Archive for the ‘Cuidado’ Category

Los efectos secundarios menos deseables de los medicamentos para perros

Los medicamentos para perros tienen, por lo general, efectos secundarios que tienen el potencial de ser dañinos para tu mascota. Por tanto, como sucede en el caso de los humanos, es importante saber qué consecuencias puede tener la administración de ciertos preparados que se emplean para resolver las dolencias y afecciones de nuestros animales de compañía.

Patrocina MascotaSana: Productos naturales para perros

La medicación y los perros.

La medicación y los perros.

Queremos compartir contigo, algunos de esos efectos no deseados para que estés alerta. Nos vamos a referir a los que desencadenan problemas gastrointestinales, hepáticos y para el corazón:

Efectos secundarios gastrointestinales. A largo plazo, medicamentos como el paracetamol, el ibuprofeno o las, aparentemente inocuas, aspirinas, pueden causar úlceras en el tracto gastrointestinal. Los medicamentos de esta familia se recetan a los perros para mitigarles el dolor, pero si tu mascota vomita, tiene náuseas, diarrea o sus heces son oscuras, tienes que saber que la administración de estas preparaciones ha de ser suspendida inmediatamente. Las sobredosis de estos fármacos tienen el mismo efecto. La ingesta prolongada de antibióticos puede causar efectos secundarios gastrointestinales con consecuencias fatales para las mascotas. La penicilina es uno de los que hay que saber administrar. La eritromicina, la clindamicina, la rifampicina y la enrofloxacina pueden producir vómitos y diarrea, y, lo mismo, una afección más o menos seria del tracto gastrointestinal. Antipulgas Algunos medicamentos antipulgas que se recetan para los perros irritan el sistema digestivo cuando son ingeridos de manera fortuita y la reacción puede desencadenar un babeo pertinaz o una irritación de la piel sin motivo aparente. Las medicinas descritas no deben administrarse a perros con enfermedades renales y éso incluye a la, como decimos, aparentemente inocua aspirina. Las sobredosis de aspirinas provocan convulsiones e incluso la muerte por intoxicación de salicilato.

Uno de los efectos secundarios más nocivos de los aminoglucósidos y de las sulfamidas es el daño renal. Las inyecciones de neomicina y de gentamicina también pueden dañar los riñones de la mascota.

Efectos secundarios dañinos en el hígado. Hay datos sobre perros afectados de necrosis hepática aguda fulminante debido a sobredosis de mebendazol. Los signos clínicos detectados en este caso son depresión, anorexia y diarrea hemorrágica. El uso prolongado de sulfamidas puede dañar al hígado igualmente.

Efectos secundarios en el corazón. Los medicamentos señalados, los recordamos, ibuprofeno, aspirina y el paracetamol, alivian los dolores de la artritis en las articulaciones de los perros mediante la supresión de la producción de prostaglandinas. Sin embargo, el empleo continuado de dosis de estos medicamentos puede conducir a la intoxicación de los perros y producir insuficiencia cardíaca-

La sobredosis de dexametasona y de prednisolona causan hiperadrenocorticismo (enfermedad de Cushing) en los perros. Estos fármacos inhiben el sistema inmunitario y se utilizan para tratar enfermedades relacionadas con inmunodeficiencias. Los signos clínicos que remiten a afecciones derivadas de una sobredosis con estos compuestos son el aumento del apetito y de la ingesta de agua, la pérdida excesiva de pelaje, el adelgazamiento de la piel y la hinchazón del abdomen del perro.

Algunos medicamentos afines a los de la familia de los comentados afectan al mismo tiempo al estómago, a los riñones y al hígado. Por esa razón, la administración simultánea de diferentes tipos de medicamentos debe realizarse bajo el asesoramiento de veterinarios cualificados. Y ésto es así, porque la ingesta prolongada de un cóctel de fármacos combinados puede dejar secuelas en la mascota u ocasionar la muerte del animal.

