Posts Tagged ‘alimentación canina’

Lo que nunca debes olvidar al mirar una etiqueta de comida para perros

La salud de los perros pende de un hilo cuando sus dueños no están a la altura, cuando no conocen, ni saben o, peor, no se preocupan de la calidad de la alimentación de las mascotas. Y es que, como en los humanos, los perros son también lo que comen.

Patrocina MascotaSana: Alimentos naturales para perros sanos

Perro comiendo

Perro comiendo

Para saber lo que comen los perros tampoco hay que ser un lince, sólo hay que leer las etiquetas de la comida o de los piensos con atención. Pero no las que aparecen en la parte más visible del empaquetado o del enlatado. Ya sabes, ‘todo natural’, ‘producto biológico’. Esas calificaciones no suelen ajustarse a la realidad, son interpretables, no son confiables y forman parte de la estrategia comercial de las marcas.

Para saber qué es lo que come tu perro, tienes que darle la vuelta al producto y ver su composición en la etiqueta más pequeña que suele estar situada detrás. En ese marcado, verás enumerados todos los ingredientes de mayor a menor.

Recuerda que los tres primeros componentes suelen representar el 75% del total de la comida. Es sobre los que hay que prestar más atención. Recuérdalo cuando vayas a comprar el pienso para tu mascota en tu tienda de animales de confianza.

En principio, tenemos que comprobar que al menos dos de los tres primeros ingredientes sean proteínas que han de ser denominadas por su nombre exacto. Fuentes muy aceptables de carne pueden ser el pescado, el pollo, el pavo, la carne de res, si no reconoces la fuente de carne por su nombre real, puede que te estén ofreciendo sucedáneos de baja calidad.

Porque no es lo mismo, ‘carne’, que ‘naturaleza cárnica’ o similares. Si es así, el fabricante puede estar utilizando carne indeterminada y de partes no muy deseables de los animales de las que provienen. Algo que para el fabricante resulta más fácil de colocar por su precio más bajo.

También es aceptable que en la composición figure algún tipo de harina basada en proteínas, que siempre serán mejores que otras vegetales que resultan muy difíciles de digerir para los perros. Así, es preferible encontrar harinas de pollo o de pavo que harinas de maíz. De las de maíz hay que huir sí o sí.

Frutas y vegetales

No olvides también que los perros son animales omnívoros, por tanto, también podrás encontrar algunas cantidades de frutas y de verduras en los listados de componentes. Siempre en porcentajes pequeños y por debajo de los tres primeros ingredientes principales que, como decíamos, deben ser proteínas en una gran proporción.

Entre las verduras que pueden especificarse en el etiquetado y que resultan también deseables, podemos encontrar patatas, zanahorias, brócoli, coliflor, judías verdes o batatas.

Con respecto a las frutas, su proporción dentro de la composición de la comida de los perros suele ser muchísimo menor. Pero no se descarta la presencia de plátano, de manzana, de arándanos y de otras bayas afines.

En cuanto a los granos, se trata de una parte de la composición de la alimentación no natural de los perros que siempre resulta controvertida, porque, como ya sabrás, los perros no comen granos. Si lo hacen es porque están en el estómago de la presa animal.

A decir verdad, la gran mayoría de los piensos para perros no incluye ningún tipo de grano. Éso no quiere decir que no haya alguna presencia de arroz, de las variedades que sí admite el sistema digestivo de los perros o incluso cebada o trigo integral.

Por último, recordar que algunos ingredientes causan alergias en los perros, como el citado maíz o su harina. También los conservantes y los colorantes son ingredientes a evitar por la misma razón.

Como ves, el tema de la comida de los perros da para mucho, para mucho observar y para mucho decidir. Para observar bien y para decidir mejor. Todo, por la salud de nuestras mascotas.

Los suplementos, vitales para hacer carrera de salud en los perros

La incorporación de suplementos en la comida de los perros puede hacer mucho para que nuestras mascotas obtengan las vitaminas y los minerales que necesitan. Pero esto puede no ser suficiente. Hay algo más. Cada perro necesita de unos suplementos específicos. Y es así, porque las edades de los animales, las razas y sus niveles de actividad así lo determinan.

Suplementos saludables para perros sanos.

Suplementos saludables para perros sanos.

Hablemos de suplementos de perros para conocer las opciones que se abren para una nutrición con ventajas más allá de los piensos y de la comida que solemos comprar en las tiendas de animales. Para empezar, una pregunta clave obvia ¿qué son exactamente los suplementos?

Los suplementos para perros son combinaciones de sustancias equilibradas que responden a las necesidades de nutrición y vitales del animal. En los suplementos podemos encontrar las más que necesarias vitaminas, pero también aportes de minerales, y si observa con detalle una relación de componentes en uno de sus envases, se sorprenderá al encontrar algunos componentes más exóticos pero igualmente necesarios como el aceite de salmón. Con los suplementos, los perros están más cerca de mantener sus niveles de energía, de mejorar su apariencia física y de recuperarse de dolencias específicas.

¿Qué perros necesitan de suplementos? Lo dicho, la raza, el tamaño, la edad, el estado general de salud del perro y otras variables son las que deciden sobre qué animales necesitan de suplementos, en qué cantidad, cuándo hay que tomarlos, qué deficiencias nutricionales son las preferentes y que hay que corregir. Como sucede con los seres humanos, los cachorros y los perros de edad avanzada son los que más necesitarán de esos suplementos. Y, por supuesto, los que se están recuperando de alguna enfermedad.

Artritis

Entrando más en detalles, la artritis de los perros necesita de suplementos que contengan glucosamina. Los perros con problemas en la capa, en su pelo, necesitan de ácidos grasos omega-3. Si la mascota padece de mal olor en la boca, de halitosis, hay suplementos muy recurrentes que se ofrecen como remedios medicinales muy naturales. Suplementos confeccionados a base de eucaliptol o de mentol que ayudarán mucho a los perros con esos problemas.

Hay que recordar que la ingestión de vitaminas para complementar una dieta es una buena decisión nutricional, pero que sustituir las que deberían estar en una alimentación equilibrada por otras añadidas representa un enfoque totalmente incorrecto. Por otro lado, aportar más vitaminas de las que necesita nuestra mascota puede incluso perjudicarla. A la larga, es como si el animal no comiera lo suficiente.

Como también sucede en el caso de los seres humanos, no resulta sensato automedicar a los perros, proporcionarles suplementos como si fueran poco menos que golosinas. No tiene sentido. La salud es algo lo suficientemente serio como para que nos la tomemos así, en serio. Y más en relación a animales que están a nuestro cargo. La recomendación más obvia es consultar a un veterinario de confianza antes de administrar suplementos.

Por último ¿cómo administrar los suplementos para perros? ¿cómo dárselos a comer?. Los suplementos se dispensan normalmente en pastillas. Sabemos por experiencia que existen otros suplementos que se pueden disolver en agua, suplementos éstos últimos que pueden no ser fáciles de administrar.

Algunos perros son especialmente sensibles a los sabores extraños, su gusto es de categoría gourmet. Lo normal es meter las píldoras en el interior de trozos de comida, pero en el caso de estos perros sibaritas, lo más razonable es introducir las pastillas en comida que tenga un sabor fuerte y que oculte el posible sabor de los suplementos. Pueden funcionar bien los trozos de queso o de carne. Todo es probar, los perros por supuesto.

Cómo detectar la tercera edad en los perros

Un perro mayor es un animal que presenta una necesidades de atención especiales, necesidades de más cuidados, de una adaptación de sus cuidadores a la altura de sus achaques y una dedicación a las costumbres y actividades que pueden retrasar cualquier avance en sus problemas de salud.

