Archive for the ‘Perros’ Category

Los efectos secundarios menos deseables de los medicamentos para perros

Los medicamentos para perros tienen, por lo general, efectos secundarios que tienen el potencial de ser dañinos para tu mascota. Por tanto, como sucede en el caso de los humanos, es importante saber qué consecuencias puede tener la administración de ciertos preparados que se emplean para resolver las dolencias y afecciones de nuestros animales de compañía.

Patrocina MascotaSana: Productos naturales para perros

La medicación y los perros.

La medicación y los perros.

Queremos compartir contigo, algunos de esos efectos no deseados para que estés alerta. Nos vamos a referir a los que desencadenan problemas gastrointestinales, hepáticos y para el corazón:

Efectos secundarios gastrointestinales. A largo plazo, medicamentos como el paracetamol, el ibuprofeno o las, aparentemente inocuas, aspirinas, pueden causar úlceras en el tracto gastrointestinal. Los medicamentos de esta familia se recetan a los perros para mitigarles el dolor, pero si tu mascota vomita, tiene náuseas, diarrea o sus heces son oscuras, tienes que saber que la administración de estas preparaciones ha de ser suspendida inmediatamente. Las sobredosis de estos fármacos tienen el mismo efecto. La ingesta prolongada de antibióticos puede causar efectos secundarios gastrointestinales con consecuencias fatales para las mascotas. La penicilina es uno de los que hay que saber administrar. La eritromicina, la clindamicina, la rifampicina y la enrofloxacina pueden producir vómitos y diarrea, y, lo mismo, una afección más o menos seria del tracto gastrointestinal. Antipulgas Algunos medicamentos antipulgas que se recetan para los perros irritan el sistema digestivo cuando son ingeridos de manera fortuita y la reacción puede desencadenar un babeo pertinaz o una irritación de la piel sin motivo aparente. Las medicinas descritas no deben administrarse a perros con enfermedades renales y éso incluye a la, como decimos, aparentemente inocua aspirina. Las sobredosis de aspirinas provocan convulsiones e incluso la muerte por intoxicación de salicilato.

Uno de los efectos secundarios más nocivos de los aminoglucósidos y de las sulfamidas es el daño renal. Las inyecciones de neomicina y de gentamicina también pueden dañar los riñones de la mascota.

Efectos secundarios dañinos en el hígado. Hay datos sobre perros afectados de necrosis hepática aguda fulminante debido a sobredosis de mebendazol. Los signos clínicos detectados en este caso son depresión, anorexia y diarrea hemorrágica. El uso prolongado de sulfamidas puede dañar al hígado igualmente.

Efectos secundarios en el corazón. Los medicamentos señalados, los recordamos, ibuprofeno, aspirina y el paracetamol, alivian los dolores de la artritis en las articulaciones de los perros mediante la supresión de la producción de prostaglandinas. Sin embargo, el empleo continuado de dosis de estos medicamentos puede conducir a la intoxicación de los perros y producir insuficiencia cardíaca-

La sobredosis de dexametasona y de prednisolona causan hiperadrenocorticismo (enfermedad de Cushing) en los perros. Estos fármacos inhiben el sistema inmunitario y se utilizan para tratar enfermedades relacionadas con inmunodeficiencias. Los signos clínicos que remiten a afecciones derivadas de una sobredosis con estos compuestos son el aumento del apetito y de la ingesta de agua, la pérdida excesiva de pelaje, el adelgazamiento de la piel y la hinchazón del abdomen del perro.

Algunos medicamentos afines a los de la familia de los comentados afectan al mismo tiempo al estómago, a los riñones y al hígado. Por esa razón, la administración simultánea de diferentes tipos de medicamentos debe realizarse bajo el asesoramiento de veterinarios cualificados. Y ésto es así, porque la ingesta prolongada de un cóctel de fármacos combinados puede dejar secuelas en la mascota u ocasionar la muerte del animal.

En la actualidad hay toda una serie de fórmulas farmacológicas desarrolladas sobre la base de las propiedades naturales de algunas hierbas medicinales que no tienen efectos secundarios y que pueden ser una alternativa válida para recetar en casos especiales y para reponer la salud de los perros.

