de las que pertenecen a propietarios particulares, ponen a disposición de su clientela volantes con descuentos o bonificaciones de algún tipo.

En ocasiones, los clientes habituales pueden acceder a copias digitales de esos folletos también en línea. Para utilizar correctamente el folleto de ventas, los consumidores deben tomar nota de los artículos que compran con regularidad para sus mascotas.

Haga un plan y, un consejo, renuncie a la tentación de comprar otros artículos en la tienda si de lo que se trata es de ahorrar con sentido. Los consumidores también pueden a veces utilizar un folleto de ventas de una tienda con el fin de obtener un precio correspondiente a la misma gama pero en otra tienda similar. Llame con anticipación para ver si la tienda de mascotas tiene una política de equiparación de precios.

-Comprar productos cuando hay existencias. Muchos artículos para mascotas se agotan con mayor frecuencia, sobre todo si sus precios son atractivos, como sucede con los piensos, la comida especial y los suplementos. Con el fin de ahorrar dinero, los consumidores deben abastecerse de estos productos cuando los artículos están a la venta.

Incluso si esto significa gastar extra un mes. La ventaja es que no se tendrá que comprar los artículos de nuevo durante varios meses. Pero, ojo, hay que evitar esta estrategia cuando se trata de productos que duran mucho tiempo, tales como complementos del tipo de platos, correas, collares o juguetes.

-Búsqueda online de cupones y códigos de descuento. Hay un número muy importante de sitios dedicados a ofrecer cupones imprimibles para comprar en tiendas de animales, bonos de descuento para efectuar compras online en la mayoría de las principales tiendas de mascotas.

Las tiendas de mascotas pueden listar los cupones de acuerdo a la localización de los comercios en los que están disponibles. Algo que resulta de mucha ayuda para organizar el ahorro. Y un dato a tener en cuenta sobre ésto, los consumidores pueden tener que introducir sus códigos de área antes de poder ver los cupones.

-Busque cupones de los fabricantes. Se puede optar del mismo modo por localizar cupones de bonificación de los fabricantes de comida para perros, por ejemplo. Tenga en cuenta que estos cupones de fabricante también pueden aparecer en los medios impresos, en periódicos (en domingo) y revistas y en sitios de cupones online. La mayoría de las tiendas de mascotas aceptan cupones del fabricante.

Bueno, pues ya sabe qué hay disponible en ahorro para mascotas. Ahora es el momento de trazar una estrategia para bajar los precios de manera inteligente.

Gatos sin malas pulgas

Uno de los parásitos más temidos por los cuidadores de gatos es la pulga. Muchas de las personas que aman a los gatos desarman su interés por acabar con ellas por culpa de una idea equivocada sobre la supuesta higiene peculiar de los gatos -ya sabe, los gatos no se bañan-. Con ello, las pulgas salen ganando. Pero una cosa no tiene nada que ver con la otra.

Gato con pulgas

Gato con pulgas

A un gato se le puede mantener su cuidado corporal sin abandonar la lucha contra las temidas pulgas ¿Cómo? Pues con collares antipulgas, con tratamientos tópicos u orales adaptados a los gatos y con champús y aerosoles. De todo ello vamos a hablar en las siguientes líneas en la idea de poner de relieve lo fácil que es apartar a las pulgas de los gatos.

Para empezar ¿cómo operan los productos antipulgas? Pues de una manera sencilla, rompiendo el ciclo vital de estos incómodos bichos. Eliminan a los huevos de las puestas efectuadas en la piel y en el pelaje de los gatos, a sus larvas y, en su caso, a los individuos adultos. Así, en este último caso, muertas las pulgas adultas, no habrá puestas futuras.

Hay que tener en cuenta, en todo caso, que una vez que se ha iniciado la infestación de las pulgas, éstas pueden ser difíciles de erradicar. Una forma igualmente sencilla es pasar diariamente la aspiradora para absorber las que se hayan colado en los lugares que frecuentan sus gatos, en las alfombras, cojines y demás.

Resulta imprescindible del mismo modo deshacerse de las bolsas de la aspiradora para evitar que puedan concentrar huevos sin eclosionar, lo que, a la larga se convertirá en un problema.

En el caso de su ropa de la cama, en el de las sábanas en las que le gusta dormitar a su gato, trátelas con cloro en los lavados habituales, hará desaparecer cualquier rastro de huevos y de minúsculas larvas que puedan contener.

Por lo que se refiere a su jardín, las plantas, la hierba pueden ser cómodos huéspedes circunstanciales para ese mismo tipo de precursores de las plagas de pulgas de los gatos. Asesórese para tratar las superficies ajardinadas de manera conveniente y con un tratamiento que sea compatible con su mascota. Pregunte en su tienda de animales, donde suela comprar sus piensos, sus suplementos, su comida.

-Collares antipulgas. Los collares antipulgas contienen productos químicos seguros y suficientemente estudiados que no hacen otra cosa que liberarse de manera controlada y que resultan absorbidos por el pelaje y la grasa corporal de la piel de los gatos.

Se trata de una buen sistema de prevención contra la aparición de estas plagas. Pregunte en una tienda de animales donde suela comprar los juguetes y todo para la alimentación de su gato.

-Tratamientos tópicos. Los agentes inductores de las preparaciones antipulgas se colocan en un lugar muy preciso, en los omóplatos de los gatos. Los tratamientos tienen una efectividad aproximada de unos treinta días y son los responsables de lo que comentábamos más arriba, de crear dificultades en la aparición de huevos, larvas y en el desarrollo de pulgas adultas.

-Tratamientos orales. Funcionan poco más o menos como lo hacen las de aplicación tópica en pastillas. Se administran dándolos a comer a los gatos y tienen una duración efectiva de treinta días. Los efectos contra las plagas de pulgas son exactamente los mismos que los de usos tópicos. Las cantidades de pastillas dependerán del peso, del sexo y del estado general de los gatos.

-Champús antipulgas. Se emplean especialmente por su probada eficacia contra las pulgas adultas. Suelen estar compuestos de piretrina, un insecticida que ayuda a combatir también a otros parásitos de los gatos como su garrapata.

-Aerosoles y sprays antipulgas. Se trata de los medios más socorridos para combatir grandes infestaciones, en 24 horas son capaces de matar a las pulgas adultas del cuerpo de los gatos y en las zonas tratadas. La duración del tratamiento, dependiendo del producto y de su concentración, se puede alargar hasta los dos meses incluso. Lo cual supone un tanto a favor de la prevención de infestaciones futuras.

Y esto es todo. Esta es toda la panoplia de agentes exterminadores de las pulgas de los gatos que su veterinario de confianza ya conoce. Con esta información ya tiene mucho ganado en la batalla contra las temidas pulgas de su mascota ¿No cree?

Recetas para cuidadores de gatitos madres de alquiler

Los gatos pequeños necesitan estar con sus madres durante las primeras ocho semanas de vida, sin embargo, si esto no es posible, usted tendrá que hacer las veces de madre de alquiler ¿Se atreve? La vida de su pequeña mascota, es tan dependiente, y, por tanto, tan frágil que se trata de una cuestión vital ¿Cómo no se va a atrever?

Cuando la gata rechaza a sus crías, los dueños tiene que crialas como madres adoptivas.

Cuando la gata rechaza a sus crías, los dueños tiene que crialas como madres adoptivas.

En las líneas que siguen le vamos a indicar cómo ejercer de madre gato durante el periodo más crítico, las tres primeras semanas de vida de los gatos pequeños.

