Archive for the ‘Alimentación’ Category

8 síntomas de los perros que no debería ignorar

Muchas afecciones que podemos descubrir en los perros pueden ser pasajeras, otras, necesitarán de asistencia veterinaria y hasta de intervenciones urgentes. Entre éstas se encuentran los colapsos súbitos, las convulsiones, el sangrado o las lesiones que resultan visibles. Sin embargo, hay otros síntomas menos perceptibles, que son más sutiles, que pueden pasar desapercibidos para algunos cuidadores de perros con menos experiencia.

Patrocina MascotaSana: Productos sanos para perros sanos

Una buena salud para afrontar el invierno.

Una buena salud para afrontar el invierno.

Nos proponemos comentar aquí esos síntomas de la alteración de la salud de los perros que podrían pasar desapercibidos y que, en el caso de prolongarse, podrían ocasionar daños irreversibles en las mascotas e incluso producirles la muerte. Pasemos revista a esos síntomas y comentémoslos:

– Problemas respiratorios. Que un perro tenga problemas para respirar es un asunto serio. Podría ser por lesiones de corazón, por alguna enfermedad pulmonar no detectada, por una obstrucción de las vías respiratorias, por infecciones… Es importante conocer en estos casos otros síntomas añadidos, como los jadeos asociados, la tos de perro, la lentitud de la respiración o cualquier ruido extraño asociado. Datos complementarios que pueden ayudar al veterinario a emitir un buen diagnóstico.

– Periodos con diarrea prolongados. Una diarrea en perros nos indica un problema estomacal. Si la diarrea persiste durante más de dos días, no lo dude, pida ayuda veterinaria. La diarrea puede causar deshidratación severa. No deje de comentar al veterinario si la diarrea es crónica o en qué momentos se han producido otros episodios idénticos en el pasado.

– Vómitos. Los vómitos pueden ser una señal de indigestión, de que el perro ha tenido contacto con alguna comida inapropiada. Pero los vómitos también pueden ser ocasionados por obstrucciones intestinales, por problemas renales, con el hígado, ser el resultado de una pancreatitis recurrente o incluso por una malfunción del tiroides. Pero tenga en cuenta también que si su perro vomita de manera consecutiva, el animal puede haber sido envenenado. No lo dude, acuda inmediatamente a un veterinario.

Sed

– Incremento de la sed. Es fácil saber cuando su perro bebe mucha agua, como le puede contar un responsable de una tienda de animales donde suela comprar el pienso de los perros. Se puede saber por el número de veces que tiene que reponer agua en el cazo de la mascota o por el descenso del nivel del agua del recipiente. No dude en marcar el nivel para controlarlo si hace falta. El incremento de la sed puede ser un síntoma de que su perro padece de diabetes, de que tiene una enfermedad renal o hepática o que también ha sido envenenado.

– Micción frecuente. El aumento de la sed incrementa la micción en personas y en perros. En el caso que nos ocupa de los perros, orinar mucho puede ser un síntoma de lo mismo, de diabetes, de alguna infección oculta o de problemas renales. El control de cuanto orina su perro puede ser difícil de averiguar, especialmente si el animal tiene la costumbre de salir a hacerlo fuera de su entorno y de su atención.

– Perros que no comen. Si su perro no come, si pierde el apetito, si rechaza su alimentación y la situación se prolonga durante más de 48 horas, preocúpese puede haber un problema grave de salud de fondo. Acuda al veterinario rápidamente.

– Incapacidad para orinar y defecar. Si ocurre, se trata de señales de advertencia de que su perro puede tener problemas renales, sufrir una intoxicación o verse afectado por una obstrucción de uretra.

– Heces oscuras y sangre. Las heces muy negras pueden ser consecuencia de colitis; la sangre en las heces, un signo alarmante de una úlcera sangrante, de tumores, de la existencia de parásitos y de haber ingerido objetos extraños.

Y lo que siempre recomendamos, no deje de observar a su perro, su apariencia física, su comportamiento… es el mejor chequeo que le puede hacer para estar alerta. Cada día.

Los suplementos, vitales para hacer carrera de salud en los perros

La incorporación de suplementos en la comida de los perros puede hacer mucho para que nuestras mascotas obtengan las vitaminas y los minerales que necesitan. Pero esto puede no ser suficiente. Hay algo más. Cada perro necesita de unos suplementos específicos. Y es así, porque las edades de los animales, las razas y sus niveles de actividad así lo determinan.

Suplementos saludables para perros sanos.

Suplementos saludables para perros sanos.

Hablemos de suplementos de perros para conocer las opciones que se abren para una nutrición con ventajas más allá de los piensos y de la comida que solemos comprar en las tiendas de animales. Para empezar, una pregunta clave obvia ¿qué son exactamente los suplementos?

Los suplementos para perros son combinaciones de sustancias equilibradas que responden a las necesidades de nutrición y vitales del animal. En los suplementos podemos encontrar las más que necesarias vitaminas, pero también aportes de minerales, y si observa con detalle una relación de componentes en uno de sus envases, se sorprenderá al encontrar algunos componentes más exóticos pero igualmente necesarios como el aceite de salmón. Con los suplementos, los perros están más cerca de mantener sus niveles de energía, de mejorar su apariencia física y de recuperarse de dolencias específicas.

¿Qué perros necesitan de suplementos? Lo dicho, la raza, el tamaño, la edad, el estado general de salud del perro y otras variables son las que deciden sobre qué animales necesitan de suplementos, en qué cantidad, cuándo hay que tomarlos, qué deficiencias nutricionales son las preferentes y que hay que corregir. Como sucede con los seres humanos, los cachorros y los perros de edad avanzada son los que más necesitarán de esos suplementos. Y, por supuesto, los que se están recuperando de alguna enfermedad.

Artritis

Entrando más en detalles, la artritis de los perros necesita de suplementos que contengan glucosamina. Los perros con problemas en la capa, en su pelo, necesitan de ácidos grasos omega-3. Si la mascota padece de mal olor en la boca, de halitosis, hay suplementos muy recurrentes que se ofrecen como remedios medicinales muy naturales. Suplementos confeccionados a base de eucaliptol o de mentol que ayudarán mucho a los perros con esos problemas.

Hay que recordar que la ingestión de vitaminas para complementar una dieta es una buena decisión nutricional, pero que sustituir las que deberían estar en una alimentación equilibrada por otras añadidas representa un enfoque totalmente incorrecto. Por otro lado, aportar más vitaminas de las que necesita nuestra mascota puede incluso perjudicarla. A la larga, es como si el animal no comiera lo suficiente.

Como también sucede en el caso de los seres humanos, no resulta sensato automedicar a los perros, proporcionarles suplementos como si fueran poco menos que golosinas. No tiene sentido. La salud es algo lo suficientemente serio como para que nos la tomemos así, en serio. Y más en relación a animales que están a nuestro cargo. La recomendación más obvia es consultar a un veterinario de confianza antes de administrar suplementos.

Por último ¿cómo administrar los suplementos para perros? ¿cómo dárselos a comer?. Los suplementos se dispensan normalmente en pastillas. Sabemos por experiencia que existen otros suplementos que se pueden disolver en agua, suplementos éstos últimos que pueden no ser fáciles de administrar.

Algunos perros son especialmente sensibles a los sabores extraños, su gusto es de categoría gourmet. Lo normal es meter las píldoras en el interior de trozos de comida, pero en el caso de estos perros sibaritas, lo más razonable es introducir las pastillas en comida que tenga un sabor fuerte y que oculte el posible sabor de los suplementos. Pueden funcionar bien los trozos de queso o de carne. Todo es probar, los perros por supuesto.

El valor de los suplementos en las dietas de los perros

Hablemos de los suplementos en las dietas de los perros. Los suplementos pueden marcar en algunos casos una diferencia en la salud y en el bienestar y en la calidad de vida de los perros. Suplementos que respondan a sus necesidades, las de vitaminas y minerales, que guarden correspondencia con su momento vital, con su raza, con su nivel de actividad y con la edad de los perros.

Patrocina MascotaSana: Suplementos alimenticios para perros sanos

Un perro bien alimentado es un perro feliz.

Un perro bien alimentado es un perro feliz.

Pero, como sin duda le recordará un responsable de una tienda de animales donde suela comprar esos suplementos, no se trata de administrar compuestos a los perros de cualquier manera, ni hacer por ‘doparlos’. De lo que se trata es de descubrir sus potenciales estados carenciales y ayudarles a superarlos. Tan simple como éso.

Pero vamos por partes. ¿qué son exactamente los suplementos? Sí, es cierto que los asociamos a vitaminas y minerales, pero sólo con leer sus composiciones podemos caer en la cuenta de que se trata de mucho más. Sus combinaciones son extraordinariamente variadas.

Algunos tienen composiciones tan ‘exóticas’ como extractos de menta o están constituidos por grasa de salmón, aditivos que le ayudarán a recuperarse de sus dolencias específicas, mostrar un pelaje lustroso o contribuir a vivir más tiempo con nosotros.

¿Cuándo necesitan los perros esos suplementos? Bueno, las necesidades de los perros pueden variar considerablemente, como decíamos, dependiendo de las razas. Algunas necesitan nutrientes específicos en determinados momentos de sus vidas, como sucede con las perras que están preñadas o con las que dan de mamar a sus crías, pero también son recomendables para los perros jóvenes que están creciendo. Ya sabe, han de fortalecer sus huesos y desarrollar plenamente sus órganos.

Ni que decir tiene que una enfermedad se supera mejor si se le ofrece un extra a nuestra mascota. Aún más, los gastos energéticos extra asociados a los fríos del invierno son motivo suficiente para pensar en pedir consejo sobre suplementos específicos.

Suplementos comunes indicados para los perros son la glucosamina, eficaz contra condiciones de salud como la artritis, también lo son los ácidos grasos Omega-3. Los aceites de yerbabuena, fíjese bien, están indicados para acabar con el aliento de los perros. Como sucede con las personas que tenemos pastillas iguales en las farmacias.

Por supuesto que también tiene a su disposición toda una serie de suplementos naturales que harán, sí, más natural, la metabolización de los nutrientes, como ocurre con los alimentos biológicos que consumimos los humanos.

Recuerde que la administración de suplementos nunca podrá sustituir a una alimentación equilibrada y que no son un remedio del que haya que echar mano para compensar comidas que no llegan a cubrir las necesidades calóricas o simplemente alimenticias de los perros. Es más, los perros bien nutridos no deberían tener que consumir suplementos que son, como su nombre indica, un extra.

Y otra cosa más, un exceso de vitaminas en la dieta de los perros, como en los humanos, puede ser tan perjudicial como no alimentarse de manera suficiente o hacerlo en cantidades inadecuadas.

Muchos suplementos se presentan en forma de píldoras y la manera más fácil de darlas a los perros es envolviéndolas en su comida, para que no noten texturas extrañas o sabores que les hagan rechazarlas. Otros tipos de suplementos son líquidos y se disuelven en el agua que se da de beber a la mascota.

Si se decide por los suplementos, insistimos, ayúdese y ayude a su mascota buscando el apoyo y la información que necesita sobre estos preparados. Desde luego, con la inestimable competencia de un veterinario de confianza.

Parásitos intestinales, una ruleta rusa para la salud de los gatos

Las lombrices son un problema muy común entre los gatos que, si no se trata convenientemente, puede afectar seriamente a su salud. Hay lombrices para todos los gustos: tenias, parásitos intestinales, tricocéfalos, nemátodos…, organismos que se pueden transmitir a su gato de muchas maneras diferentes, todos organismos nocivos altamente contagiosos. Los parásitos intestinales pueden convertirse en una ruleta rusa para la salud de los gatos.

Es importante observar la alimentación de su gato.

Es importante observar la alimentación de su gato.

Los gatos tienen una cualidad que los hace más vulnerables a estas afecciones, si cabe, que otros animales y es su curiosidad innata. La que les lleva a meter su hocico donde encuentran algo de interés, que puede ser casi todo.

Pero hay opciones para evitar que los gatos se vean afectados por las lombrices y otros organismos patógenos que se desarrollan bajo las mismas condiciones. Podríamos agruparlas en siete consejos, con medidas fáciles de adoptar y con mucho sentido común. Las vemos:

-Higiene ambiental. Se trata de procurar algo obvio, mantener el entorno de los gatos lo más limpio posible. Recuerde que las materias fecales o los fluidos corporales de cualquier animal doméstico, de los mismos gatos, puede ser fuente de propagación de parásitos. Mantenga su jardín o espacios libres y comunes bien limpios. Y vigile que su mascota no entre en contacto con las zonas sucias que están fuera de su alcance.

-Comida. Observe la alimentación de su gato. También si su mascota entra en contacto con otros gatos que pueden ser portadores ocasionales de lombrices y demás parásitos. Piense, además, que los roedores, algunos insectos o los pájaros pueden ser portadores de parásitos.

Aunque no lo crea, las pulgas pueden transportar del mismo modo parásitos que pueden acabar en el aparato digestivo de los gatos. Algo que seguro le contará por experiencia propia cualquier responsable de una tienda de animales donde suela comprar sus piensos para gatos.

Otro dato más sobre la comida que puede resultarle revelador. La ingestión de carne cruda o poco cocida puede poner en contacto a los gatos con las lombrices.

-Medicamentos. Algunos medicamentos que se emplean para eliminar a los parásitos que se desarrollan en el corazón de los gatos, también son buenos agentes para prevenir la aparición de la tenia. Uno de ellos es el Drontal y la serie de medicamentos análogos que se conocen por otras denominaciones. Ojo, si su gato recibe esa medicación específica, no la intercambie con otra mascota, con un perro. Al menos sin consultar a su veterinario de confianza.

-Aislamiento. Si encuentra que uno de sus gatos está afectado por un ataque de parásitos, aíslelo lo más rápidamente posible, y eso también vale para su bandeja de arena, para su comida, para los suplementos que toma y para el agua que ha de beber. No puede haber ningún contacto con otros animales, tampoco con otros que no sean de su raza. Entiéndase perros, por ejemplo.

-Alimentación completa. Si sus gatos se han visto afectados por las lombrices, haga algo con todo sentido común, no escatime esfuerzos por proporcionarles una alimentación suficientemente balanceada que vuelva a recuperar sus defensas. Comida, piensos para que puedan recuperarse de la debilidad que supone ser atacado por organismos parásitos desde el interior. Dieta con aportes extra de vitaminas son una buena solución que encontrará, sin duda, en su tienda de animales de confianza, donde suela comprar los suplementos de su gato.

-Antiparasitarios. Los medicamentos antiparasitarios o antihelminíticos son una herramienta fundamental en la prevención de la aparición y en la difusión de colonias de estos organismos.

Un dato. Tenga cuidado, los gatitos pequeños pueden ser contagiados con la leche de su madre. Además, sus sistemas inmunológicos no están lo suficientemente desarrollados como para poder enfrentarse con garantías a una infestación parasitaria. Desparasite a su gatito a las seis semanas de vida y luego entre las ocho o las diez semanas. Si su gata está embarazada, espere a que dé a luz para iniciar la desparasitación.

-Examen de deposiciones. Una buena política para detectar la aparición de parásitos intestinales en los gatos es pedir una o dos veces al año un examen de heces de su mascota. Con ello, podrá saber si su animal está en buenas condiciones o está desarrollando una infestación que puede, a la larga, tener consecuencias graves. Es una razonable medida de prevención. Además, usted mismo puede implementar estas observaciones con exámenes regulares de las heces de su gato. Eso le ayudará a controlar su buen estado de salud.