¿Te han servido estas recomendaciones?

Anuncios

Todo lo que hay tras los estornudos de los perros

Los estornudos de los perros son actos involuntarios, sí, pero pueden ser indicativos también de una irritación en las vías respiratorias o, peor, síntoma de una infección más grave.

Perro estornudando

Perro estornudando

Pero no hay que alarmarse, la mayor parte de las veces, los estornudos no tienen ningún tipo de consecuencias. Sin embargo, hay que vigilar a la mascota si, con los estornudos se delata la presencia de sangre. En ese caso, es imprescindible acudir a la consulta de un veterinario para que vea al animal.

Alergias

Las alergias o las irritaciones suelen hacer estornudar a los perros. El desencadenante puede ser casi cualquier cosa. Polen, polvo, un aroma en el ambiente, moho, productos químicos o, incluso, el humo de cigarrillos.

Los estornudos causados por las alergias desencadenan largos episodios de estornudos encadenados. En los casos de perros alérgicos, se suele aplicar dosis histamínicas para aliviar los episodios menos agradables para el animal. En casos más serios, con síntomas de alergia más persistentes, se suelen recetar esteroides en inyecciones que han de ser administrados por veterinarios.

Enfermedades respiratorias

Las enfermedades respiratorias pueden provocar estornudos en los perros. Los causan bacterias y virus dañinos. Los cachorros suelen estar particularmente expuestos a resfriados, a gripes y a infecciones de los senos paranasales.

Las enfermedades respiratorias más frecuentes en los perros son la parainfluenza canina o la que desencadena el adenovirus, cuyos primeros síntomas son precisamente los estornudos. Estos estornudos suelen estar acompañados por moco, congestión nasal y ocular, apreciándose también ojos hinchados, ganglios linfáticos, fiebre elevada, en ocasiones tos, jadeos y falta de energía.

Objetos extraños

Los perros, como ya sabes son animales curiosos. Esa curiosidad les lleva a ingerir o inhalar objetos pequeños por accidente. Estos objetos pueden irritar la nariz y las vías respiratorias que obligan al animal a estornudar con frecuencia. En ocasiones, se puede extraer el objeto si es visible y accesible, en el caso de que no lo sea, la recomendación es también la de acudir a un veterinario para que extraiga el cuerpo con instrumental adecuado.

Pero si el perro estornuda sangre, puede significar que el objeto atrancado en la vía respiratoria está hiriendo la cavidad en la que se encuentra. En fases avanzadas, estos síntomas pueden complicarse con hinchazones en el hocico o en la cara del animal. Y, algo peor, dificultar su respiración. En los casos más peligrosos, se pueden llegar a bloquear los conductos respiratorios y ocasionar la muerte de la mascota.

Caries dental

La caries dental en los perros también puede tener efectos secundarios. Pueden generar pus que se acumula si no hay tratamiento. Las bacterias pueden llegar a entrar en el flujo sanguíneo y afectar a los órganos de los perros. Y sí, las infecciones dentales en los perros pueden desencadenar estornudos.

Si detectas mal aliento en el hocico del animal o encías hinchadas, consulta a tu veterinario de confianza. Las infecciones dentales son más frecuentes en perros de más de tres años de edad y, como también te puedes imaginar, pueden ser prevenidas con cepillados diarios y con el recurso de golosinas y de juguetes para perros como los que se suelen comprar en las tiendas de animales.

Tumores

Los tumores del tracto respiratorio, lo mismo, pueden causar estornudos. Los estornudos bajo el efecto de los tumores pueden estar acompañados de sangre. Para comprobar si hay rastro de tumores, el veterinario pedirá la realización de radiografías y posiblemente también de biopsias con las que determinar si se está ante un tumor benigno o maligno.

Por último, recordar también que los estornudos pueden ser frecuentes en ciertas razas de perros, sobre todo los de nariz chata. En cualquier caso, si los estornudos son frecuentes e, igual, si detectas la presencia de sangre, acude al veterinario.