Acompaña a tu mascota en su tercera edad

Acompaña a tu mascota en su tercera edad

Una baza a favor de los primeros cuidados, que pueden resultar claves, está en el hecho de saber detectar los síntomas de senectud inciales de los perros. En las líneas que siguen vamos a mostrar algunos detalles físicos que pueden revelar que el perro está empezando a entrar en su vejez.

-Consumo de agua excesivo. Cuando los perros comienzan a beber agua en una proporción desacostrumbrada es síntoma de que algo no va bien. La ingesta excesiva de agua puede revelar un desequilibrio de la hormona adrenal, lo que se conoce como la enfermedad de Cushing, pero también se cosa de una infección del tracto urinario, en el caso de las perras, de infección uterina, o, lo más común, un caso de diabetes.

Lo normal es que un perro suela beber del orden de dos tazas de agua por kilo de peso corporal y día. Esta proporción obviamente no se puede considerar en los días de calor intrenso en los que los perros suelen consumir más agua para contrarrestar la deshidratación.

-Exploración del pelaje. Acostúmbrese a palpar a su perro cuando se acerca a él, cuando lo acaricie, el objetivo es detectar irregularidades en la piel y en su pelaje que puedan ser síntomas también de problemas de salud. Intente localizar bultos, quistes, caídas de pelo, rojeces. Si es así, acuda a un veterinario porque se puede estar ante otro problema de salud. Sí, un achaque de senectud.

-Problemas de respiración. El babeo excesivo y las dificultades para respirar con normalidad pueden indicar achaques a nivel cardiovascular o pulmonar en un perro en el comienzo de su etapa de senectud.

-Letargia. Todos los perros suelen experimentar un descenso de su energía vital en la edad adulta. Se les ve tomar la siesta con más regularidad y durante más tiempo que a los perros jóvenes.

Pero si el perro ofrece síntomas de no ser capaz de levantarse de su tiempo de siesta y a eso se le suma una movilidad más reducida, tal vez su perro esté sufriendo un principio de artritis que, como seguro que sabe, es común entre los perros mayores.

La artritis es un mal doloroso que llena de dolor las articulaciones y que, en fases avanzadas, inmoviliza a los animales que resultan intimidados por las molestias agudas en determinados gestos físicos.

Pero sepa también que hay diferentes tratamientos para perros que pueden retrasar la aparición de esta dolencia, procesos recuperadores y actividades con las que podrá mejorar en la medida de lo posible su calidad de vida. Consulte a su veterinario de confianza sobre este punto.

-Mala visión. A medida que su perro envejece, es normal que sus ojos ofrezcan un aspecto brumoso y hasta azulado. Pero descuide no se trata de un problema de salud, su perro podrá ver correctamente a pesar de lo que pudiera parecer. De lo que debe preocuparse es de la aparición de un rastro de opacidad blanquecino en la superficie del cristalino de sus ojos.

Sí, son caratatas, que eventualmente y en fases avanzadas pueden llegar a producir ceguera. Si tiene alguna duda sobre el alcance de la mala visión de su mascota, lo mismo, póngase en manos de un veterinario especialista en perros y háblele de la vista del animal.

Pero no deje de aprovechar el momento para una revisión general y para dejarse aconsejar de las rutinas de comida y ejercicio más convenientes para un perro que parece haber entrado en la tercera edad.

Hipotiroidismo en los perros, caso abierto

El hipotirodismo de los perros, como sucede en el caso de los humanos, es el resultado de una deficiencia hormonal producida por un mal funcionamiento de la glándula tiroides. También como en las personas, el tiroides está situado en la zona del cuello y es la responsable de activar y controlar el metabolismo de los perros, en lo fundamental, atiende la forma en la que se asimilan los nutrientes, los que llegan a la mascota con la comida, con sus piensos, con sus suplementos.

