Posts Tagged ‘cuidado de perros’

Estrategias para la hidratación de los perros, jugando y comiendo y ambas cosas

Seguramente estará familiarizado con la deshidratación, la falta de agua por una ingesta inapropiada, menor a la recomendada. Y lo estará porque seguro que ha sufrido sus efectos. Pero ¿se ha parado a pensar cuáles pueden ser en los perros? ¿cómo la sobrellevan y qué estrategias pueden resultar más adecuadas para mitigar sus efectos o su aparición?

Patrocina MascotaSana: Productos para la alimentación sana de perros

¡Hidrata y refresca a la vez! ;)

¡Hidrata y refresca a la vez! 😉

Pues de todo eso vamos a hablar en estas líneas, de la deshidratación en los perros y de caminos sencillos para generar el hábito de beber agua y rehidratar a su mascota?
De entrada piense en esta cifra, si en las personas la cantidad de agua que corresponde al peso corporal es de un 75-78%, en el caso de los perros hablaríamos de un 90% ¿Sorprendente, no? El agua es aún más importante en la constitución física y en la salud de estos animales.
También por esa misma razón, cuando los perros no beben agua el riesgo de muerte es una preocupación importante. Un perro severamente deshidratado puede morir en cuestión de unos pocos días.
Para que esto no ocurra, para que usted tome el control sobre la hidratación regular de un animal que puede no mostrarse colaborativo para tomar agua, le proponemos unas sencillas estrategias para lograrlo. Cinco argumentos para conseguir que los perros beban agua utilizando la comida, los piensos que podemos comprar en su tienda de animales. Todo como motivación.

-Olor y sabor desagradables. Los perros no beben en vasos como los humanos, limpios y pulcros. Se les suele poner un cuenco en el suelo como el de su comida, el que se llena con piensos, e, independientemente de cómo esté el agua a lo largo de uno o dos días, se le hace beber ahí sin pensar cuan agradable o desagradable puede ser esta tarea básica para el animal.
Los perros que comen y beben agua en cuencos diferenciados pero cercanos, acaban dando sabor y con el tiempo olor al agua que toman. Y, en algunos casos, ese sabor u olor desagradables son suficientes para que el animal rechace beber. Si el agua no se limpia y la rechazan muy a menudo, el resultado puede ser una deshidratación que no advertiremos. Ojo con éso. Cambie el agua de los cuencos una o dos veces al día.

-Cuencos de plástico. Otro dato. Los cuencos de plástico que se venden en tiendas comunes que no son especializadas para animales no ofrecen garantías. Se suelen deformar con el calor o la presión, y, peor aún, adoptar sabores extraños. Apúntese a comprar cuencos para perros en tiendas de animales que le ofrezcan garantías de calidad.

-Agua congelada. Si los perros no beben agua, pruebe a jugar con ellos con trozos de hielo grandes. A algunos les gusta lamer el hielo durante horas. Pero retíreselo cuando el trozo de hielo, de tanto lamer, se haya convertido en un peligro para el animal de forma que se pueda asfixiar.

-Alimentación enlatada. La comida enlatada suele tener una proporción mayor de agua que la seca, los piensos secos. Aunque ya sabe que algunos piensos deshidratados necesitan de agua para alcanzar su punto ideal. Consulte en su tienda de animales de confianza donde acuda a comprar comida y suplementos.

-Diarreas y vómitos. Seguramente se lo recomendará su veterinario, pero no está de más recordar que a los perros les sucede como a las personas, con vómitos y diarreas, con las pérdidas de líquidos, de fluidos, por esas evacuaciones persistentes es necesario tomar la estrategia de recuperar el nivel de hidratación de su organismo. Un perro con vómitos o diarrea, o ambas cosas, debe tomar agua sí o sí.

El agua es vital para un perro, asúmalo, pero haga algo más, busque acomodar algunos de estos consejos para mejorar la hidratación de su mascota de forma natural, unas veces jugando, otras comiendo, las más de las veces jugando y comiendo. ¿Quiere intentarlo?

La alimentación vegetal en los perros

Existe desde hace años una controversia alrededor de las dietas alternativas de los perros. La controversia gira en torno a la defensa que algunos amantes de los perros que son vegetarianos hacen de una alimentación para sus mascotas en la misma línea. Dieta vegetal natural para los perros, como forma de garantizar una comida sana, la misma que se procuran en su vida diaria los dueños de las mascotas.