3 problemas urinarios muy comunes en los perros

Los problemas urinarios son muy habituales en los perros. La mayoría resultan fáciles de tratar si se obtiene un diagnóstico correcto. Conocer cómo suceden y evolucionan las infecciones urinarias en tu mascota, te dará ventaja a la hora de mantener sus condiciones de salud y su bienestar.

Si tu mascota sufre de incontinencia, investiga la causa

Si tu mascota sufre de incontinencia, investiga la causa

Vamos a repasar tres de los problemas urinarios más habituales con los que te podrás encontrar a lo largo de la vida de tu perro, que, como verás, no se diferencian en nada de las que padecemos los humanos: infecciones del tracto urinario, incontinencia y piedras en la vejiga urinaria.

Infecciones del tracto urinario

Son trastornos igualmente comunes, pero, estadísticamente hablando, son las perras las que más lo padecen. Se producen como consecuencia del desarrollo de diferentes tipos de bacterias que son las que , en último término, desencadenan las infecciones.

Los perros con infecciones en el tracto urinario orinarán con más frecuencia y lo harán con dolor, aunque esto último puede ser difícil de advertir. Los criadores de perros que mantienen lazos muy estrechos con sus mascotas lo tienen más fácil para detectar las sutiles alteraciones del comportamiento que implican los dolores de la micción.

Los tratamientos contra las infecciones del tracto urinario implican la administración de antibióticos que han de ser recetados, siempre, por un veterinario. Este tipo de trastornos se puede diagnosticar fácilmente y, si se tratan a tiempo, no suelen generar problemas posteriores.

Otra cosa es que se llegue tarde y que la infección esté muy avanzada. En casos como éstos, se pueden producir infecciones renales y, como consecuencia, enfermedades que afectarán directamente a los riñones y que pueden resultar fatales. El tratamiento para las infecciones del tracto urinario, por lo general, implica el uso de antibióticos.

Incontinencia urinaria en los perros

En los perros se pueden detectar varios tipos de incontinencia urinaria, las hay comunes, de tipo uretrales, de naturaleza hormonal o incluso otras más producidas por estrés. También se suelen detectar tras las esterilizaciones y las castraciones, especialmente en las hembras que ya han tenido cachorros.

Los tratamientos contra la incontinencia de los perros varían dependiendo del motivo que causa el trastorno. Los tratamientos pueden incluir cirugías, pero también solucionarse con la aplicación de una terapia hormonal adecuada. A las perras con incontinencia se les suele administrar hormonas con las que ayudarles a regular el control de la micción.

En otros casos, lo que se sugiere es un cambio en la alimentación que ayude al perro a mejorar el tono muscular en la zona de la vejiga y así controlar el acto de orinar. Se dan igualmente casos de perros con incontinencia tras los que hay procesos de diabetes. En estos casos, la administración de insulina soluciona el problema.

Piedras en la vejiga urinaria

Popularmente se llama a esta dolencia de esa forma, piedras en la vejiga, pero el término médico es urolitiasis. Las piedras se pueden desarrollar tanto en la vejiga, como en los riñones, como en la uretra. Pero lo más habitual es que lo sean en la vejiga, donde los casos alcanzan el 85% de los detectados.

Hay varios tipos de piedras, hay cálculos de estruvita que se desarrollan a partir de depósitos de magnesio amonio fosfato como consecuencia de infecciones bacterianas; también se dan casos de cálculos de calcio oxalato, de calcio apatita, de cistina o de amonio urato.

Estas piedras aparecen cuando los minerales abandonan el flujo de la orina para asociarse con otros minerales para acabar convirtiéndose en cristales. Las piedras en la vejiga pueden bloquear la uretra de los perros e impedir vaciar la vejiga. En estos casos, las intervenciones quirúrgicas son absolutamente necesarias para reabrir el conducto. Tras la cirugía, la estrategia médica a seguir suele incluir un cambio en la comida de los perros para impedir que vuelvan a producirse nuevas acumulaciones de piedras.

