8 motivos por los que tu perro está perdiendo peso

Los perros que pierden peso, como sucede con los humanos, lo hacen por una razón muy simple, queman más calorías de las que consumen. Si un cuidador advierte que su perro ha perdido más de un 10% de su peso corporal y no hay motivos aparentes, es hora de preocuparse.

MascotaSana: Alimentos sanos para perros

Perro excesivamente delgado.

Perro excesivamente delgado.

Las pérdidas de peso no suficientemente explicables en los perros pueden ocultar problemas de salud serios, enfermedades o patologías latentes, en las que la pérdida de peso es una señal de alerta. Veamos cuáles son las causas más comunes de pérdidas inesperadas de masa muscular en los perros. Tal vez encuentre una explicación para el caso de su perro:

– Diabetes. La diabetes, seguro que lo sabe, está causada por déficit de insulina o por la incapacidad del organismo para absorber el azúcar de la sangre. La diabetes hace que el perro aumente su apetito, pero, a pesar de éso, el perro pierde peso. Los perros mayores y con sobrepeso son más propensos a desarrollar algún tipo de diabetes. Recuerde que la diabetes es una enfermedad genética.

– Tenia. Un perro con parásitos en su organismo es un candidato a perder peso. Los perros con tenias están particularmente expuestos a las pérdidas de peso. Las tenias son organismos vivos que viven en el intestino de los perros y se alimenta de los nutrientes consumidos por los perros. Sí, es un parásito. Es como si comieran dos animales del mismo recipiente de mascotas.

– Enfermedad hepática. El hígado procesa los carbohidratos y los azúcares que necesita el cuerpo de los perros. Si el hígado está enfermo, el órgano no será capaz de proporcionar esos nutrientes. Trastornos abdominales En consecuencia, el cuerpo del animal se verá obligado a consumir los depósitos de grasa y los tejidos musculares para mantenerse con vida. Síntomas que aparecen en este tipo de dolencias son los dolores abdominales, la ictericia, la aparición de heces muy claras, la orina de color oscuro y las micciones frecuentes. En los casos de problemas hepáticos, cambiar la dieta es imprescindible. Si la enfermedad está causada por toxinas, lo más importante es retirarlas de la alimentación del perro. Los veterinarios también pueden prescribir medicamentos o suplementos adicionales para mejorar las opciones de lucha contra esta enfermedad.

– Enfermedad de Addison. Se trata de una insuficiencia suprarrenal. El perro que la sufre tiene un déficit de hormonas esteroideas y se suele detectar por la persistencia de los vómitos, de fatigas, por la presión arterial baja, por diarreas y por la aparición de fiebre. En casos de enfermedad de Addison, también se producen pérdidas acusadas de peso.

– Problemas con el tiroides. Los problemas con el tiroides pueden llevar a un desequilibrio hormonal y a una aceleración de los procesos metabólicos. Con ello, el perro perderá peso.

– Lesiones bucales. Si el perro tiene dolencias en su hocico, la alimentación se volverá dolorosa, por lo que comer será un problema. Si tiene sospechas de que su perro puede tener problemas en la boca, acuda al veterinario y permita que le explore dentro de la boca y en la garganta. Saldrá de dudas.

– Problemas dentales. Lo mismo, si hay molares cariados, si supuran las encías, si existen hinchazones junto a las piezas, el animal no hará mucho por comer. La solución pasa porque el veterinario administre al perro unos oportunos antibióticos y, en su caso, eliminará la pieza o las piezas afectadas.

– Embarazo. Una perra puede perder peso en las primeras etapas del embarazo, deja de tener apetito como consecuencia de las náuseas. Ésto no tiene porqué ser motivo de alarma. El animal, en condiciones normales, recuperará su peso normal a las pocas semanas.

Pero también tenemos pérdidas de peso como consecuencia de estados de ansiedad, enfermedades de corazón, cánceres, malas digestiones o dolencias neuromusculares. Si observa que su perro que pierde peso se muestra menos activo, tiene vómitos, su piel está seca o no coordina bien sus movimientos, preocúpese. Acuda al veterinario cuanto antes. Por la salud de su mascota.

One response to this post.

  1. Siempre he tenido alguna mascota, ya sea perro o gato. Gracias a internet ha mejorado la información que nos llega sobre sus problemas (y respecto a todo en realidad). Muchas gracias por vuestro trabajo, os seguire a partir de ahora.
    Saludos desde Valencia

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: