Ejercicios a pedir de perros mayores

Los perros mayores, los perros viejos o de cierta edad, juegan, pueden jugar, está claro que no como los cachorros, pero el juego y el ejercicio en general es un buen aliado para mejorar las condiciones de salud del animal, retrasar algunas dolencias físicas y, cómo no, convertirse en un motivo para la interacción con la mascota.

Mascotasana: Productos para perros sanos

El deporte es el mejor alidado para la salud de nuestra mascota

El deporte es el mejor alidado para la salud de nuestra mascota

Si usted tiene uno de esos perros mayores tocado por la artritis o por alguna otra dolencia en las articulaciones, déjese aconsejar por este comentario en el que nos proponemos acercarle algunas sencillas posibilidades en materia de ejercicios para los perros de cierta edad. Las resumimos en cinco opciones, por supuesto que combinables entre sí. Empecemos con los paseos.

-Caminatas. Caminar es una opción inmejorable, incluso para los perros con problemas musculares. Intente adaptar el ejercicio a las condiciones del animal, no forzándolo hasta el extremo, pero sí obligándolo de alguna manera a que tenga una actividad con algo de esfuerzo. Plantéese caminatas en llano, en sentido creciente, de menos a más, de menos distancia a más recorrido.

Elija las zonas llanas y experimente con zonas levemente irregulares, como arena o un firme de hierba que obligue a los perros a esforzarse por nivelar sus caderas.

Si el animal padece una cojera o para, déjele descansar y aún más si comprueba que tiene dolores. Déjese aconsejar por un especialista, un veterinario, o, de alguien más cercano, con experiencia y competente, un profesional de confianza que se encuentre al frente de una tienda de animales donde suela comprar los piensos, la comida, toda la alimentación y los suplementos de su mascota. Para los perros que sufren algún tipo de parálisis o una displasia de carácter severo en la cadera, podrá encontrar y comprar, también en una tienda de animales, unos curiosos carritos para perros que mejorarán la movilidad de la mascota.

-Tirar y recoger. Es un juego con el que usted y su perro seguro que se entretenían hace tiempo. Si las condiciones físicas del animal son aceptables, nadie dice que no se pueda seguir jugando de la misma forma, aunque con menos intensidad. Se trata de lanzar algo, una pelota, por ejemplo, y pedir al animal que la devuelva. Tirar y recoger. Busque una pelota de acuerdo con el tamaño del hocico semicerrado, ni tan pequeña que sea un peligro porque se pueda atragantar con ella, ni tan grande que le tensione la mandíbula. Si lo cree conveniente, pruebe a buscar texturas adecuadas para la superficie de la pelota de manera que no le haga daño a la dentición. Esas pelotas también las podrá encontrar y comprar en una tienda de animales y de entre un gran surtido de artículos para la misma finalidad.

-Jugar a pelear. A los perros más jóvenes, les encanta revolverse en un juego de lucha y persecución. Simplemente les chifla. A los mayores, tal vez. Pruebe a buscarle esas cosquillas a su mascota, rételo a moverse, a interactuar físicamente, siempre teniendo en cuenta sus limitaciones. Jugar sí, menos tiempo, con menos movilidad, con menos intensidad, con límites, pero jugar a peleas.

-Nadar. La natación, el suave ejercicio y movimiento en el agua es un buen aliado como tarea física para los perros mayores. El medio acuático permite realizar recorridos de las articulaciones de una manera más suave, menos intensa y, por tanto, más beneficiosa. Juegue en el agua con su perro, incítelo a bañarse, a moverse en el agua, con seguridad, allí donde usted puede controlar el ejercicio, siempre atento a la respuesta de un animal que con mucha seguridad se cansará físicamente antes y podrá mostrarse inseguro en el medio acuático.

-Cinta de ejercicios. De la misma forma que los humanos solemos utilizar cintas para hacer ejercicio en interiores, también las hay para perros, no motorizadas y adecuadas con sus tallas y corpulencias. También las puede comprar en una tienda de animales especializadas.

Son ideales para mantener el tono muscular en tiempos de crudo invierno, cuando salir a la calle o al campo no es una buena opción. Pero piense que su cinta de correr en casa también puede ser útil para su perro. Puede pasear junto a usted, la imitación y su fidelidad le serán extraordinariamente útiles para conseguir el dúo de caminantes perfecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: