Posts Tagged ‘fósforo’

La alimentación vegetal en los perros

Existe desde hace años una controversia alrededor de las dietas alternativas de los perros. La controversia gira en torno a la defensa que algunos amantes de los perros que son vegetarianos hacen de una alimentación para sus mascotas en la misma línea. Dieta vegetal natural para los perros, como forma de garantizar una comida sana, la misma que se procuran en su vida diaria los dueños de las mascotas.

¿Su perro quiere probar un pienso nuevo? Visite nuestra tienda de piensos para perros

La alimentación en perros, ya sea vegeteranista o no, debería consultarse con el veterinario

Los vegetarianistas hablan de estudios que demuestran que una dieta de carne en exclusiva para los perros, sin que exista un añadido de vitaminas y minerales adecuados, produce huesos no consistentes y carencias nutricionales que dejan a lo perros en un estado de salud tan mermado que puede, en casos extremos, provocar la muerte del animal o desencadenar afectaciones que desemboquen en enfermedades que acaben también con ellos.

Los vegetarianos que defienden la dieta sin carne de sus perros creen que, por ejemplo, las dietas de sólo carne son deficitarias en calcio, además de yodo, pero también de vitamina B1 y A, y, muy particularmente, presentan una mala relación entre fósforo y los aportes de calcio al organismo del perro. Algo que los cuidadores de los perros reequilibran en las comidas de sus animales con los suplementos que están disponibles en el mercado y que se pueden comprar en las tiendas de animales.

En defensa de la dieta natural, los vegetarianistas defienden que los perros en un entorno salvaje, no solamente roen los huesos de los animales que devoran, sino que también ingieren los intestinos que les aportan las grasas vegetales que también necesita su organismo.

La filosofía del vegetarianismo sigue una lógica aplicada a la alimentación de los perros que identifica también como erróneo, desde el punto de vista ético, que se sacrifiquen animales para dar de comer a otros animales, en este caso, los perros, y que se destinen importantes recursos para la nutrición que podrían llevar a alimentar de manera más eficiente a las personas que más lo necesitan, para las que una dieta equilibrada es motivo de salud en las áreas del mundo donde la alimentación es particularmente deficiente. 

Un dato a tener en cuenta en la alimentación de los perros con vegetales es que sus conductos digestivos son proporcionalmente más reducidos que los de los seres humanos. Éso significa que un exceso de fibra en la comida puede resultarles incómodo a los perros, por otro lado, cualquier intento de cocinar las verduras para reducir ese riesgo les supone también la eliminación de una parte de las vitaminas necesarias para su alimentación. Se rompe las fibras, se hace más digestiva su ingestión, pero desaparecen las vitaminas esenciales para la alimentación del perro. Por esa razón es importante acompañar las comidas de los perros con suplementos vitamínicos que les ayuden a mantener el equilibrio de la dieta si encontramos que se produce una desproporción en ella. Esos suplementos vitamínicos los podemos comprar en las tiendas de animales.

Las características de las heces de los perros, si tienen diarrea o no, por ejemplo, nos dará la medida del efecto de la alimentación vegetal que se haya considerado para el animal. Hay que recordar también que cualquier exceso de picante es perjudicial, como lo es la administración de comidas fuertes, como también lo es la alimentación presentada o muy fría o muy caliente. Un dato, el consumo elevado de patata da lugar a una ingesta de azúcares en su comida que, no solamente puede ser perjudicial por la creación de grasas y sobrepeso en el perro, sino que puede generar caries en su dentición y, a la larga, la pérdida de algunas de sus piezas.

Los perros necesitan también de alimentos duros para ejercitar la masticación y una dieta blanda, en principio como las que se apuntan los vegetarianistas tiene ese problema de base. Las tiendas de animales tienen a disposición de los criadores unas galletas que se pueden comprar en diferentes formatos de paquetización, ideales para todos los tamaños y razas de perros, que éstos saborean y que son un aliado útil para ayudar a fortalecer las encías de las mascotas. 

Pero ¿dónde encontrar los nutrientes básicos de una dieta equilibrada para perros alimentados al estilo vegetariano? Los vegetarianos apuntan fuentes sencillas. Las proteínas en las legumbres, en los cereales integrales y en los frutos secos, además de en el queso, los huevos y la harina de soja. Algunas de estas proteínas ya viene contenida en los conocidos caprichos y golosinas para perros que los amantes de estas mascotas también pueden comprar en las tiendas de animales.

