Gatos ¿para qué os quiero?

En el Egipto antiguo los gatos eran adorados como deidades y sus artistas los representaban con ojos diseñados con gemas talladas para resaltar la trascendencia de su figura y la importancia de un animal en el elenco inmortal de los cielos.

Patrocina: MascotaSana, productos naturales para el cuidado de gatos.

Los gatos son mascotas divertidos y juguetones

Sin esa reputación inmortal, nuestros gatos de hoy, los mismos que podemos ver saltar como cachorros y comprar en una tienda de animales, mantienen un aura misterioso con movimientos y comportamientos que no vemos en otros animales más que en los felinos. Ese es parte de su encanto.

Pero ¿qué otros atributos del gato pueden hacernos decidir por acogerlos como mascotas? Si aún no los ha descubierto, le vamos a proponer que interprete si alguno de nuestros argumentos en su favor le resultan concluyentes como para adoptar uno.

Un primer argumento en favor del gato es que es un animal que cuida de sí mismo. ¿Cuántas mascotas conoce de una tienda de animales que sea tan independiente? Sólo hay que ver al gato como se acicala antes y después de cada comida, cómo cuida de su pelaje, para caer en la cuenta de que el gato sigue su propio ritmo de vida.

A su gato nunca tendrá que bañarlo, y no por ello tendrá menos salud. Algo que no podrá decir de otros animales. Es más, su gato, si se le da la oportunidad, se buscará su propia comida.

Si un gato ha aprendido a cazar, no le será fácil seguir ese instinto por mucho que usted le indique que en casa siempre le estará esperando su alimentación, su pienso, su comida adaptada. Y es que la independencia del gato forma parte también de su misterio, se puede saber cuando sale de casa, pero no donde ha estado en el tiempo en el que ha desaparecido de nuestra vista.

Otra razón es que los gatos son divertidos y graciosos. ¿Qué no? Haga la prueba, con los que conozca de sus amistades o los que tengan otros familiares en casa. Juegue con ellos, rételos a lo que más les gusta a las acciones parecidas a cazar, a saltar y verá por sí mismo de lo que estamos hablando.

Y si no, eche un vistazo en una tienda de animales a la gran cantidad de juguetes que los fabricantes ofrecen para comprar en todos los colores, en todas las formas posibles, porque su gusto por el movimiento, por los sonidos y por las texturas forma parte de su idiosincracia animal.

En el mismo sentido, podemos decir que los gatos son animosos para el trato con las personas, se puede decir que serán nuestros mejores amigos en casa. Todo, teniendo en cuenta que un gato nunca se comportará como un perro, que su relación con nosotros a veces girará de acuerdo a su convenciencia en la búsqueda de alimento, calor y, a fin de cuentas, de confort. Pero, se trata de un gato y ese es su comportamiento de socialización con los humanos.

Un dato que nos puede ayudar a comprender hasta qué punto el animal se puede sentir a gusto en nuestra casa es su afición a traernos ‘trofeos’, a compartir con nosotros su cacería nocturna. A los cuidadores de gatos novatos esa actividad les parecerá simplemente asquerosa y será, sin duda, motivo de castigo para el animal. Sin embargo, lo que nos cuentan esas actividades es, aunque pueda ser increíble, que el gato nos acepta como su igual. Nada menos. ¿Agradecimiento gatuno?, probablemente. Pero a su manera.

Otro argumento a favor de los gatos es que tienen siete vidas. Bueno, dicho así, resulta de fábula y hasta infantil, pero lo que se esconde detrás de ese argumento afortunado es una realidad y es la gran resistencia de un animal que, a simple vista, parece frágil.

Sin embargo, mirando bien al gato, observando su comportamiento, sus movimientos y la estructura de su cuerpo no es difícil descubrir el éxito de su diseño natural como animal.

Un diseño que se orienta en la dirección de convertirlo en un animal precavido, flexible hasta la elasticidad y cuidadoso con lo que come. Sin duda, argumentos que pueden garantizar su longevidad y su buen estado de salud sin apenas la intervención de los cuidadores.

Si estos argumentos le han sido útiles, al menos para llamar su atención sobre los valores naturales de estos felinos con los que compartimos cuevas y viviendas desde hace 8.000 años, tal vez sea el momento de que los conozca en persona. Su dirección: La tienda de animales más cercana, probablemente a la vuelta de la esquina de su casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: