La salud está en la sonrisa del perro

La sudoración en los seres humanos funciona como un eficaz sistema para la regulación de la temperatura corporal. Para conseguir la temperatura óptima, las glándulas sudoríparas humanas segregan la mezcla acuosa que conocemos como sudor y que sirve para refrescar la parte exterior de la piel, la que está más expuesta a las condiciones que impone la insolación y el calor acumulado.

Visite nuestro patrocinador: Piensos naturales para perros

Este perro no sólo tiene calor, sino que parece estar agotado...

Sin embargo, los perros, nuestras fieles mascotas, no se ajustan a este esquema que para nosotros resulta tan común y familiar. Los perros no tienen glándulas sudoríparas y negocian el mantenimiento de sus temperaturas corporales de manera estable con la lengua. Aunque parezca extraño.

La lengua es la parte del cuerpo con la que el perro consigue, y expresado en términos sencillos, refrescarse. Por esa razón, y por alguna otra más, que también tiene que ver con su particular fisiología, los perros mantienen su hocico abierto, en algunos casos casi permanentemente abierto, como en los momentos en los que la temperatura ambiente está por encima de lo tolerable.

Por esa razón, por que el perro pierde líquido, como nosotros los humanos sudor por los poros, es por lo que nuestras mascotas acostumbran a tener un exceso de agua en su boca, aspecto que se asocia comúnmente al babeo de los perros.

En los días de calor, abren su boca para regular la temperatura de manera más eficiente. Tan eficiente es este sistema regulatorio, que los perros acostumbran a sacar la lengua para aprovechar aún más las posibilidades de aireación de un instrumento, su lengua, que funciona casi de la misma manera que como opera el radiador del motor de un coche.

Al hilo de este razonamiento, no resulta difícil imaginar la importancia que tiene, por tanto, el cuidado de la boca, y, en especial, el de la lengua para mantener y proteger la transpiración dérmica de base en nuestro perro.

Si para los seres humanos, el mantenimiento de la temperatura corporal está repartida entre los cuatro o cinco metros cuadrados de nuestra piel, en el caso de los perros este sistema vital queda circunscrito a unos pocos centímetros cudrados comprendidos en una zona de su cuerpo tan sensible como expuesta.

Así, del estado de la boca del perro dependerá en buena medida su capacidad y posibilidades para la regulación de la temperatura corporal.

Un mínimo sentido común nos lleva a deducir o a comprender que de una buena alimentación, de un aporte adecuado de suplementos en la comida que podemos comprar en una tienda de animales, sin ir más lejos, dependerá la buena salud bucal de nuestro perro y su sistema regulatorio de temperatura.

La temperatura media de un perro se sitúa en torno a los 39 grados centigrados y el simple jadeo es capaz de reducir la presencia de agua en su cuerpo, porque, como se ha apuntado, la forma en la que se evacúa es através de la pérdida de líquido por su boca.

Así, resulta muy fácil comprender también en qué medida la presencia de liquido en su alimentación es fundamental, no sólo para la correcta nutrición del perro, sino también para su adecuada hidratación.

Algo que cualquier profesional de una tienda de animales, y por supuesto un veterinario, tendrá en cuenta a la hora de aconsejar y proponer comprar el pienso seco o la comida húmeda que puede ser la base de la alimentación regular de nuestro perro.

La observación periódica de la boca y de la lengua de nuestro perro es una manera adecuada de estar atentos a su estado de salud. Cualquier cambio de color de la lengua, su oscurecimiento, u ocasionalmente su blanqueamiento, nos puede dar la pista de que la boca de nuestro perro, y, por extensión, su sistema regulatorio de temperatura puede no estar en condiciones de rendir adecuadamente.

Observar la dentición, prevenir las infecciones con una alimentación y una limpieza adecuadas puede ser el primer paso para conseguir que algo tan natural como estabilizar la temperatura corporal de nuestro perro, sea sólo éso, natural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: