Gatos y adiós a la caspa

¿Se ha fijado que algunos gatos parecen tener diminutos puntos blancos sobre su pelaje? Y que esos puntos blancos aparecen y desaparecen con el correr del tiempo. Pues, se trata probablemente de caspa.

La caspa en los gatos se puede evitar siguiendo algunas pautas

La caspa de los gatos, que es particularmente visible en los animales de pelo oscuro, sobre todo los negros; tiene un inconveniente que va más allá de la estética y de la salud del animal. La caspa está compuesta de un envoltorio de proteína que puede hacer daño algunas personas, a las que les acusan o desarrollan alergias.

Así, eliminar esa molesta caspa de los gatos no es sólo una forma de mantener la salud de las mascotas, sino también una manera de procurar bienestar a las personas que están alrededor del animal. En este comentario, le vamos a relacionar lo que puede estar en su mano para acabar con la caspa de los gatos. Gatos y adiós a la caspa.

– Cepillado regular. Cepillar el pelaje de los gatos ayuda a retirar las células muertas de la piel y a quitar los pelos que ya no cumplen su función. Se trata de una acción que ha de seguirse con regularidad, independientemente de que los mismos gatos se laman su pelaje, como muy bien le recordará un responsable de una tienda de animales. Por cierto, en cualquier tienda podrá comprar cepillos adaptados al uso del aseo de los gatos. Téngalo en cuenta.

– Baño. Ya sabe que a los gatos no les gusta el agua, que lo de bañarse no es para ellos. Pero piense también que el agua puede reducir la producción de caspa. Inténtelo, y si el animal no colabora, puede emplear un paño limpio y húmedo que ayude en la limpieza y tenga el mismo efecto higiénico.

– Cambie de champú. En algunas ocasiones, el origen de la caspa de los gatos está en la agresividad de los componentes del jabón que se usa para lavarlos. Busque uno que sea hipoalergénico, que no le produzca un efecto secante en su piel. También lo puede comprar en cualquier tienda de animales.

– Alimentación. La comida juega un papel muy determinante en la salud de la piel de los gatos. Consulte con su veterinario de confianza y pídale recomendaciones sobre algunos suplementos que ayuden a mitigar los efectos de la caspa en la mascota.

Recuerde que los ácidos grasos omega 3 son muy eficaces para mantener un pelaje saludable y que, por lo tanto, debe estar presente en sus piensos. La comida húmeda suele estar muy recomendada para los gatos que tengan una base de piel seca, como lo son los aceites de pescado. Téngalo en cuenta.

Es igualmente vital controlar la cantidad de agua que ingiere su gato. Un gato deshidratado es un animal cuya piel sufre los efectos de la falta de agua. Agua para beber fresca, a los gatos no les gusta el agua que está caliente o ligeramente maloliente o corrompida. Los gatos son animales exquisitos con su paladar tan exclusivo.

– Humidificador. Si su gato pasa mucho tiempo en casa y ve que la piel se le seca, estudie la posibilidad de instalar un humidificador que devuelva cierta cantidad de agua al ambiente en beneficio de su mascota.

-Hidratación. En las épocas del invierno o del verano en que la humedad de su piel varía para reducirse ostensiblemente, debería hacer algo para hidratarla, por ejemplo, con cremas que se elaboran para gatos y que usted también podrá comprar en una tienda de animales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: