Archive for 28 noviembre 2016

Gatos olímpicos, mascotas ejércitándose para dar la nota felina

La agilidad física de los gatos es algo que llama poderosamente la atención de estos animales. Son, no es ningún secreto, de movimientos rápidos y ágiles y de andares gráciles. Cuando se mueven, como sucede con todos los felinos, parece que lo hacen con clase. Pero la cosa podría haber quedado ahí, porque hay quienes han encontrado una forma de destacar esas cualidades.

Patrocina Mascotasana: Productos naturales para gatos sanos

Un gatito deportista.

Un gatito deportista.

Hay competiciones para gatos que aprovechan esas habilidades dinámicas para crear concursos coreografiados con actuaciones complejas y exigentes ejercicios que las mascotas deben entrenar, memorizar y ejecutar. Pero ¿se puede enseñar de verdad a los gatos a completar programas de competición y a entrenarse para ellos como si fueran perros?.

La respuesta es sí, exactamente igual que se les pide a los perros. O casi, casi. Los jueces de estas pruebas aprecian cualidades básicas en el dinamismo y en la pericia de los gatos como la agilidad, la coordinación de movimientos, la velocidad, la condición física general, la inteligencia y la obediencia a las indicaciones de sus cuidadores.

Estos eventos olímpicos sólo para gatos representan algo nuevo, la The Cat Fancier’s Association los organiza a nivel mundial desde el año 2004. Hasta ahora sólo estábamos acostumbrados a ver ‘concursos de belleza’ para gatos en los que se apreciaban pelajes y pedrigrís. Pero ésto es otra cosa.

Saltos

Los gatos son mascotas muy inteligentes que pueden ser entrenados para saltar de seis a 14 obstáculos. Para empezar, con una pluma, con algo que aprecien como un juguete o algo divertido, colocado delante de su hocico para captar la atención, pueden ser guiados para trazar los recorridos de un circuito. Sin embargo, a diferencia de los perros no obedecen órdenes directas. Los ejercicios no se pueden dirigir con frases de mando. Éso no funciona en los gatos, en absoluto.

Los gatos son diferentes, su manera de entrenarse es con la ayuda de la constancia, con su colaboración (sin éso no hay ejercicios) y su recompensa es el mimo y las mejores atenciones de sus cuidadores.

Pero hay más limitaciones, o más bien excepciones, no todos los gatos se conducen igual en este tipo de tareas. Los gatos machos se distraen más fácilmente que las gatas, los gatos persas, por su parte, no están por la labor de dar más de dos vueltas a los circuitos.

Todo entrenamiento de un gato para coordinar este tipo de ejercicios tiene como base la unión con sus cuidadores. El entrenamiento ha de ser continuado y en principio se utiliza la pluma para guiar al animal, pero cuando ya ha aprendido los ejercicios, la pluma se les quita y es entonces cuando los gatos toman el protagonismo de sus ejercicios.

A la pregunta de si es posible entrenar a los gatos para estas exhibiciones en casa, la respuesta también es afirmativa. Con constancia, con paciencia, con afecto y con respeto se puede conseguir la cooperación de la mascota.

Se pueden utilizar los muebles de casa como obstáculos que superar o bien se pueden comprar algunos objetos pensados como juguetes para gatos en una tienda de mascotas. A partir de ahí, todo es progresar y complicar el plan de ejecución de los ejercicios.

Aunque hayamos hablado de la poca predisposición de los gatos persas para completar ejercicios largos, lo cierto es que, también a diferencia de los perros, casi cualquier raza es compatible con una competición de un programa de ejercicios de la The Cat Fancier’s Association. Es más, el ejercicio continuado puede mantener la salud de la mascota como tiene que ser en estos animales, sobre la base de la motivación y el dinamismo.

Anuncios

Todo lo que hay tras los estornudos de los perros

Los estornudos de los perros son actos involuntarios, sí, pero pueden ser indicativos también de una irritación en las vías respiratorias o, peor, síntoma de una infección más grave.

Perro estornudando

Perro estornudando

Pero no hay que alarmarse, la mayor parte de las veces, los estornudos no tienen ningún tipo de consecuencias. Sin embargo, hay que vigilar a la mascota si, con los estornudos se delata la presencia de sangre. En ese caso, es imprescindible acudir a la consulta de un veterinario para que vea al animal.

Alergias

Las alergias o las irritaciones suelen hacer estornudar a los perros. El desencadenante puede ser casi cualquier cosa. Polen, polvo, un aroma en el ambiente, moho, productos químicos o, incluso, el humo de cigarrillos.

Los estornudos causados por las alergias desencadenan largos episodios de estornudos encadenados. En los casos de perros alérgicos, se suele aplicar dosis histamínicas para aliviar los episodios menos agradables para el animal. En casos más serios, con síntomas de alergia más persistentes, se suelen recetar esteroides en inyecciones que han de ser administrados por veterinarios.

Enfermedades respiratorias

Las enfermedades respiratorias pueden provocar estornudos en los perros. Los causan bacterias y virus dañinos. Los cachorros suelen estar particularmente expuestos a resfriados, a gripes y a infecciones de los senos paranasales.

Las enfermedades respiratorias más frecuentes en los perros son la parainfluenza canina o la que desencadena el adenovirus, cuyos primeros síntomas son precisamente los estornudos. Estos estornudos suelen estar acompañados por moco, congestión nasal y ocular, apreciándose también ojos hinchados, ganglios linfáticos, fiebre elevada, en ocasiones tos, jadeos y falta de energía.

Objetos extraños

Los perros, como ya sabes son animales curiosos. Esa curiosidad les lleva a ingerir o inhalar objetos pequeños por accidente. Estos objetos pueden irritar la nariz y las vías respiratorias que obligan al animal a estornudar con frecuencia. En ocasiones, se puede extraer el objeto si es visible y accesible, en el caso de que no lo sea, la recomendación es también la de acudir a un veterinario para que extraiga el cuerpo con instrumental adecuado.

Pero si el perro estornuda sangre, puede significar que el objeto atrancado en la vía respiratoria está hiriendo la cavidad en la que se encuentra. En fases avanzadas, estos síntomas pueden complicarse con hinchazones en el hocico o en la cara del animal. Y, algo peor, dificultar su respiración. En los casos más peligrosos, se pueden llegar a bloquear los conductos respiratorios y ocasionar la muerte de la mascota.

Caries dental

La caries dental en los perros también puede tener efectos secundarios. Pueden generar pus que se acumula si no hay tratamiento. Las bacterias pueden llegar a entrar en el flujo sanguíneo y afectar a los órganos de los perros. Y sí, las infecciones dentales en los perros pueden desencadenar estornudos.

Si detectas mal aliento en el hocico del animal o encías hinchadas, consulta a tu veterinario de confianza. Las infecciones dentales son más frecuentes en perros de más de tres años de edad y, como también te puedes imaginar, pueden ser prevenidas con cepillados diarios y con el recurso de golosinas y de juguetes para perros como los que se suelen comprar en las tiendas de animales.

Tumores

Los tumores del tracto respiratorio, lo mismo, pueden causar estornudos. Los estornudos bajo el efecto de los tumores pueden estar acompañados de sangre. Para comprobar si hay rastro de tumores, el veterinario pedirá la realización de radiografías y posiblemente también de biopsias con las que determinar si se está ante un tumor benigno o maligno.

Por último, recordar también que los estornudos pueden ser frecuentes en ciertas razas de perros, sobre todo los de nariz chata. En cualquier caso, si los estornudos son frecuentes e, igual, si detectas la presencia de sangre, acude al veterinario.