Los síntomas de toda esta serie de trastornos urinarios son comunes. Entre los más frecuentes encontramos dificultades para orinar o incapacidad para hacerlo, molestias al miccionar. Cuando estas molestias van a más, los perros pueden dejar incluso de comer o empezar a vomitar.

Por lo general, un análisis de la orina por parte del veterinario permite en todos los casos hacer un buen diagnóstico y con un tratamiento adecuado la recuperación de los perros es total en unas pocas semanas.

Los ronquidos en los perros: causas y soluciones

Los ronquidos en los perros son causados por una obstrucción en su nariz o en los conductos nasales. Antes de hacer algo inapropiado por detener sus ronquidos, evalúa porqué ronca tu mascota y qué medidas preventivas pueden estar en tu mano para conseguirlo. Sigue leyendo y podrás encontrar algunos consejos útiles. Las causas:

Patrocina MascotaSana: Comida sana para perros sanos

Perro durmiendo

Perro durmiendo

Los perros más propensos a roncar son los que tienen sobrepeso o los que presentan mucha grasas en la zona de cuello que acaba obstruyéndole las vías respiratorias. También pueden roncar los que tienen alguna alergia derivada de las plantas, al polvo o al humo que provoca reacciones que obstruyen sus fosas nasales.

El humo del tabaco es un fuerte irritante para las mucosas de los perros. Si tu mascota vive en un entorno de fumadores, ten por seguro que roncará. En este caso, dejar de fumar puede ser beneficioso para el perro, para su dueño y para el entorno familiar. Un motivo más para dejar de fumar.

Se dan casos de perros roncadores que desarrollan gran cantidad de mucosa y que, lo mismo, taponan las vías nasales. Y, como te puedes imaginar, éso soucede por la especial configuración de su sistema respiratorio, por esa razón, algunas razas de perros son más propensas a roncar. Son los casos de los pequineses o de los boston terriers que presentan una tráquea algo aplanada que dificulta una respiración normal.

Maneras de eliminar los ronquidos

Si tu perro ronca porque es sensible a los alérgenos, asegúrate de limpiar su mantita todos los días. Evita igualmente sacarlo a pasear en días en que los niveles de polen en el ambiente es alto o cuando haya demasiado tráfico. Cuando el nivel de polución ambiental sea alto. Pasa la aspiradora con regularidad por el suelo de casa y mantén las alfombras y las cortinas lo más libre de polvo posible.

Si el motivo de que el perro ronca es por el sobrepeso, sácalo a caminar, ejercítalo. Y ya verás como el problema de los ronquidos va remitiendo.

Algunos especialistas veterinarios recomiendan el uso de la cirugía en perros cuyas razas, como hemos, visto incluyan cierta predisposición para los ronquidos. Una cirugía, que, en cualquier caso, sólo se puede aplicar cuando los perros son jóvenes. No siendo recomendable en perros mayores y menos para edades avanzadas.

Para acabar con los ronquidos, también resulta cambiar la posición en la que duerme el perro. Algo que se puede conseguir modificando el lugar en el duerme la mascota. Se trata de probar y ver qué mejoras se producen.

Un truco que puede funcionar es utilizar una almohada para que el perro levante su cabeza mientras duerme. Esa posición ayuda a abrir los conductos respiratorios y a parar los ronquidos. También es cosa de probar.

Hay enfermedades que producen como efectos secundarios ronquidos en los perros. Tumores y quistes en las vías respiratorias son algunas de las dolencias que desencadenan ronquidos. Un chequeo en la consulta de un veterinario puede disipar dudas sobre el origen de los ronquidos.

Los ronquidos no son sólo incómodos para los cuidadores y para la paz y el sosiego de un ambiente familiar, se trata de un problema de salud que puede arruinar el buen temperamento de una mascota. Si tu perro no consigue tener un sueño reparador por sus ronquidos, lo más probable es que se despierte cansado y de mal humor.

Dejar al perro que ronca en un lugar aislado para que no moleste, cargarse de impaciencia despertando al animal cuando hace ruido son acciones sin sentido que harán más daño que bien.

