Posts Tagged ‘comportamiento gatos’

Seguridad total a prueba de gatitos en el hogar

Los gatitos recién nacidos son totalmente dependientes de la gata madre hasta cerca de las seis semanas de vida. Después de doce o quince semanas, los gatitos ya estarán en condiciones de separase de sus madres gatos.

Patrocina MascotaSana: Productos naturales para gatos sanos

¡Siempre haciendo travesuras! :)

¡Siempre haciendo travesuras! 🙂

Es en ese momento en el que los cuidadores deben tener muy en cuenta cómo mantenerlos a salvo y seguros. De lo que se trata es de tener en cuenta que el gato pequeño, que ya se vale por sí mismo, puede crecer y desenvolverse con seguridad en nuestra casa, todo, cuando se trata de un animal curioso por naturaleza. Y las crías de gatos lo son todavía más si cabe.

La que sigue es una lista de los peligros del hogar más comunes para los gatos, peligros que ha de tener en cuenta. Podrá usarla para chequear los desafíos gatunos de su casa y verificar que todo está en orden para que su gato no resulte dañado. Vamos con esa lista:

– Mantenga cualquier sustancia venenosa fuera del alcance de los gatos pequeños.
– Investigue cuales son las plantas venenosas para los gatos pequeños, deshágase de ellas o póngales coto para que los gatos no accedan a ellas.
– Guarde medicamentos, productos de limpieza, líquidos para el automóvil, colas, adhesivos, insecticidas y pinturas, lacas y disolventes en recipientes o armarios con cerrojos, a prueba de niños.
– No deje depósitos de agua y piscinas abiertas o sin cubrir.
– No deje la tapa del inodoro abierta. Los gatos pequeños pueden ahogarse en ellas si caen en la taza.
– No deje de una bañera, fregadero o cubo lleno de agua lejos de su vista. Los gatitos y los mismos gatos mayores pueden ahogarse también en un palmo de agua.
– Guarde los objetos punzantes en lugares seguros.
– Guarde los objetos pequeños que puedan ser ingeridos en sitios bien localizados ¿qué objetos?, por ejemplo, monedas, cintas elásticas, tachuelas, clips de papel. Y si es posible también en un lugar cerrado. Los riesgos pueden ir desde esos mismos ahogamientos a daños intestinales irreparables.
– Esconda equipos de pesca, aparejos del mismo tipo. Incluso los nylons de las cañas de pescar que pueden resultar tragados por un pequeño animal inexperto.
– Corte los lazos y los cordones de cortinas y ventanas por el mismo motivo anterior.
– Guarde los juguetes de cuerda si no está con su gatito.
– No deje fuegos, velas, estufas, chimeneas y llamas encendidas donde haga su comida cerca de su gatito.
– Sea cuidadoso y consciente de los peligros de los electrodomésticos
– Cierre las bocas de lavadoras y secadoras, hornos y congeladores nada más usarlos. Y por su puesto mire que el gato no se haya introducido en ellos para tomar su siesta de todos los días.
– Nunca deje los quemadores calientes u hornos abiertos y desatendidos.
– Cierre la puerta de su microondas por el mismo motivo.
– Instale cerraduras a prueba de niños en los armarios en todas las habitaciones de la casa y hasta en el garaje, si lo cree conveniente.
– Retire cables eléctricos, tomas de corriente descubiertas, muebles afilados o rotos, protéjalos con partes acolchadas que encontrará y comprar en cualquier tienda de animales y en ferreterías.
– No deje abiertas las ventanas.
– Mantenga el chocolate, el café y el té fuera del alcance de su gato, son nocivos para su salud.
– Lo mismo se puede decir de las porciones de caramelos de textura dura y de uvas y pasas.
– Nunca permita que los gatitos o gatos coman carne cruda, porque pueden contener bacterias y parásitos que son potenciales causantes de enfermedades.
– Deseche los huesos de pescado, carne y aves de corral. Ellos pueden lacerar el tracto digestivo e intestinal.
– Guarde la pasta de levadura cocida fuera de alcance. Se puede hinchar y romper en el estómago y en los intestinos delicados de los gatos pequeños.
– Nada de alcohol y tabaco.

