Archive for 12 mayo 2016

El lupus canino, una enfermedad rara y equívoca

El lupus canino es una enfermedad que afecta al sistema inmunitario que puede resultar mortal para los perros. Se trata de una dolencia rara que también tiene incidencia en los humanos. Los lupus caninos más frecuentes en los perros son el lupus eritematoso sistémico, que afecta a todo el cuerpo del animal, y el lupus discoide, que incide sobre la piel, centrándose en la cara del animal y en el hocico.

Patrocina MascotaSana: Piensos sanos para perros sanos

Perro amoroso

Perro amoroso

Casi la mitad de los perros con lupus mueren en el primer año de enfermedad. Algunas razas de perros son más propensas a contraer esta enfermedad que ataca a los órganos internos de las mascotas con una actividad violenta que actúa como si el sistema inmunológico tratara de defenderse de agentes patógenos dañinos localizados en los órganos sanos del cuerpo del animal. Causas del lupus Las causas del lupus canino no se han podido determinar, pero parece que se trata de una enfermedad de tipo congénito que puede ser desencadenada por diversos motivos ambientales como la exposición al sol o a ciertos agentes químicos. Los síntomas del lupus canino son muy variados y diferentes entre sí. En los perros se pueden producir fiebres repentinas, erupciones, anemias, ausencia de apetito, falta de actividad en los perros de todas las edades, una negativa continuada a participar en actividades, pero también lesiones en la piel, pérdidas de pigmentación en la zona del hocico, alrededor de las fosas nasales y en la cara de las mascotas e hipersensibilidad a la acción del sol. La enfermedad se manifiesta por un ataque a los órganos internos. El cuerpo del animal, como reacción anómala, activa anticuerpos que atacan a los riñones, al corazón, a la piel o a las articulaciones que se percibirán como las principales zonas afectadas durante el avance de la enfermedad.

Diagnóstico

Dado que los síntomas del lupus pueden ser reconocidos como correspondientes a otras enfermedades, los veterinarios necesitan de análisis de sangre más completos para diagnosticar la enfermedad.

El tratamiento contra el lupus canino debe centrarse en recuperar el debilitamiento del sistema inmunológico de los perros y detener la inmunodeficiencia. Sin embargo, esta intervención hará que los perros sean más suceptibles a otras enfermedades que pueden tener desenlaces fatales.

Se suele administrar corticosteroides en dosis altas, prednisona o prednisolona. Esta medicación tiene efectos secundarios que incluyen un aumento de peso, cambios en el comportamiento de los animales y problemas de riñón.

Las infecciones secundarias que se producen en perros con lupus canino deben ser atendidas inmediatamente. Los problemas renales y la artritis suelen ser algunas de las enfermedades secundarias más comunes como consecuencia de la aparición del lupus canino.

También se suele recomendar el uso de vitaminas y suplementos para prevenir otras infecciones. El objetivo es combatir las infecciones secundarias al tiempo que se aplican medicaciones que no interfieran con los medicamentos prescritos para el lupus.

Casi la mitad de los perros afectados por lupus mueren en el primer año de enfermedad. Pero, lo curioso es que estas muertes las producen las dolencias secundarias. No el lupus en sí.

También hay que tener en cuenta que los perros con lupus no deben tener descendencia porque, como se ha comentado, la transmiten genéticamente. Una perra preñada y afectada de lupus puede tener incluso un aborto espontáneo. El lupus es una enfermedad rara en los perros que, convenientemente tratada, puede resultar manejable con medicación adecuada y atención dedicada.

Para adelantarse a los desenlaces, es conveniente observar los comportamientos de los perros, como por ejemplo, no hacer su comida o renunciar a los piensos que les gustan. En ese caso, hay que ponerse inmediatamente en contacto con el veterinario de confianza para estudiar el caso.

Anuncios

Medios, modos y maneras de mantener a raya el sarro de los gatos

La higiene dental en los gatos es muy importante para mantener la salud de estas mascotas. Lo es, sobre todo, para prevenir el mal aliento y los daños en las piezas dentales y en las encías.

Dentadura sana

Dentadura sana

Las estadísticas dicen que siete de cada diez gatos adultos padecen caries o algún tipo de daño en las encías como consecuencia de una mala higiene dental. Y el sarro está a la cabeza de las condiciones que arruinan la salud de la boca de estos animales de compañía. Pero ¿qué es el sarro?. El sarro es una pequeña película de color amarrillo o marrón que se deja ver sobre los dientes de los gatos y en la piel que forma las encías. El sarro se forma con el tiempo y por una limpieza inadecuada de la boca.
Sí, exactamente como sucede en el caso de las personas. En este sentido, no hay ninguna diferencia. La superficie de sarro se forma con los restos de la comida. Si esta película no se retira en el plazo de dos o tres días con una limpieza adecuada, acaba colonizada por bacterias. En un proceso avanzado, la mineralización que aporta la saliva calcifica el sarro formando depósitos duros que con el tiempo se convierten en placas. El sarro produce mal aliento o halitosis, el sangrado de las encías, infecciones, abscesos, diferentes enfermedades como la gingivitis y, en casos extremos, se puede llegar a perder piezas dentales. Algunas razas de gatos están más expuestas a los problemas dentales derivados del sarro por su genética o por su estructura maxilofacial.

Protección

Pero hay muchas formas de mantener el sarro bajo control en los gatos. Con una dieta adecuada, con el uso de juguetes especiales para gatos y hasta con un cepillado regular. Vamos a explicar cada uno de estos supuestos.

Masticar alimentos con texturas duras ayuda, y mucho, a arrancar los depósitos de placas en los que se convierten las zonas con sarro en la boca de los gatos. Hay no pocas dietas recomendadas para mejorar la higiene bucal de los gatos. Ahí están las croquetas para gatos adaptadas para este tipo de higiene. Suelen ser más grandes que las croquetas normales y se las puede encontrar y comprar en cualquier tienda de animales corriente. Estas croquetas grandes para gatos obligan a las mascotas a masticar más.

Fibras

También hay dietas en las que abundan piensos con una gran cantidad de fibras naturales que se convierten también oportunos agentes limpiadores.

Si tu gato padece alguna enfermedad renal y sólo puede consumir una alimentación seca, aún hay otros medios para la eliminación del sarro y de la placa. Lo más recomendable en estos casos es comentarlo con el veterinario de confianza que sabrá aplicar el procedimiento más adecuado para un caso tan específico. Normalmente, proporcionando esa alimentación como chuchería.

Aunque la ida de cepillar los dientes a los gatos parece un poco exagerada, has de saber que tu gato necesita de un cepillado de la boca diario para evitar la acumulación de sarro. Y es que el sarro puede ser eliminado por las croquetas grandes pero en modo alguno la placa.

Hay infinidad de golosinas para gatos masticables que son muy beneficiosas para la salud bucal de estas mascotas. Lo mismo, consulta a tu veterinario y recuerda que hay una gran variedad de golosinas para gatos que evitarán que tu mascota caiga en la monotonía de sabores. Ya sabes cómo son los gatos. Algunas golosinas tienen sabor a carne, otras, en cambio, están trufadas con saborizantes de menta y así.

Las golosinas dentales son muy importantes para los gatos que tienen una dieta húmeda y no se puede sustituir por una alimentación para el control del sarro por razones veterinarias.

Los gatos necesitan de juguetes para orientar su gran actividad física y para mantenerlos ocupados en el desarrollo de sus actividades. En cualquier tienda de animales hay todo tipo de juguetes para gatos con los que estimular la actividad de estas mascotas al tiempo que son medios perfectos para mantener el sarro a raya. Piensa en todas estas opciones.