Gatos con lombrices en busca y captura

Los gatos tienen unos enemigos casi invisibles y bastante letales en cada una de las diferentes variedades de gusanos. Gusanos como las tenias, las temidas lombrices, los tricofélaos o los nemátodos. Parásitos que no sólo pueden transmitirles a los gatos una completa variedad de enfermedades, sino que, además, resultan altamente contagiosos.

Se puede mantener la buena salud de nuesta mascota siguiendo pautas sencillas

Se puede mantener la buena salud de nuesta mascota siguiendo pautas sencillas

La mejor estrategia contra estos pequeños animales empieza por una buena prevención. Una prevención que ofrecerá garantías para mantener la salud de los gatos y, por extensión, la de otros animales de compañía que hagan hogar con nosotros.

Así, ¿qué hacer para prevenir la aparición de esta fauna en nuestros gatos?

-Limpieza exhaustiva de las materias fecales. Sea cuidadoso con los excrementos y con toda la serie completa de fluidos corporales de sus gatos. No deje que permanezcan al aire libre por mucho tiempo, ni siquiera en su jardín. No deje que su mascota entre en contacto con ellos. Los excrementos son un hábitat ideal para éstos y otros parásitos comunes de los gatos como nos recordará un responsable de una tienda de animales con experiencia a donde acudamos a comprar sus piensos, sus suplementos y su comida en general.

Observe cuidadosamente lo que come su gato. Es importante que supervise lo que come su gato cuando no está en casa, cuando entra en contacto con otros animales, roedores, pero también pajaros o incluso insectos. Todos ellos son vectores de propagación de parásitos que pueden afectar a la salud de su mascota. Piense que una vez que su gato ingiera, por ejemplo, una pulga, ésta pasará a su tracto digestivo y proliferar. Ojo, porque ofrecer carne cruda o poco hecha a su gato puede significar darle una ración no deseada de estos organismos patógenos.

Si se ha producido una contaminación con gusanos, aisle a su gato, especialmente, como comentábamos, si tiene otros animales en casa. Eso significa hacer sus comidas aparte, dormir en un lugar diferente y no compartir juguetes y especialmente los utensilios de su alimentación y sus cajas de arena para las necesidades. Los niños de casa también han de alejarse de los gatos, de su foco potencial de contaminación. Ojo con éso.

Si su gato está infectado, no de a otro gato o a su perro el mismo tratamiento. Consulte a su veterinario de confianza. No haga tratamientos preventivos -que es una forma de automedicar a las mascotas- a su manera. Hay toda una serie de medicamentos orales y de aplicación tópica para luchar contra este tipo de parásitos, del que el Drontal es el más popular.

Es importante que los gatos debilitados recuperen el tono de sus sistemas inmunitarios. Una dieta equilibrada y nutritiva, con sus suplementos irán en la dirección contraria de la afección. Los veterinarios suelen recomendar suplementos vitamínicos y hasta dietas reforzadas para restablecer la salud de los gatos afectados por estos gusanos.

Recuerde que los gatitos también pueden ser afectados por los gusanos cuando se alimentan de la leche de madres infectadas. Y esto es así también porque sus sistemas inmunitarios aún no se han desarrollado. Hay un calendario de desparasitación para gatitos al uso que recomienda la primera acción a las seis semanas de vida y luego a las ocho y a las diez. Es algo que le recordará un veterinario competente. En el caso de que la madre gato tenga parásitos de este tipo, la norma es esperar hasta después del parto para ponerla en tratamiento y eliminarlos.

Se suele recomendar como medida preventiva un examen de las heces una o dos veces al año y para comprobar que no tienen parásitos en el sistema digestivo.

Ya sabe cuales son las pautas. Se trata de la salud de su gato.