¿Su perro quiere probar un pienso nuevo? Visite nuestra tienda de piensos para perros

La alimentación en perros, ya sea vegeteranista o no, debería consultarse con el veterinario

Los vegetarianistas hablan de estudios que demuestran que una dieta de carne en exclusiva para los perros, sin que exista un añadido de vitaminas y minerales adecuados, produce huesos no consistentes y carencias nutricionales que dejan a lo perros en un estado de salud tan mermado que puede, en casos extremos, provocar la muerte del animal o desencadenar afectaciones que desemboquen en enfermedades que acaben también con ellos.

Los vegetarianos que defienden la dieta sin carne de sus perros creen que, por ejemplo, las dietas de sólo carne son deficitarias en calcio, además de yodo, pero también de vitamina B1 y A, y, muy particularmente, presentan una mala relación entre fósforo y los aportes de calcio al organismo del perro. Algo que los cuidadores de los perros reequilibran en las comidas de sus animales con los suplementos que están disponibles en el mercado y que se pueden comprar en las tiendas de animales.

En defensa de la dieta natural, los vegetarianistas defienden que los perros en un entorno salvaje, no solamente roen los huesos de los animales que devoran, sino que también ingieren los intestinos que les aportan las grasas vegetales que también necesita su organismo.

La filosofía del vegetarianismo sigue una lógica aplicada a la alimentación de los perros que identifica también como erróneo, desde el punto de vista ético, que se sacrifiquen animales para dar de comer a otros animales, en este caso, los perros, y que se destinen importantes recursos para la nutrición que podrían llevar a alimentar de manera más eficiente a las personas que más lo necesitan, para las que una dieta equilibrada es motivo de salud en las áreas del mundo donde la alimentación es particularmente deficiente. 

Un dato a tener en cuenta en la alimentación de los perros con vegetales es que sus conductos digestivos son proporcionalmente más reducidos que los de los seres humanos. Éso significa que un exceso de fibra en la comida puede resultarles incómodo a los perros, por otro lado, cualquier intento de cocinar las verduras para reducir ese riesgo les supone también la eliminación de una parte de las vitaminas necesarias para su alimentación. Se rompe las fibras, se hace más digestiva su ingestión, pero desaparecen las vitaminas esenciales para la alimentación del perro. Por esa razón es importante acompañar las comidas de los perros con suplementos vitamínicos que les ayuden a mantener el equilibrio de la dieta si encontramos que se produce una desproporción en ella. Esos suplementos vitamínicos los podemos comprar en las tiendas de animales.

Las características de las heces de los perros, si tienen diarrea o no, por ejemplo, nos dará la medida del efecto de la alimentación vegetal que se haya considerado para el animal. Hay que recordar también que cualquier exceso de picante es perjudicial, como lo es la administración de comidas fuertes, como también lo es la alimentación presentada o muy fría o muy caliente. Un dato, el consumo elevado de patata da lugar a una ingesta de azúcares en su comida que, no solamente puede ser perjudicial por la creación de grasas y sobrepeso en el perro, sino que puede generar caries en su dentición y, a la larga, la pérdida de algunas de sus piezas.

Los perros necesitan también de alimentos duros para ejercitar la masticación y una dieta blanda, en principio como las que se apuntan los vegetarianistas tiene ese problema de base. Las tiendas de animales tienen a disposición de los criadores unas galletas que se pueden comprar en diferentes formatos de paquetización, ideales para todos los tamaños y razas de perros, que éstos saborean y que son un aliado útil para ayudar a fortalecer las encías de las mascotas. 

Pero ¿dónde encontrar los nutrientes básicos de una dieta equilibrada para perros alimentados al estilo vegetariano? Los vegetarianos apuntan fuentes sencillas. Las proteínas en las legumbres, en los cereales integrales y en los frutos secos, además de en el queso, los huevos y la harina de soja. Algunas de estas proteínas ya viene contenida en los conocidos caprichos y golosinas para perros que los amantes de estas mascotas también pueden comprar en las tiendas de animales.

Las grasas y aceites insaturados en los aceites y semillas de girasol, linaza o soja; los saturados en las mantequillas, los huevos, las aceitunas y en el aceite de oliva, por supuesto. Los hidratos de carbono en las castañas, también en las legumbres, en las frutas desecadas o en el azúcar, y las fibras en los cereales y en las legumbres. Con lo que respecta a las vitaminas y lo minerales, en principio, todos los alimentos, en su dosificación adecuada, deben contener las, y, en su caso, incorporarlas con los suplementos que también se pueden comprar en las tiendas de animales.

Sea como fuere, cualquier acción o intervención sobre la dieta de nuestro perro ha de sopesarse con quien realmente tiene un conocimiento sobre las variables nutricionales de estas mascotas, el veterinario. El mejor aliado en la salud y en el bienestar de nuestro perro.