Las grasas y aceites insaturados en los aceites y semillas de girasol, linaza o soja; los saturados en las mantequillas, los huevos, las aceitunas y en el aceite de oliva, por supuesto. Los hidratos de carbono en las castañas, también en las legumbres, en las frutas desecadas o en el azúcar, y las fibras en los cereales y en las legumbres. Con lo que respecta a las vitaminas y lo minerales, en principio, todos los alimentos, en su dosificación adecuada, deben contener las, y, en su caso, incorporarlas con los suplementos que también se pueden comprar en las tiendas de animales.

Sea como fuere, cualquier acción o intervención sobre la dieta de nuestro perro ha de sopesarse con quien realmente tiene un conocimiento sobre las variables nutricionales de estas mascotas, el veterinario. El mejor aliado en la salud y en el bienestar de nuestro perro.

Un pienso equilibrado para mantener la salud de las uñas de los perros

Los perros que conviven con nosotros en nuestro hogar como mascotas no dejan de ser animales domesticados que, en su día, y no hace mucho tiempo de éso; eran salvajes. Sus organismos, sus dientes, sus sentidos, sus extremidades, nos recuerdan que están preparados para digerir como sus hermanos carnívoros, como el lobo, o para correr y valerse de su instinto para sobrevivir.

Un pienso de calidad contribuye a tener las uñas de tu mascota más sanas

La domesticación ha hecho que el entorno del perro se haya modificado irreversiblemente para compartir espacio con el hombre, a veces en el reducido habitáculo de una vivienda, y adaptado a costumbres que ya no son naturales.

En la naturaleza, el perro corre, salta, perseguía a su presa, desgastando las uñas, en nuestras casas, este ejercicio y el limado natural de las uñas ha desaparecido prácticamente.

Los perros que tienen la posibilidad de moverse fuera, sobre piso duro, aún pueden limar sus uñas de forma más o menos regular, los de casa no. Para los que conviven en nuestro domicilio familiar, la alternativa es el cortado periódico de las uñas.

Si a un perro no se le cortan convenientemente las uñas, éstas pueden crecer de forma desmedida, enredarse en cualquier objeto de casa, como una alfombra o una cortina, y partirse y hasta perderla. Hay que tener mucho cuidado en cómo se corta y qué instrumentos se utilizan para hacerlo.

En las tiendas especializadas de animales, es posible comprar tijeras, ergonómicas y económicas, que se pueden usar con mucha comodidad y, sobre todo, con seguridad.

Y de la misma manera que debemos operar con cuidado cuando cortamos las uñas de nuestro perro, es imporante también conocer qué alimentos, que comida deberemos adminsitrarle para que sus uñas crezcan sanas y fuertes.

El calcio y el fósforo son los elementos imprescindibles que contribuyen a la formación y al fortalecimiento de las uñas de los perros. Su presencia en la dieta, en la comida del perro, es vital. Sin embargo, hay que tener en cuenta algo muy importante, que la proporción de calcio tiene que estar muy bien equilibrada en la comida para perros, el exceso o la carencia de las cantidades adecuadas puede generar, a la larga, problemas de salud en el animal.

El calcio y el fósforo para el perro no puede venir del consumo exclusivo de leche. La leche tiene lactosa que puede provocar la intolerancia en un perro adulto. El tubo digestivo del perro no segrega las enzimas necesarias para su asimilación, provocándole diarreas.

En la comida de perros, que podemos comprar en cualquier tienda especializada de animales, tanto el calcio como el fósforo provienen de harina de huesos, la de la comida en seco, en forma de pienso, y la de la enlatada húmeda.

El calcio y el fósforo ayudan a la salud de las uñas del perro, pero ambos elementos están más unidos y relacionados de lo que parece. Cuando se produce un aumento del fósforo en sangre, también aumentan los niveles de calcio y al revés, cuando hay una merma del fósforo, el calcio disminuye.

Una de las formas de reducir sin querer la cantidad de calcio en sangre es alimentar al perro sólo con carne, es lo que se llama hiperparatiroidismo nutricional, sobre todo en el periodo de crecimiento. La carne y los cereales son muy pobres en calcio y aportan proporciones muy pequeñas al animal.

Si se produce esta carencia de forma prolongada, la reacción del organismo del perro es la de enviar el calcio, que debería derivarse a los huesos y las uñas, hacia la sangre, con lo que el desequilibrio del calcio y del fósforo está asegurado. El animal no sólo se descalcifica y sus uñas se vuelven débiles y frágiles, sino que su salud general se ve seriamente amenazada con consecuencias imprevisibles para la vida de nuestro perro.

Los mejores piensos, los de las marcas de comida de calidad para perros, que podemos comprar en las tiendas de animales especializadas, nos ofrecen alimentos equilibrados en fósforo y calcio que contribuyen a mantener en buen estado las uñas de nuestras mascotas.