En la actualidad hay toda una serie de fórmulas farmacológicas desarrolladas sobre la base de las propiedades naturales de algunas hierbas medicinales que no tienen efectos secundarios y que pueden ser una alternativa válida para recetar en casos especiales y para reponer la salud de los perros.

¿Te han servido estas recomendaciones?

Anuncios

Todo lo que hay tras los estornudos de los perros

Los estornudos de los perros son actos involuntarios, sí, pero pueden ser indicativos también de una irritación en las vías respiratorias o, peor, síntoma de una infección más grave.

Perro estornudando

Perro estornudando

Pero no hay que alarmarse, la mayor parte de las veces, los estornudos no tienen ningún tipo de consecuencias. Sin embargo, hay que vigilar a la mascota si, con los estornudos se delata la presencia de sangre. En ese caso, es imprescindible acudir a la consulta de un veterinario para que vea al animal.

Alergias

Las alergias o las irritaciones suelen hacer estornudar a los perros. El desencadenante puede ser casi cualquier cosa. Polen, polvo, un aroma en el ambiente, moho, productos químicos o, incluso, el humo de cigarrillos.

Los estornudos causados por las alergias desencadenan largos episodios de estornudos encadenados. En los casos de perros alérgicos, se suele aplicar dosis histamínicas para aliviar los episodios menos agradables para el animal. En casos más serios, con síntomas de alergia más persistentes, se suelen recetar esteroides en inyecciones que han de ser administrados por veterinarios.

Enfermedades respiratorias

Las enfermedades respiratorias pueden provocar estornudos en los perros. Los causan bacterias y virus dañinos. Los cachorros suelen estar particularmente expuestos a resfriados, a gripes y a infecciones de los senos paranasales.

Las enfermedades respiratorias más frecuentes en los perros son la parainfluenza canina o la que desencadena el adenovirus, cuyos primeros síntomas son precisamente los estornudos. Estos estornudos suelen estar acompañados por moco, congestión nasal y ocular, apreciándose también ojos hinchados, ganglios linfáticos, fiebre elevada, en ocasiones tos, jadeos y falta de energía.

Objetos extraños

Los perros, como ya sabes son animales curiosos. Esa curiosidad les lleva a ingerir o inhalar objetos pequeños por accidente. Estos objetos pueden irritar la nariz y las vías respiratorias que obligan al animal a estornudar con frecuencia. En ocasiones, se puede extraer el objeto si es visible y accesible, en el caso de que no lo sea, la recomendación es también la de acudir a un veterinario para que extraiga el cuerpo con instrumental adecuado.

Pero si el perro estornuda sangre, puede significar que el objeto atrancado en la vía respiratoria está hiriendo la cavidad en la que se encuentra. En fases avanzadas, estos síntomas pueden complicarse con hinchazones en el hocico o en la cara del animal. Y, algo peor, dificultar su respiración. En los casos más peligrosos, se pueden llegar a bloquear los conductos respiratorios y ocasionar la muerte de la mascota.

Caries dental

La caries dental en los perros también puede tener efectos secundarios. Pueden generar pus que se acumula si no hay tratamiento. Las bacterias pueden llegar a entrar en el flujo sanguíneo y afectar a los órganos de los perros. Y sí, las infecciones dentales en los perros pueden desencadenar estornudos.

Si detectas mal aliento en el hocico del animal o encías hinchadas, consulta a tu veterinario de confianza. Las infecciones dentales son más frecuentes en perros de más de tres años de edad y, como también te puedes imaginar, pueden ser prevenidas con cepillados diarios y con el recurso de golosinas y de juguetes para perros como los que se suelen comprar en las tiendas de animales.

Tumores

Los tumores del tracto respiratorio, lo mismo, pueden causar estornudos. Los estornudos bajo el efecto de los tumores pueden estar acompañados de sangre. Para comprobar si hay rastro de tumores, el veterinario pedirá la realización de radiografías y posiblemente también de biopsias con las que determinar si se está ante un tumor benigno o maligno.

Por último, recordar también que los estornudos pueden ser frecuentes en ciertas razas de perros, sobre todo los de nariz chata. En cualquier caso, si los estornudos son frecuentes e, igual, si detectas la presencia de sangre, acude al veterinario.

Claves, inconvenientes y beneficios de la hierba para los gatos

La hierba para los gatos, la llamada hierba gatera, ha demostrado ofrecer notables beneficios nutricionales para estas mascotas. A pesar de que los gatos son animales carnívoros, también disfrutan comiendo hierba. Para asegurarse de que la hierba de gatos está libre de agentes químicos y de que no resulta tóxica para su mascota, acuda siempre a comprar esta comida a una tienda de animales de confianza.

Hierba gatera

Hierba gatera

La hierba gatera es beneficiosa para los gatos por motivos como éstos:
– Estimula la digestión y el flujo sanguíneo. Los gatos con una alimentación rica en proteínas pueden tener dificultades en la digestión. La hierba para gatos contiene fibra y aminoácidos que mejoran el tracto intestinal y previenen la diarrea y el estreñimiento. Además, las hierba gatera presenta moléculas de clorofila que son similares a las moléculas de la hemoglobina y que ayudan a estimular el flujo sanguíneo y, lo mismo, la digestión. Desintoxicación y vómitos
– Desintoxicación naturalizada. La hierba para gatos, en especial la de trigo, representa un beneficioso desintoxicante. La hierba ayuda a evacuar las toxinas que se acumulan en los órganos del cuerpo de los gatos de manera natural.
– Un vomitivo muy eficaz. Los gatos suelen comer hierba cuando quieren provocarse el vómito. Si la hierba no se mastica correctamente, su textura puede irritar el interior del estómago e incitar al vómito. El vómito puede resultar útil también si el gato ha ingerido algún tóxico o si busca regurgitar una bola de pelo.

Las bolas de pelo se acumulan en el estómago de los gatos debido a que estos animales suelen acicalarse con la lengua arrancando pelos e ingiriéndolos de forma involuntaria. Las bolas de pelo se suelen eliminar de manera natural, aunque la hierba gatera puede ayudar bastante.

– Fuente de vitamina E. La hierba gatera contiene una gran cantidad de vitamina E, de las más importantes de entre las liposolubles antioxidantes. Se trata de un componente natural que ayuda a regenerar las células del cuerpo. La hierba de trigo para gatos contiene una gran cantidad de vitamina E. Los antioxidantes reducen el riesgo de enfermedades del corazón y el cáncer y mejoran las condiciones de inmunidad del organismo.

– Fuente de vitamina B. La hierba de los gatos contiene también una gran cantidad de vitamina del grupo B. La niacina, o B3, o la vitamina B12. La vitamina B acelera el metabolismo, mantiene la salud de la piel y del pelo del animal, fortalece el sistema inmunológico, previene la anemia, reduce el riesgo de cáncer de páncreas y estimula el sistema nervioso.

Algunas precauciones

Los gatos que consumen hierba pueden también estar en peligro por el riesgo de comer algunas plantas verdes que pueden resultar tóxicas para su organismo. Algunas de estas plantas o frutos que los gatos no deberían comer son el aloe vera, el muérdago, los narcisos, los higos, el rododendro o las plantas de las cebollas.

Otro riesgo asociado a comer plantas de manera libre es el de la ingesta de pesticidas y fertilizantes que pueden desencadenar una reacción alérgica o incluso envenenar a los gatos.

Si quiere estar seguro de que su gato no come las hierbas que no debe, evite que salga al jardín o se acerque a zonas con vegetales potencialmente peligrosos. Aún más, si tiene la oportunidad, plante usted mismo semillas de hierbas de trigo. Será uno de los platos especiales de su gato. Una cosecha casera muy, pero que muy saludable. ¿qué le parece la idea?. Hierba gatera.