Si sigue esta lista, si la tiene presente, estará en condiciones de tener un espacio doméstico habilitado para sus gatos pequeños.

Anuncios

Los gatos educados no muerden ¿por qué lo hace el suyo?

Un gato que muerda representa un problema más o menos serio para sus cuidadores. A veces, se trata de parte de una conducta relacionada con el juego, en otras, una deficiente educación que puede esconder temores no resueltos en el animal.

Patrocinado por MascotaSana: Alimentos sanos para gatos sanos

Que nuestra mascota nos muerda puede tener varias y distintas razones

Que nuestra mascota nos muerda puede tener varias y distintas razones

Pero sea cual sea su origen, se trata de un comportamiento inaceptable para un animal que vive en familia y que ha de estar bien socializado con los humanos para favorecer la convivencia. Vamos a aportarle en estas líneas algunas claves para controlar ese hábito no deseado de los gatos y con el que su fuerza se les va, literalmente, por la boca o por el hocico.

– Utilice una botella de spray. Sí, como lo lee. Una de las técnicas más comunes para modificar el comportamiento de un gato peligrosamente mordedor es utilizar una botella pulverizadora de agua. Cada vez que el gato muerda, aplíquele una descarga de agua en su hocico, sólo agua con una presión mínima, de tal forma que asocie su conducta mordedora con ese pequeño castigo corrector.
Dos cosas más sobre este método, una es que no debe tardar en aplicar el ejercicio corrector de rociarlo con agua, para que el gato no olvide a qué es debido y al final se afiance en la rutina de dejar de morder para evitar ser sorprendido por el agua que le molesta.
Lo segundo es introducir una cantidad de vinagre mínima, mínima en el agua lo suficientemente tenue para que no le afecte a sus ojos ni a las mucosas, pero con la suficiente presencia de ácido acético y su olor característico para crear un reflejo condicionado.
Un reflejo condicionado sobre la acción de castigo para que el animal asocie al olor con el que quedará impregnado durante un tiempo y que, como comprenderá, tampoco no le resultará agradable. Ya verá cómo se lame y relame para quitarse la pátina del vinagre.
Pero ojo, no oriente el agua con vinagre hacia sus oídos porque creará las condiciones adecuadas para el desarrollo de una colonia de bacterias en el peor lugar posible y, con ella, una infección complicada de detectar a simple vista que pude comprometer uno de los sentidos más necesarios de los gatos.

– Ignore las mordeduras. Si las mordeduras son leves, tal vez su gato lo que está intentando hacer es llamar su atención. Para que le den su comida, para conseguir sus piensos fuera de hora, como muy bien le recordará un responsable de una tienda de animales especializada en gatos donde suela acudir a comprar sus suplementos y hasta sus chucherías gatunas.
También puede ocurrir que los gatos buscan que les dejen en paz con sus mordeduras, es una manera evidente de hacerlo notar. Si es así, déjelo en paz, ya sabe que los gatos son muy especiales en esto de dejar que se acerquen cuando no quieren.

– Sea el gato dominante en su casa. Si su gato le muerde, hágase valer, levántele la voz para advertir de la incorrección de su acción y hágale notar que no está de acuerdo. Impóngase, si es persistente, conseguirá que su mascota le reconozca su liderazgo. Nunca olvide que por muy socializados que estén los gatos, no dejan de ser animales y comportarse como lo que son.

– Fomente el buen comportamiento. Pase tiempo jugando con su gato, háblele, mejore el vínculo físico con su mascota, dele golosinas que sean parte de su alimentación, atráigalo con juguetes que pueda comprar en una tienda de animales. Su gato lo verá como uno más y confiará en usted de tal modo que lo de morder comenzará a sobrar o dejará de estar en su lugar.

¡Ah! y no se olvide de alabar su comportamiento, de acariciarlo y hacerle saber de su conformidad con su buen comportamiento. Si, en cambio, ve que se porta mal, que hace el gesto de morder, ignórelo o dele una voz de desaprobación como comentamos más arriba. Y aún más, si los gatos son pequeños y aún han de aprender a convivir con humanos. Ya tiene sus estrategias contra las mordeduras indeseables de los gatos.