Para empezar usted necesitará de algunos elementos que créalo son indispensables. Pasémosles revista en una lista improvisada:

-Una canasta o cesto pequeño en el que dormir. Como les ocurre a los seres humanos, a los bebés, los gatos pequeños pasan la mayor parte del tiempo durmiendo en sus primeras semanas.
De lo que se trata es de crear un entorno pequeño, acogedor, confortable, con la capacidad de mantener una temperatura estable en el pequeño animal. Mantas y toallas usadas, pero limpias, pueden ayudar a este fin. Tampoco se olvide de evitar corrientes de aire y de reservar la habitación más protegida, más cálida y acogedora de casa para su pequeña mascota. Se trata de huir de la hipotermia.

-Diversión para gatos. Más cosas, más elementos que sin duda encontrará y podrá comprar en una tienda de animales: Juguetes para gatos pequeños, o algo con lo que hacerlos usted mismo, por ejemplo, trozos de papel grandes y secos, como los de envolver, aunque debe cuidar que no tengan tinta o piezas o partes pequeñas que se puedan desprender y que hagan daño a los gatos pequeños.

-Recipiente para la comida. Más cosas que encontrar y comprar en una tienda de animales, un comedero para su alimentación, para su leche, y para el agua. Y para que vaya practicando con la higiene personal, un espacio donde poner la arena de gatos para sus necesidades.

-Gatos a examen. Los gatos pequeños deben pasar un examen veterinario para garantizar su salud, para comprobar que no tienen ni malformaciones, ni dolencias no detectadas, además de parásitos. Por supuesto. Otra cosa que ha de tener en cuenta, no precisamente ahora, pero sí para algo más adelante, los gatos pequeños reciben sus primeras vacunas contra enfermedades y dolencias básicas hacia las ocho o nueve semanas. Téngalo en cuenta.

-Primeras comidas. Usted no podrá amamantar a su gatito si es madre sustituta, pero tendrá que hacer las veces de ella. Piense que hasta los diez días después de haber nacido el gatito no abre los ojos, en el caso de su alimentación, usted tendrá que proporcionarle su leche recomendada y de una tienda de animales, directamente con una jeringa.

Atienda las instrucciones del fabricante de la leche, teniendo en cuenta en las dosificaciones el peso del animalito. Tenga muy en cuenta que un gato pequeño jamás tendrá las mismas necesidades que un gato adulto, fundamentalmente en lo que se refiere a grasas y proteínas, que es más alta para los pequeños que han de asimilar estos suplementos para formar sus huesos y sus órganos aún inmaduros.

La comida de los gatos pequeños ha de ser húmeda y altamente digerible, las comidas secas no llegarán a su dieta hasta la octava semana de vida. Por otro lado, los gatos pequeños deben ser alimentados de diez a doce veces cada veinticuatro horas o lo que es lo mismo, cada dos horas.

Otro dato, no alimente a su gatito con leche de vaca, porque le puede producir diarreas o una fuerte indigestión, su organismo no está adaptado para procesar la lactosa de ese tipo de leche.

Hacia las dos semanas, los gatos pequeños no comienzan a desarrollar su dentición, y, a partir de la tercera semana, debería ya servir la comida en un plato para acostumbrarlo a él para cuando comience la comida sólida.

Los gatos pequeños no pueden defecar sin ayuda. La madre gato suele ayudar a los gatitos a hacerlo lamiendo su recto. Su forma de hacerlo será utilizar un paño húmedo y limpio para masajear el abdomen del gato y su orificio rectal con la intención de estimular su tracto intestinal y ayudarlo a defecar.

A esa edad, el gato aún no puede usar la caja de la arena de forma apropiada, por lo que usted deberá estar al quite para limpiar después de que haga sus necesidades

-Juegos personalizados. Las primeras semanas son esenciales para determinar el comportamiento de su gato. Si el gatito está con su madre y sus hermanos, aprenderá cómo jugar con seguridad y estará en condiciones de socializarse. Sin embargo, si su gato permanece solo, tendrá que abrazarlo y jugar con él para desarrollar una relación similar a la de sus congéneres.