Archive for 28 mayo 2013

Estrategias para la hidratación de los perros, jugando y comiendo y ambas cosas

Seguramente estará familiarizado con la deshidratación, la falta de agua por una ingesta inapropiada, menor a la recomendada. Y lo estará porque seguro que ha sufrido sus efectos. Pero ¿se ha parado a pensar cuáles pueden ser en los perros? ¿cómo la sobrellevan y qué estrategias pueden resultar más adecuadas para mitigar sus efectos o su aparición?

Patrocina MascotaSana: Productos para la alimentación sana de perros

¡Hidrata y refresca a la vez! ;)

¡Hidrata y refresca a la vez! 😉

Pues de todo eso vamos a hablar en estas líneas, de la deshidratación en los perros y de caminos sencillos para generar el hábito de beber agua y rehidratar a su mascota?
De entrada piense en esta cifra, si en las personas la cantidad de agua que corresponde al peso corporal es de un 75-78%, en el caso de los perros hablaríamos de un 90% ¿Sorprendente, no? El agua es aún más importante en la constitución física y en la salud de estos animales.
También por esa misma razón, cuando los perros no beben agua el riesgo de muerte es una preocupación importante. Un perro severamente deshidratado puede morir en cuestión de unos pocos días.
Para que esto no ocurra, para que usted tome el control sobre la hidratación regular de un animal que puede no mostrarse colaborativo para tomar agua, le proponemos unas sencillas estrategias para lograrlo. Cinco argumentos para conseguir que los perros beban agua utilizando la comida, los piensos que podemos comprar en su tienda de animales. Todo como motivación.

-Olor y sabor desagradables. Los perros no beben en vasos como los humanos, limpios y pulcros. Se les suele poner un cuenco en el suelo como el de su comida, el que se llena con piensos, e, independientemente de cómo esté el agua a lo largo de uno o dos días, se le hace beber ahí sin pensar cuan agradable o desagradable puede ser esta tarea básica para el animal.
Los perros que comen y beben agua en cuencos diferenciados pero cercanos, acaban dando sabor y con el tiempo olor al agua que toman. Y, en algunos casos, ese sabor u olor desagradables son suficientes para que el animal rechace beber. Si el agua no se limpia y la rechazan muy a menudo, el resultado puede ser una deshidratación que no advertiremos. Ojo con éso. Cambie el agua de los cuencos una o dos veces al día.

-Cuencos de plástico. Otro dato. Los cuencos de plástico que se venden en tiendas comunes que no son especializadas para animales no ofrecen garantías. Se suelen deformar con el calor o la presión, y, peor aún, adoptar sabores extraños. Apúntese a comprar cuencos para perros en tiendas de animales que le ofrezcan garantías de calidad.

-Agua congelada. Si los perros no beben agua, pruebe a jugar con ellos con trozos de hielo grandes. A algunos les gusta lamer el hielo durante horas. Pero retíreselo cuando el trozo de hielo, de tanto lamer, se haya convertido en un peligro para el animal de forma que se pueda asfixiar.

-Alimentación enlatada. La comida enlatada suele tener una proporción mayor de agua que la seca, los piensos secos. Aunque ya sabe que algunos piensos deshidratados necesitan de agua para alcanzar su punto ideal. Consulte en su tienda de animales de confianza donde acuda a comprar comida y suplementos.

-Diarreas y vómitos. Seguramente se lo recomendará su veterinario, pero no está de más recordar que a los perros les sucede como a las personas, con vómitos y diarreas, con las pérdidas de líquidos, de fluidos, por esas evacuaciones persistentes es necesario tomar la estrategia de recuperar el nivel de hidratación de su organismo. Un perro con vómitos o diarrea, o ambas cosas, debe tomar agua sí o sí.

El agua es vital para un perro, asúmalo, pero haga algo más, busque acomodar algunos de estos consejos para mejorar la hidratación de su mascota de forma natural, unas veces jugando, otras comiendo, las más de las veces jugando y comiendo. ¿Quiere intentarlo?

Anuncios

Estreñimiento en los gatos: Un buen trato para el tracto

Los gatos, como muchas mascotas que viven en ambientes humanos, pueden llegar a sufrir periodos más o menos largos de estreñimiento, que se solucionan con cambios en la alimentación, en la relación de piensos que le suministra. La solución suele ser un cambio en la dieta y en la actitud del animal frente al ejercicio físico regular.

¡Menuda comilona! No es de extrañar que después tenga problemas digestivos ;)

¡Menuda comilona! No es de extrañar que después tenga problemas digestivos 😉

¿Pero cómo podemos saber que nuestros gatos están estreñidos? Pues con la simple observación de la cantidad de materia defecada que puede encontrar en sus cajas de arena. Si la comida con la que se alimenta es sensiblemente superior a la proporción de heces recogidas, es que algo está pasando con su tracto.

En cualquier caso, hay otras formas de detectar el estreñimiento de los gatos, también con una simple observación a lo largo del tiempo y comprobando sus hábitos. Fíjese, por ejemplo, si el animal hace mucho esfuerzo para defecar, si sus heces son duras y secas y si la cantidad de desechos es, como comentábamos, menor.

Las causas más comunes del estreñimiento en los gatos son las obstrucciones, problemas con la caja de arena, la deshidratación, la falta de ejercicio y una escasa alimentación. Vamos a comentar cada una de ellas.

Obstrucciones. No es habitual que en los piensos para gatos que solemos comprar en la tienda de animales se incluyan materias que obstruyan el tracto de estas mascotas. Pero en la comida ordinaria que ocasionalmente se le administre sí es posible que caiga algún hueso que sirva de desencadenante de una obstrucción.

También la acumulación de pelos no digeridos y de otras sustancias extrañas figuran entre los precursores del estreñimiento sobrevenido. Piense cuánto le gusta cazar a algunos gatos. Si tiene acceso al medio natural, si puede hacerse con presas como lagartos o pequeños pájaros, ahí es donde estará parte del riesgo.

La solución es reducir o eliminar por completo esas ‘excursiones’. Pregunte a su veterinario de confianza qué soluciones laxantes están disponibles para su mascota, recuerde que los laxantes para humanos no se pueden usar para pequeños animales como su gato.

Problemas con la caja de arena. A los gatos no les gustará usar su caja de arena si está sucia o compartirla con otro animal que deje su olor en el mismo lugar. Tal vez por ello, evite defecar en su interior y, bajo esa condición, entrará en una dinámica que le ocasionará estreñimiento. Utilice cajas de arena diferentes y separadas para cada animal. Es una buena y sencilla solución. Deshidratación. Los gatos deshidratados tienen todos los números para tener estreñimiento. Piense que su pienso seco, la comida deshidratada, puede obligar al animal a tener que aportar más agua de su organismo para poder realizar una digestión eficiente. La solución para impedir el problema de estreñimiento derivado no es otra que hidratar convenientemente a la mascota. Téngalo en cuenta.

Otro dato que puede resultarle útil. A algunos gatos, no les gusta el agua fría y cuando se enfrentan a ella para beber, pueden optar por dejar de tomar agua y, en consecuencia, avanzar en la deshidratación. Estudie si su animal tiene estreñimiento porque no bebe agua y porque su temperatura le resulta intolerable.

-Ejercicio. El ejercicio es fundamental para ayudar a los movimientos peristálticos, los propios de la digestión y los de la circulación de los alimentos deglutidos por el tracto intestinal. Si su gato es sedentario, también tendrá todos los números para conseguir un estreñimiento persistente y prolongado en el tiempo.

-Insuficiencia alimentaria. Un gato que no coma lo suficiente tendrá resentido su sistema digestivo, lo que es una garantía para un funcionamiento insuficiente y desigual. La reacción del organismo de la mascota ante esta situación puede ser el estreñimiento.

Los horarios regulares de alimentación pueden, del mismo modo, estar en el origen de un estreñimiento ocasional o pertinaz. Evalúelo.

Otro dato. La soja, el maíz y el trigo de algunas comidas baratas para gatos son también agentes procuradores del estreñimiento felino. Busque una alimentación de piensos de calidad la próxima vez que vaya a comprar comida para gatos en su tienda de animales de confianza. La salud de su mascota saldrá ganando.