8 síntomas de los perros que no debería ignorar

Muchas afecciones que podemos descubrir en los perros pueden ser pasajeras, otras, necesitarán de asistencia veterinaria y hasta de intervenciones urgentes. Entre éstas se encuentran los colapsos súbitos, las convulsiones, el sangrado o las lesiones que resultan visibles. Sin embargo, hay otros síntomas menos perceptibles, que son más sutiles, que pueden pasar desapercibidos para algunos cuidadores de perros con menos experiencia.

Patrocina MascotaSana: Productos sanos para perros sanos

Una buena salud para afrontar el invierno.

Una buena salud para afrontar el invierno.

Nos proponemos comentar aquí esos síntomas de la alteración de la salud de los perros que podrían pasar desapercibidos y que, en el caso de prolongarse, podrían ocasionar daños irreversibles en las mascotas e incluso producirles la muerte. Pasemos revista a esos síntomas y comentémoslos:

– Problemas respiratorios. Que un perro tenga problemas para respirar es un asunto serio. Podría ser por lesiones de corazón, por alguna enfermedad pulmonar no detectada, por una obstrucción de las vías respiratorias, por infecciones… Es importante conocer en estos casos otros síntomas añadidos, como los jadeos asociados, la tos de perro, la lentitud de la respiración o cualquier ruido extraño asociado. Datos complementarios que pueden ayudar al veterinario a emitir un buen diagnóstico.

– Periodos con diarrea prolongados. Una diarrea en perros nos indica un problema estomacal. Si la diarrea persiste durante más de dos días, no lo dude, pida ayuda veterinaria. La diarrea puede causar deshidratación severa. No deje de comentar al veterinario si la diarrea es crónica o en qué momentos se han producido otros episodios idénticos en el pasado.

– Vómitos. Los vómitos pueden ser una señal de indigestión, de que el perro ha tenido contacto con alguna comida inapropiada. Pero los vómitos también pueden ser ocasionados por obstrucciones intestinales, por problemas renales, con el hígado, ser el resultado de una pancreatitis recurrente o incluso por una malfunción del tiroides. Pero tenga en cuenta también que si su perro vomita de manera consecutiva, el animal puede haber sido envenenado. No lo dude, acuda inmediatamente a un veterinario.

Sed

– Incremento de la sed. Es fácil saber cuando su perro bebe mucha agua, como le puede contar un responsable de una tienda de animales donde suela comprar el pienso de los perros. Se puede saber por el número de veces que tiene que reponer agua en el cazo de la mascota o por el descenso del nivel del agua del recipiente. No dude en marcar el nivel para controlarlo si hace falta. El incremento de la sed puede ser un síntoma de que su perro padece de diabetes, de que tiene una enfermedad renal o hepática o que también ha sido envenenado.

– Micción frecuente. El aumento de la sed incrementa la micción en personas y en perros. En el caso que nos ocupa de los perros, orinar mucho puede ser un síntoma de lo mismo, de diabetes, de alguna infección oculta o de problemas renales. El control de cuanto orina su perro puede ser difícil de averiguar, especialmente si el animal tiene la costumbre de salir a hacerlo fuera de su entorno y de su atención.

– Perros que no comen. Si su perro no come, si pierde el apetito, si rechaza su alimentación y la situación se prolonga durante más de 48 horas, preocúpese puede haber un problema grave de salud de fondo. Acuda al veterinario rápidamente.

– Incapacidad para orinar y defecar. Si ocurre, se trata de señales de advertencia de que su perro puede tener problemas renales, sufrir una intoxicación o verse afectado por una obstrucción de uretra.

– Heces oscuras y sangre. Las heces muy negras pueden ser consecuencia de colitis; la sangre en las heces, un signo alarmante de una úlcera sangrante, de tumores, de la existencia de parásitos y de haber ingerido objetos extraños.

Y lo que siempre recomendamos, no deje de observar a su perro, su apariencia física, su comportamiento… es el mejor chequeo que le puede hacer para estar alerta. Cada día.

La eutanasia en los gatos y el duelo ético de sus cuidadores

No pocos dueños de gatos se enfrentan en algún momento de las vidas de sus mascotas con la desagradable cuestión de la eutanasia. Una muerte programada para gatos de edad muy avanzada y presentan enfermedades degenerativas o muy dolorosas que les hacen sufrir.

La eutanasia de los gatos, como para cualquier animal de compañía, representa un duelo ético para sus dueños que quieren a sus mascotas, pero también que no sufran.

Gato persa.

Gato persa.

Elegir o no optar por la eutanasia para librar a los gatos de sus sufrimientos es una decisión muy personal que suele estar condicionada por el estado de salud y por el deterioro visible del bienestar de la mascota. Siempre es una decisión difícil en la que las emociones y hasta las dudas y contradicciones juegan un papel muy importante.

Si ése es su caso, tal vez quiera seguir leyendo este comentario para entender algunos de los fundamentos del tema de la eutanasia en los gatos. Lo que dicen los especialistas veterinarios y lo que suponen muchas de las condiciones de salud que llevan a tomar la decisión de acabar con la vida de la mascota.

Condiciones

Una de esas condiciones de salud irreversibles es la producida por fallos en los órganos de los gatos que generan una acumulación de toxinas en su organismo y que deriva irremisiblemente en una muerte lenta y hasta dolorosa.

Algunos gatos muy viejos también suelen presentar problemas de movilidad con dolores en las articulaciones que les impiden ir a su recipiente de arena para hacer las necesidades o incluso moverse para comer.

Ambas situaciones pueden degenerar en una mala alimentación o en infecciones que complican aún más el estado de salud de los gatos. En casos como ésos, la eutanasia puede ser una salida liberadora para el gato y para los miembros de la familia más apegados a la mascota que asisten con dolor al proceso de degradación vital del animal.

Las idas y venidas al veterinario o las intervenciones quirúrgicas no pueden hacer más que generar sentimientos encontrados sobre el sentido del mantenimiento de la vida de la mascota.

En otros casos, los gatos tienen difícil recuperarse de lesiones graves producidas por accidentes. Muchos dueños de gatos optan en estos casos por la eutanasia cuando no les queda opción alguna de por vida para moverse. Si su veterinario le aconseja tomar la decisión de acabar con la vida del gato, valórelo, se trata de un juicio emitido por un especialista sobre el que ha de apoyarse su decisión.

Gatos salvajes

Pero también se dan casos que podemos valorar como más complicados. Gatos que no responden bien a la socialización con personas, como pueden recordar un responsable de cualquier tienda de animales donde se suelen comprar los piensos para estas mascotas.

Se trata de gatos mayores o de animales que han vivido en libertad sin presencia de humanos. Gatos cuyas conductas pueden ser un riesgo para familias con niños pequeños.

El duelo ético aparece cuando no es posible encontrar un hogar para estos gatos manifiestamente incompatibles y la única opción viable que surge es la eutanasia. Puestos a arrojar algo de luz sobre esta cuestión difícil, decir que puede ser más razonable acabar con la vida de un gato que abandonarlo o entregarlo a una persona que no va a saber manejar los comportamientos extremos de la mascota.

Otra de las consideraciones que entran en juego a la hora de practicar la eutanasia en los gatos es la que se refiere a los gastos. Las intervenciones quirúrgicas o los tratamientos de enfermedades en gatos de edad avanzada pueden ser bastante caros. Si no es posible hacer frente a esos gastos, la eutanasia puede ser un último recurso.

Es importante siempre considerar el hecho de que cuando se adopta un gato se está adquiriendo una responsabilidad de por vida con la vida y con la salud del animal. Ése es el trato.