Patrocina MascotaSana: Productos sanos para perros

El veterinario trata el hipertiroidismo con medicación que debemos de administrar a nuestra mascota.

El veterinario trata el hipertiroidismo con medicación que debemos de administrar a nuestra mascota.

Pero la actividad del tiroides en los perros no se comporta de la misma forma para todos ellos, las razas creadas por el hombre han convertido a algunos tipos de perros en más sensibles a deficiencias en el tiroides, al hipotiroidismo. Entre esas razas más expuestas, encontramos a los boxers, a los beagles, al cocker spaniels, dobermans, al galgo, al gran danés, al bulldog inglés, a los dachshunds y a los retrievers, tanto los golden como los labradores.

Por debajo de estas razas con menos riesgo de padecer del tiroides hay otras, que, sin bien es cierto que no están en primera fila de la dolencia, no deja de ser una realidad que registran tasas de incidencia algo por encima de la media. Entre esas razas podemos incluir los boyeros de Berna, los border collie, los dálmatas, los pastores alemanes, los mastines, los schnauzers, los rotweilers, los shar peis, los huskies siberianos, los terriers o los weimaraners.

En cualquier caso, en la valoración de la afección, hay que distinguir dos tipos básicos de hipotiroidismo, el denominado primario y el conocido como secundario.

El hipotiroidismo primario es el que no registra una causa desencadenante y puede ser hereditario, ese el caso prototípico de los schnauzers, sobre todo el de los gigantes, pero también son los casos del fox terrier y de los pastores alemanes. Los schanauzers y los boxers, que también se podrían incluir en este capítulo, tienen cierta tendencia a tener bajo el yodo.

En cuanto al hipotiroidismo secundario estaríamos hablando de la influencia de un tumor paralelo o del crecimiento acusado de la misma glándula tiroides con consecuencias que derivaran en un mal funcionamiento de la glándula. Se trata de circunstancias poco comunes, o nada habituales, que, en cualquier caso, se han detectado ocasionalmente en golden retrievers boxers y beagles.

¿Pero qué síntomas debería apreciar un cuidador de perros en sus mascotas que le alertara de un proceso de hipotiroidismo? Los síntomas son fáciles de apreciar a simple vista, apenas con seguir los comportamientos habituales de la mascota y con observarla detenidamente y con algo tan básico como palpar a los perros en lugares clave.

Síntomas de hipotiroidismo son piel escamosa, manchas oscuras sobre la piel, lo que se conoce como hiperpigmentación, también lo es un incremento o una pérdida de peso sin motivo aparente.

Pero hay más, la lista de perros candidatos al hipotiroidismo debe incluir hipotensión, una caída del pulso de los perros, estreñimiento ocasional, frío persistente que los perros delatan buscando refugio en lugares cálidos en tiempos no especialmente fríos, y por último, deshidratación, letargo, algún tipo variable de depresión. Todos, efectos, consecuencias, de procesos hormonales que no están proporcionando al animal las condiciones de salud naturales.

Los análisis de sangre de los perros revelan la deficiencia de la glándula tiroides, aunque el veterinario habrá de evaluar el ritmo cardíaco del perro y el funcionamiento de otros órganos para determinar que la insuficiencia no ha afectado a otros. El veterinario deberá descubrir asimismo si se está ante un hipotiroidismo primario o uno de naturaleza secundaria.

El hipotiroidismo primario y el secundario pueden controlarse con una medicación de administración diaria, la de la l-tiroxina, que sustituye a la que debería producir el organismo del perro. Sea como sea, este medicamento ha de ser seguido por el especialista veterinario en la medida en que la respuesta del organismo del perro puede obligar a subir o a bajar las dosis. En último caso, si la enfermedad del perro resulta grave, la opción más recomendada, y única, es la cirugía.

Una fascinación canina que brota de sus singularidades

Los perros son animales que nos resultan extraordinariamente cercanos como mascotas. En ocasiones, pensar en mascotas es imaginar a un perro como prototipo de un animal doméstico que no tiene nada que ver con granjas y pastoreo.

¡Esta mascota sí que es singular!

¡Esta mascota sí que es singular!

Pero esa cercanía no quita que desconozcamos algunos detalles de su anatomía o de su comportamiento que, revelados, pueden resultar sorprendentes. Algo, que para los verdaderos amantes de los perros, puede ser una invitación para verlos de otra manera.
En estas líneas, queremos descubrirle algunas facetas poco conocidas de los perros que esperamos que le sorprendan.

-Dientes y muelas. Los seres humanos tenemos treinta y dos dientes y muelas en nuestra etapa adulta que nos resultan más o menos imprescindibles para a lo que nos obliga una dieta tan completa y compleja como la nuestra ¿Pero cuántos dientes y muelas tienen los perros, adaptados como están a una alimentación básicamente carnívora? Pues, 42, diez piezas más que nosotros y todas utilizables, y no como nosotros, que vamos camino de condenar las muelas del juicio que son vestigios de nuestro pasado depredador y absolutamente carnívoro que paradójicamente nos une al de los perros.

-Perros zurdos. Los perros comparten con los seres humanos un rasgo peculiar, como nosotros pueden ser diestros o zurdos. Examine a su mascota, propóngale jugar con esos juegos típicos de perros que puede encontrar y comprar en una tienda de animales. Fíjese cómo mueve sus extremidades, eso le dará una pista.

-Velocidad punta. Si un perro corriente es capaz de alcanzar una velocidad punta de 32 kilómetros por hora, los humanos más veloces rozan los 40 kilómetros por hora. Pero, hay más, el más rápido de todos los canes, el galgo, casi dobla la velocidad del velocista olímpico más laureado con sus 70 kilómetros por hora.

-El macho de la pata más alta. Un perro que orina sobre una superficie vertical como la de una farola o la de un árbol para marcar su territorio también estará dejando una señal sobre su envergadura y tamaño. Una marca de orines más alta indicará al resto de canes que el perro en cuestión tiene más alzada. Curioso ¿no cree?.

-Perros prolíficos. En una situación ideal, los perros tienen una tasa de reproducción altísima, sin mecanismos de control, en esa situación ideal de supervivencia total, una camada de perros podría tener al cabo de seis años la friolera de 66.000 descendientes.
-Oído espectacular. El oído del perro tiene una finura que se ha calculado como diez veces más agudo que el humano. Por ese motivo, son capaces de oír perfectamente los ruidos de las tormentas que apenas se perciben en un lugar cuando están a muchos kilómetros de distancia. En ocasiones, los comportamientos de los perros nos resultan difíciles de comprender, pero el motivo de su conducta extraña puede estar en lo que oyen y que temen y que los humanos no somos capaces de advertir.

-Sudar o no sudar perruno. Dicen que los perros no sudan, y es cierto, pero a medias, o con una excepción, sus únicas glándulas sudoríparas están situadas en las patas y pisan sobre ellas. Sudan por las patas.

-Olfateadores privilegiados. Algunos estudios en curso creen haber descubierto una capacidad inédita en los perros, la de ser capaces de oler las enfermedades humanas, en especial los olores que producen las células cancerígenas. La búsqueda de los especialistas se centra en interpretar correctamente esas sensaciones de los perros y una posible colaboración entre etología, la ciencia que estudia el comportamiento de los animales y la medicina.

-Peso inicial y peso final. Un perro recién nacido de raza pequeña puede alcanzar de adulto un tamaño veinte veces mayor al inicial, un perro grande, nada menos que hasta cien veces. Esto es válido para los dogos o los sambernardos.

Las curiosidades de los perros no acaban en esta lista, ni mucho menos, sólo comienzan y lo hacen si hemos conseguido estimularle su fascinación por encontrar otras tan originales de unos animales únicos.