Un truco

Vamos con un truco antirronquidos. Las camas de perros redondas obligan a las mascotas a descansar enroscados y a abrir sus vías respiratorias y a reducir los ronquidos. Unas camas para perros que puedes comprar en cualquier tienda de animales.

Ya ves la gran cantidad de medidas preventivas que puedes activar contra los ronquidos de tu perro. Decir adiós a los ronquidos puede empezar por mantener un ambiente limpio y con hacer ejercicio regular. Tu mascota y tú. ¿Te animas?.

El lupus canino, una enfermedad rara y equívoca

El lupus canino es una enfermedad que afecta al sistema inmunitario que puede resultar mortal para los perros. Se trata de una dolencia rara que también tiene incidencia en los humanos. Los lupus caninos más frecuentes en los perros son el lupus eritematoso sistémico, que afecta a todo el cuerpo del animal, y el lupus discoide, que incide sobre la piel, centrándose en la cara del animal y en el hocico.

Patrocina MascotaSana: Piensos sanos para perros sanos

Perro amoroso

Perro amoroso

Casi la mitad de los perros con lupus mueren en el primer año de enfermedad. Algunas razas de perros son más propensas a contraer esta enfermedad que ataca a los órganos internos de las mascotas con una actividad violenta que actúa como si el sistema inmunológico tratara de defenderse de agentes patógenos dañinos localizados en los órganos sanos del cuerpo del animal. Causas del lupus Las causas del lupus canino no se han podido determinar, pero parece que se trata de una enfermedad de tipo congénito que puede ser desencadenada por diversos motivos ambientales como la exposición al sol o a ciertos agentes químicos. Los síntomas del lupus canino son muy variados y diferentes entre sí. En los perros se pueden producir fiebres repentinas, erupciones, anemias, ausencia de apetito, falta de actividad en los perros de todas las edades, una negativa continuada a participar en actividades, pero también lesiones en la piel, pérdidas de pigmentación en la zona del hocico, alrededor de las fosas nasales y en la cara de las mascotas e hipersensibilidad a la acción del sol. La enfermedad se manifiesta por un ataque a los órganos internos. El cuerpo del animal, como reacción anómala, activa anticuerpos que atacan a los riñones, al corazón, a la piel o a las articulaciones que se percibirán como las principales zonas afectadas durante el avance de la enfermedad.

Diagnóstico

Dado que los síntomas del lupus pueden ser reconocidos como correspondientes a otras enfermedades, los veterinarios necesitan de análisis de sangre más completos para diagnosticar la enfermedad.

El tratamiento contra el lupus canino debe centrarse en recuperar el debilitamiento del sistema inmunológico de los perros y detener la inmunodeficiencia. Sin embargo, esta intervención hará que los perros sean más suceptibles a otras enfermedades que pueden tener desenlaces fatales.

Se suele administrar corticosteroides en dosis altas, prednisona o prednisolona. Esta medicación tiene efectos secundarios que incluyen un aumento de peso, cambios en el comportamiento de los animales y problemas de riñón.

Las infecciones secundarias que se producen en perros con lupus canino deben ser atendidas inmediatamente. Los problemas renales y la artritis suelen ser algunas de las enfermedades secundarias más comunes como consecuencia de la aparición del lupus canino.

También se suele recomendar el uso de vitaminas y suplementos para prevenir otras infecciones. El objetivo es combatir las infecciones secundarias al tiempo que se aplican medicaciones que no interfieran con los medicamentos prescritos para el lupus.

Casi la mitad de los perros afectados por lupus mueren en el primer año de enfermedad. Pero, lo curioso es que estas muertes las producen las dolencias secundarias. No el lupus en sí.

También hay que tener en cuenta que los perros con lupus no deben tener descendencia porque, como se ha comentado, la transmiten genéticamente. Una perra preñada y afectada de lupus puede tener incluso un aborto espontáneo. El lupus es una enfermedad rara en los perros que, convenientemente tratada, puede resultar manejable con medicación adecuada y atención dedicada.

Para adelantarse a los desenlaces, es conveniente observar los comportamientos de los perros, como por ejemplo, no hacer su comida o renunciar a los piensos que les gustan. En ese caso, hay que ponerse inmediatamente en contacto con el veterinario de confianza para estudiar el caso.