La nutrición de los gatos por encima de las condiciones genéticas

La genética es un factor determinante en las condiciones de vida y en la salud de los mamíferos, sólo tenemos que vernos a nosotros mismos como humanos para comprobarlo. La herencia es un factor clave. Forma parte de uno de los campos de avance científico más extraordinarios de nuestro tiempo y, tal vez, por éso, parece que no es sólo un factor determinante, sino que es clave.

Patrocina MascotaSana: Productos sanos para gatos

La importancia de una buena nutrición.

La importancia de una buena nutrición.

Lo es, pero no tanto. Hay otros en las que los seres vivos se juegan su salud y su futuro cada día. Uno de ellos es la nutrición. Podemos disfrutar o padecer unas determinadas condiciones genéticas, pero si la alimentación no es equilibrada y correcta, hacemos mucho por abrir la puerta de nuestro organismo a los problemas de salud En ese sentido, una buena alimentación es clave.

Si hablamos de mascotas, de gatos, aún debemos hilar más fino. Los gatos son animales extraordinariamente sensibles a las carencias nutricionales. Tienen extraordinarias habilidades, la naturaleza los ha convertido en animales muy especializados, pero resultan muy vulnerables a las deficiencias en la alimentación.

Si usted tiene gatos, seguro que le interesa seguir leyendo lo que tenemos que compartir sobre su alimentación específica. Veamos, para empezar, cómo se llevan los gatos con las proteínas.

Proteínas

Las proteínas han de incluirse en la comida de los gatos sí o sí. Son una fuente de energía principal para unos animales que son más activos de lo que parece. Las proteínas ayudan a la producción de anticuerpos, a la de las enzimas, a las hormonas y a la salud de los tejidos.

Huevos, carnes y pescados son fuentes básicas de proteínas para los gatos. Las proteínas animales son las que necesitan los gatos, no las de origen vegetal que nos se corresponden con sus niveles de necesidades nutricionales. No olvide éso cuando acuda a comprar la comida de los gatos a una tienda de animales, fíjese en el etiquetado y rechace piensos basados exclusivamente en proteínas vegetales.

Grasas, vitaminas y minerales

Los gatos también necesitan de grasas que pueden tomar de las carnes o de aceite vegetales. Los gatos precisan muy especialmente de dos tipos de grasas, las linoléicas y las araquidónicas que se localizan en las carnes. Grasas y vitaminas han de ser solubles en agua para asegurar que puedan ser asimilables por el metabolismo de los gatos.

Las vitaminas fundamentales para los gatos son las A, K, D y E, pero también las del complejo E y la C. Si el gato no recibe buenos aportes, entonces hay que corregir la dieta y en el momento de la recuperación pasar a un plan B añadiendo suplementos recetados por un veterinario de confianza.

Los minerales obran el milagro de ayudar a la formación y la consolidación de los huesos y los músculos de los gatos. La lista de minerales es larga, como sucede con los humanos, pero ha de incluir calcio, magnesio, potasio, cloro, cobre, hierro, selenio o zinc. Todos, se pueden encontrar igualmente en carnes y pescados y en los huevos.

La comida de los gatos, como seguro que ya sabrá, se presenta seca en forma de piensos o húmeda en latas, ambas disponibles habitualmente en tiendas de animales. En esas preparaciones los cuidadores de gatos pueden encontrar todos los nutrientes que necesitan las mascotas.

No obstante, la comida seca, los piensos suelen tener una mayor cantidad de carbohidratos y menor de proteínas. Hay que tener en cuenta que los gatos necesitan en su dieta diaria no más de un 5% de hidratos de carbono. La comida enlatada tiene menos hidratos de carbono. La enlatada se suele recomendar a gatos con sobrepeso o que tienen algún tipo de enfermedad renal.

Los alimentos secos, por contra, ayudan a prevenir la aparición de placa dental y sarro. En la tiendas de animales se pueden encontrar pequeñas golosinas que sirven como alimento, pero también como medio para fortalecer las encías.

Los gatos pequeños, los lactantes o los animales enfermos necesitan de dietas equilibradas adaptadas a sus condiciones de vida, edad o salud. Algo que tiene que estar respaldado insistimos por la opinión de un veterinario que conozca cada caso.

