Archive for 31 marzo 2016

Claves, inconvenientes y beneficios de la hierba para los gatos

La hierba para los gatos, la llamada hierba gatera, ha demostrado ofrecer notables beneficios nutricionales para estas mascotas. A pesar de que los gatos son animales carnívoros, también disfrutan comiendo hierba. Para asegurarse de que la hierba de gatos está libre de agentes químicos y de que no resulta tóxica para su mascota, acuda siempre a comprar esta comida a una tienda de animales de confianza.

Hierba gatera

Hierba gatera

La hierba gatera es beneficiosa para los gatos por motivos como éstos:
– Estimula la digestión y el flujo sanguíneo. Los gatos con una alimentación rica en proteínas pueden tener dificultades en la digestión. La hierba para gatos contiene fibra y aminoácidos que mejoran el tracto intestinal y previenen la diarrea y el estreñimiento. Además, las hierba gatera presenta moléculas de clorofila que son similares a las moléculas de la hemoglobina y que ayudan a estimular el flujo sanguíneo y, lo mismo, la digestión. Desintoxicación y vómitos
– Desintoxicación naturalizada. La hierba para gatos, en especial la de trigo, representa un beneficioso desintoxicante. La hierba ayuda a evacuar las toxinas que se acumulan en los órganos del cuerpo de los gatos de manera natural.
– Un vomitivo muy eficaz. Los gatos suelen comer hierba cuando quieren provocarse el vómito. Si la hierba no se mastica correctamente, su textura puede irritar el interior del estómago e incitar al vómito. El vómito puede resultar útil también si el gato ha ingerido algún tóxico o si busca regurgitar una bola de pelo.

Las bolas de pelo se acumulan en el estómago de los gatos debido a que estos animales suelen acicalarse con la lengua arrancando pelos e ingiriéndolos de forma involuntaria. Las bolas de pelo se suelen eliminar de manera natural, aunque la hierba gatera puede ayudar bastante.

– Fuente de vitamina E. La hierba gatera contiene una gran cantidad de vitamina E, de las más importantes de entre las liposolubles antioxidantes. Se trata de un componente natural que ayuda a regenerar las células del cuerpo. La hierba de trigo para gatos contiene una gran cantidad de vitamina E. Los antioxidantes reducen el riesgo de enfermedades del corazón y el cáncer y mejoran las condiciones de inmunidad del organismo.

– Fuente de vitamina B. La hierba de los gatos contiene también una gran cantidad de vitamina del grupo B. La niacina, o B3, o la vitamina B12. La vitamina B acelera el metabolismo, mantiene la salud de la piel y del pelo del animal, fortalece el sistema inmunológico, previene la anemia, reduce el riesgo de cáncer de páncreas y estimula el sistema nervioso.

Algunas precauciones

Los gatos que consumen hierba pueden también estar en peligro por el riesgo de comer algunas plantas verdes que pueden resultar tóxicas para su organismo. Algunas de estas plantas o frutos que los gatos no deberían comer son el aloe vera, el muérdago, los narcisos, los higos, el rododendro o las plantas de las cebollas.

Otro riesgo asociado a comer plantas de manera libre es el de la ingesta de pesticidas y fertilizantes que pueden desencadenar una reacción alérgica o incluso envenenar a los gatos.

Si quiere estar seguro de que su gato no come las hierbas que no debe, evite que salga al jardín o se acerque a zonas con vegetales potencialmente peligrosos. Aún más, si tiene la oportunidad, plante usted mismo semillas de hierbas de trigo. Será uno de los platos especiales de su gato. Una cosecha casera muy, pero que muy saludable. ¿qué le parece la idea?. Hierba gatera.

¿Elegir un cachorro de bulldog?, ¿sí o no?

Los cachorros de bulldog son sencillamente adorables. Sin embargo, criar cachorros de esta raza de perros puede ser un compromiso que hay que saber llevar. Si estás pensando en hacerte con el cariño de un bebé de esta variedad de perros, lee con atención este comentario porque se trata de una tarea exigente en la que te jugarás la salud y el bienestar de la mascota. Los crías de bulldog no son como los demás cachorros de perros.

Patrocina MascotaSana: Piensos sanos para perros sanos

¡La arruga puede ser bella!

¡La arruga puede ser bella!

Tienes que saber, por ejemplo, se trata de perros que no soportan el ejercicio físico intenso. Se cansan fácilmente. Se dice que esta raza es el resultado del cruce de varios tipos de perros y su objeto era crear un animal fuerte, con una mandíbula solida y con un cuerpo igual de fuerte. Perros que se querían usar -y se emplearon- como animales de pelea en apuestas populares en Inglaterra. El resultado es un perro con una anatomía poco natural, rechoncho, cuyo torso comprime una caja torácica que presiona, a su vez, sobre los pulmones. En situación de reposo, a los perros bulldogs se les hace difícil respirar, cuando están sometidos a un ejercicio intenso, su capacidad para oxigenar se vuelve mucho más limitada. Ésa es la explicación de su mala predisposición natural al ejercicio físico.

Temperaturas. Un problema derivado de su anatomía tan peculiar es que también tienen problemas para regular su temperatura corporal, por esa razón no resultan recomendables en entornos, o muy fríos, o muy cálidos. Es más, si el animal va a convivir en casa, su ‘cuarto de estar’ debe tener una temperatura estable. Hay que tener mucho cuidado con el tipo de collar que se puede comprar para los bulldogs, elegir en una tienda de animales un modelo de cuello, no es un buen plan. Sencillamente, porque puede dificultar el paso del aire por las vías respiratorias. Lo mejor es comprar un arnés para sujetar de otra manera a estos perros cuando se sale de paseo. Una solución intermedia. También se puede aflojar la correa del cuello del perro tanto como para que no le apriete en ningún momento, sin renunciar a tener controlada de alguna manera a la mascota. En cualquier caso, pide consejo en tu tienda de animales.

Comida. En función de cómo presenta la mandíbula el cachorro de bulldog, el animal también puede tener algunos inconvenientes para su alimentación. Lo ideal es comprar un plato para perros con la altura y la forma tales que permita comer al animal desde cualquier posición. Debido a que los bulldogs tienen problemas para respirar, en la comida suelen tomar mucho aire que los hace hincharse. Vigila a tu mascota después de comer, si el animal parece ansioso, se encorva con frecuencia o sientes que su abdomen está hinchado, y sucede con frecuencia, ponte en contacto con tu veterinario de confianza para tratar este asunto.

Otra cuestión que debes vigilar es consecuencia de la misma fuerza de su mandíbula. Al ser capaces de partir su comida en trozos, por dura que sea, pueden ingerir fragmentos de huesos que se les pueden atragantar o clavar en el esófago.

Pelajes especiales

Con respecto a algunas variantes de bulldog, decirte que los que tienen el pelaje ondulado, con pliegues, necesitan de una supervisión extra después de bañarlos. Y es que hay que secarles la piel bien para que no se reproduzca en ellas las temidas bacterias que pueden ocasionarles enfermedades en el pelaje.

También tienes que estar pendiente de secarles el sudor que se deposite en esos mismos recovecos. Bastará sólo con aplicar una pasada de una toallita húmeda sin aroma. Sí, como las que se usan para limpiar a los bebés. Tampoco está de más que preguntes por las opciones que tienes a tu disposición en champús para perros y para este tipo de razas.

Por último, decirte que los bulldogs suelen ser perros tercos que acostumbran a esconder lo que creen que son sus tesoros, que seguramente podrán ser algunos de los tuyos. Por esa razón, debes educar a tu bulldog en el gesto de facilitar intercambios de lo que han escondido por juguetes o recompensas de piensos.

Los bulldogs jóvenes están a tiempo de ser socializados con otros perros. Ya de mayores, puede ser un problema que no toleren a otras mascotas a su alrededor.

Como ves, elegir un cachorro de bulldog tiene sus inconvenientes. En tu mano está si sigues adelante o no. Suerte.

Corazón de gato: arritmias cardíacas

Los gatos, a su manera, tienen un gran corazón, corazón de gato. Hecho a la medida de sus necesidades físicas y adaptado a su estilo de vida. Pero los gatos también sufren de mal de corazón, no porque se enamoren, que, a su manera, también; sino porque pueden desarrollar arritmias cardíacas que pueden resultarles letales.

Cuidemos bien del corazón de nuestra querida mascota

Cuidemos bien del corazón de nuestra querida mascota

Arritmias que hacen latir sus pequeños corazones, o bien demasiado rápido, o bien, muy lentamente, o también de manera irregular. En ocasiones, la arritmia es un síntoma que esconde un problema de salud aún más grave.

Causas

El origen de la arritmia cardíaca es una anormal actividad del mecanismo de dilatación y de contracción del corazón. En ocasiones, se producen en situaciones de estrés, de miedo, de nerviosismo a los que se enfrentan los gatos. Como en los humanos, bajo esas situaciones, se produce un vuelco del corazón y se acelera el pulso. Se dan casos de gatos que incluso pueden ser mal diagnosticados por veterinarios que confunden estas circunstancias pasajeras con un mal de fondo.

Pero hay deficiencias nutricionales que exponen a los gatos a estas patologías, especialmente los niveles bajos de taurina. Normalmente, la comida enlatada y seca de los gatos contiene toda la taurina y los nutrientes imprescindibles que necesitan estas mascotas, pero si la única opción disponible es preparar una alimentación casera para los gatos, tal vez ésta no acabe de contener todos los nutrientes que la mascota necesita.

La arritmia cardíaca en los gatos puede estar ocasionada por problemas en los riñones, por enfermedades del corazón o por hipertiroidismo. También se sabe que puede ser un mal que se hereda o resultado de infecciones y de lesiones internas.

Síntomas

La arritmia cardíaca es un problema de salud a cualquier edad en los gatos y afecta a cualquier raza. A menudo, los síntomas son tan leves que ni siquiera pueden ser descubiertos en un examen rutinario cuando el veterinario escucha el corazón del gato con su instrumental.

Los casos leves de arritmia pueden no tener ningún efecto en la calidad y en la longevidad de la vida de estas mascotas. En cambio, en casos de arritmia más moderados, los dueños de los gatos suelen percibir jadeos y faltas de energía.

En casos especialmente graves, la sintomatología es aún más evidente. E incluye respiración rápida, dificultosa, fatiga crónica, desmayos ocasionales, falta de interés por juegos y otras actividades e incluso la muerte del animal.

Las arritmias cardíacas pueden aparecer y desaparecer de repente y sin previo aviso, pero, en ocasiones, pueden prolongarse hasta varios meses. También es cierto que los síntomas de arritmia felina se parecen a los de otros trastornos comunes. Si el veterinario sospecha que la mascota padece esta dolencia, es muy probable que pida un electrocardiograma, que solicite análisis de sangre y que haga radiografías de la zona pectoral, además de otras pruebas adicionales que determine según las características del caso.

Los tratamientos de esta enfermedad varían. Si es consecuencia de una dolencia subyacente como el hipertiroidismo o una enfermedad renal, el objetivo será combatir esas causas. Sin embargo, las enfermedades asociadas del corazón o de los riñones necesitarán de tratamiento de por vida.

La arritmia cardíaca puede ser también consecuencia de una microcardiopatía hipertrófica que se desencadena por un engrosamiento gradual de la superficie de los músculos del corazón. Esta dolencia no tiene cura, pero con buenos medicamentos, se puede alargar la vida del gato y aliviar los síntomas más incómodos.

Medicamentos, como el atenolol y el diltiazem, que ayudan a relajar los músculos del corazón de los gatos para disminuir la frecuencia cardíaca y volver más regulares los latidos.