¿Elegir un cachorro de bulldog?, ¿sí o no?

Los cachorros de bulldog son sencillamente adorables. Sin embargo, criar cachorros de esta raza de perros puede ser un compromiso que hay que saber llevar. Si estás pensando en hacerte con el cariño de un bebé de esta variedad de perros, lee con atención este comentario porque se trata de una tarea exigente en la que te jugarás la salud y el bienestar de la mascota. Los crías de bulldog no son como los demás cachorros de perros.

Patrocina MascotaSana: Piensos sanos para perros sanos

¡La arruga puede ser bella!

¡La arruga puede ser bella!

Tienes que saber, por ejemplo, se trata de perros que no soportan el ejercicio físico intenso. Se cansan fácilmente. Se dice que esta raza es el resultado del cruce de varios tipos de perros y su objeto era crear un animal fuerte, con una mandíbula solida y con un cuerpo igual de fuerte. Perros que se querían usar -y se emplearon- como animales de pelea en apuestas populares en Inglaterra. El resultado es un perro con una anatomía poco natural, rechoncho, cuyo torso comprime una caja torácica que presiona, a su vez, sobre los pulmones. En situación de reposo, a los perros bulldogs se les hace difícil respirar, cuando están sometidos a un ejercicio intenso, su capacidad para oxigenar se vuelve mucho más limitada. Ésa es la explicación de su mala predisposición natural al ejercicio físico.

Temperaturas. Un problema derivado de su anatomía tan peculiar es que también tienen problemas para regular su temperatura corporal, por esa razón no resultan recomendables en entornos, o muy fríos, o muy cálidos. Es más, si el animal va a convivir en casa, su ‘cuarto de estar’ debe tener una temperatura estable. Hay que tener mucho cuidado con el tipo de collar que se puede comprar para los bulldogs, elegir en una tienda de animales un modelo de cuello, no es un buen plan. Sencillamente, porque puede dificultar el paso del aire por las vías respiratorias. Lo mejor es comprar un arnés para sujetar de otra manera a estos perros cuando se sale de paseo. Una solución intermedia. También se puede aflojar la correa del cuello del perro tanto como para que no le apriete en ningún momento, sin renunciar a tener controlada de alguna manera a la mascota. En cualquier caso, pide consejo en tu tienda de animales.

Comida. En función de cómo presenta la mandíbula el cachorro de bulldog, el animal también puede tener algunos inconvenientes para su alimentación. Lo ideal es comprar un plato para perros con la altura y la forma tales que permita comer al animal desde cualquier posición. Debido a que los bulldogs tienen problemas para respirar, en la comida suelen tomar mucho aire que los hace hincharse. Vigila a tu mascota después de comer, si el animal parece ansioso, se encorva con frecuencia o sientes que su abdomen está hinchado, y sucede con frecuencia, ponte en contacto con tu veterinario de confianza para tratar este asunto.

Otra cuestión que debes vigilar es consecuencia de la misma fuerza de su mandíbula. Al ser capaces de partir su comida en trozos, por dura que sea, pueden ingerir fragmentos de huesos que se les pueden atragantar o clavar en el esófago.

Pelajes especiales

Con respecto a algunas variantes de bulldog, decirte que los que tienen el pelaje ondulado, con pliegues, necesitan de una supervisión extra después de bañarlos. Y es que hay que secarles la piel bien para que no se reproduzca en ellas las temidas bacterias que pueden ocasionarles enfermedades en el pelaje.

También tienes que estar pendiente de secarles el sudor que se deposite en esos mismos recovecos. Bastará sólo con aplicar una pasada de una toallita húmeda sin aroma. Sí, como las que se usan para limpiar a los bebés. Tampoco está de más que preguntes por las opciones que tienes a tu disposición en champús para perros y para este tipo de razas.

Por último, decirte que los bulldogs suelen ser perros tercos que acostumbran a esconder lo que creen que son sus tesoros, que seguramente podrán ser algunos de los tuyos. Por esa razón, debes educar a tu bulldog en el gesto de facilitar intercambios de lo que han escondido por juguetes o recompensas de piensos.