Razas de perros hipoalergénicos, la salud a cuatro patas

¿Existen los perros hipoalergénicos?, ¿perros con las mejores garantías de que no ayudarán a desarrollar las alergias humanas?. La respuesta es sí, la ciencia conoce desde hace años que algunas razas de perros, que algunos de sus cruces, generan tasas bajas o nulas de afecciones alérgicas.

Patrocinado por MascotaSana: Productos sanos para perros sanos

Razas de perros.

Razas de perros.

Son perros estadísticamente hipoalergénicos. Perros que no generan en sus dueños alergias y que resultan ideales para cuidadores que sueñan con tener un animal de compañía pero que no se atreven por su especial sensibilidad alérgica.

Alergias creadas por sus pelos, por los ácaros que viven en el cuerpo de estas mascotas, por la que les pueden llegar de sus deposiciones, de la caspa, de su saliva, de sus excrecencias o con los cambios hormonales de su celo.

Alergias y limpieza

Las alergias humanas son un mal de nuestro tiempo que los especialistas achacan a las condiciones extremadamente limpias e inocuas de nuestros entornos domésticos y de trabajo.

El cuerpo ya no se enfrenta como lo hacía en el pasado a microbios, a agentes patógenos, que, si bien eran motivo de enfermedades y de mortandad, también hacían mucho por estimular el sistema inmunitario humano.

La farmacología de nuestro tiempo, el uso muy extendido de los antibióticos, la popularización de comidas más elaboradas, más procesadas, han ido también en la misma dirección de hacernos más vulnerables a las alergias.

Pero ¿de qué perros estamos hablando? De razas hipoalergénicas como las de los perros Affenpoo, cruces de Airedale; de Terriers Biscotti, cruces de Basenji Bea-Tzu chinos, de perros diferentes como el Bedlington Terrier, el Bouvier des Flandres, el Cairn Terrier, el Chihuahua chino o el Cockapoo de cresta, cruces de Coton de Tuléar y galgos italianos, así como de labradoodles, Maltipoo cruzados, de la de perros malteses, cruces de pastores viejos ingleses o con caniches, o de las mezclas de Taco Terrier y Yorkshire Terrier.

Perros alérgicos

En el lado contrario, si nos permite la expresión, del espectro alérgico, tenemos una selección completa de perros a los que una persona sensible no podría acercarse ni en pintura. Perros que producen más caspa, más saliva y hasta más proteínas desde sus glándulas sebáceas que son un caldo de cultivo perfecto para las reacciones alérgicas. Perros de una lista básica de alérgicos serían el Hound afgano, el Basset Hound, el Dachshund, el Doberman, el pastor alemán o el Springer Spaniel.

Recuerde que en esto de las alergias, no todas las reacciones son inmediatas, algunas sí, son reacciones que se miden en minutos, en otras, hay plazos mucho más largos. Por esa razón, los veterinarios, los médicos y muchos de los profesionales responsables de las tiendas de animales sugieren que haya un contacto previo con el perro que se vaya a comprar.

Un contacto de algunas horas, para jugar e interactuar con la mascota, tiempo suficiente para que se pueda saber con alguna certidumbre que el animal no va a producir ninguna reacción inesperada en su nuevo dueño.

Algunas tiendas de animales no sólo tienen en cuenta ésto a la hora de ofrecer sus animales, sino que también permiten desarrollar ‘pruebas de contacto’ para facilitar la adopción.

En otros casos, las mismas tiendas de animales, donde se suele comprar piensos, las comidas de las mascotas, suelen tener políticas de ventas flexibles para estas situaciones, por lo que se recomienda informarse previamente si cree que usted es un candidato claro a sufrir alergias por el contacto con perros. También puede resultar útil conocer el parecer de un veterinario de confianza sobre su interés por comprar un perro de una raza en cuestión.