Los bulldogs jóvenes están a tiempo de ser socializados con otros perros. Ya de mayores, puede ser un problema que no toleren a otras mascotas a su alrededor.

Como ves, elegir un cachorro de bulldog tiene sus inconvenientes. En tu mano está si sigues adelante o no. Suerte.

La delicada línea que ata la salud de los perros

La columna vertebral es una estructura básica del esqueleto de los animales. Les proporciona una fijación necesaria para el armado óseo del cuerpo, pero también una flexibilidad suficiente para garantizar movimientos coordinados. Sin embargo, la columna vertebral es al mismo tiempo un sistema muy delicado. La columna vertebral de los mamíferos, y la de los perros, se compone de una larga serie de huesos conectados entre sí que cuentan con una serie de uniones que funcionan como amortiguadores naturales.

Patrocina MascotaSana: Piensos naturales para perros sanos

Ejercicio perro

Son los discos intervertebrales. Se trata de puntos de unión almohadillados que facilitan una adecuada flexibilidad y todos los movimientos del cuerpo del animal. Pero la columna vertebral también funciona como un canal a través del que se conducen las terminaciones del sistema nervioso que circulan por su interior, por la llamada médula espinal.

Paquete nervioso Un paquete de nervios forrado y protegido por la columna vertebral que se conecta entre las vértebras para dar naturaleza a las funciones nerviosas. Los mismos nervios pasan por entre medio de los discos, lo cual es una ventaja, pero, como veremos, también un inconveniente cuando se produce una mala articulación del conjunto. Bajo este esquema en apariencia simple es como funciona el sistema nervioso asociado a la columna vertebral. Y es que, cuando los discos resultan dañados por la fricción o se hinchan por contactos inadecuados, se produce una calcificación paralela que ejerce, a su vez, una presión sobre los nervios que conectan y salen de las uniones de los discos.

Y toda presión de los discos inflamados o dañados sobre los nervios genera invariablemente un dolor. Si el daño es mayor, se puede producir incluso una parálisis motora porque los nervios que han de activar la movilidad local dejan de funcionar. Dejan de ser vectores de transmisión de impulsos nerviosos. Como si un cable dejara de conducir la electricidad con la que activar un motor que funcione con electricidad. Entonces es cuando se produce la temida parálisis que impide que los perros puedan, por ejemplo, moverse o sostener su propio peso. Un dolor más atenuado puede hacer que un perro rechace el ejercicio y que aparezcan otros problemas de salud asociados a una movilidad limitada.

El tratamiento más común en estos casos, como recordará cualquier responsable de una tienda de animales donde acudamos a comprar comida o suplementos para perros, pasa por administrar antiinflamatorios. Si la debilidad motora es el principal problema, entonces se puede recetar corticosteroides aunque, en casos más serios, lo recomendado es cirugía con la que se buscará una solución que pueda aliviar el problema. Observadores proactivos Si tu perro siente dolor o muestra debilidad en las patas traseras existe una gran probabilidad de que pueda tener algún disco vertebral dañado. No obstante, también es cierto que hay otras dolencias de los perros que se manifiestan con los mismos síntomas.

Por éso, ante la aparición de molestias, de dolores o de formas de caminar poco habituales en estas mascotas, la recomendación siempre es la misma, acudir al especialista veterinario que será el que descartará si se está ante un problema con los discos intervertebrales o no.

En este sentido, un ejemplo de problemas nerviosos que se suelen confundir con los asociados a los discos de la columna vertebral de los perros es el que tiene que ver con la rotura de los ligamentos de las rodillas que se dejan ver como una debilidad motora. Otro caso asociable a problemas en los discos vertebrales puede ser el de las luxaciones de ambas rótulas que ofrecen patrones de cojeras recurrentes similares.

Lo dicho, la mejor recomendación cuando hay sospechas de que la mascota tiene dolores en la columna es acudir a un veterinario de confianza. Es la mejor ayuda que podemos ofrecer a nuestra mascota en un primer momento.