La alimentación con pienso para perro

El sistema digestivo de un perro es similar al de los seres humanos. Sí, en algunos aspectos, bastante semejante, en otros, muy diferente. Los aparatos digestivos, por ejemplo, cumplen la misma función, con los mismos órganos básicos, pero su química y su estructura no son tan iguales. De la correcta asimilación de los nutrientes del pienso para perro, dependerá la salud de su aparato digestivo y la salud general del animal.

La primera diferencia del aparato digestivo del perro está en el hocico y en su sistema dentario. El perro tiene unos cuantos dientes pequeños en la parte anterior del hocico que le sirven para arrancar la carne de los huesos. Tiene colmillos para asir los trozos y rasgarlos. Sus incisivos son también grandes para cortar la comida en los tamaños adecuados. Y unos grandes molares, situados en la parte posterior de la boca, facilitan la trituración de los alimentos, ya sea carne o el mismo pienso para perros que se puede comprar en una tienda especializada de animales.

Perro bien alimentado = Perro sano

Los seres humanos mastican los alimentos y su boca segrega enzimas que ayudan a deglutir previamente los alimentos en la boca antes de descender al estómago. Y aquí, es dónde aparece una de las diferencias con los perros, éstos no mastican el pienso, el perro no puede mover la mandíbula de un lado para otro, sólo de arriba abajo, como si tuviera una bisagra en el lugar en el que se juntan las comisuras de los labios.

En los perros, el pienso pasa directamente de la boca al esófago, humedecida por la saliva y guiada por lengua. El esófago, en esencia es un tubo que se contrae y se estira para llevar la comida hasta el estómago. El trabajo del estómago es preparar la digestión con la ayuda de enzimas y un líquido muy agresivo, el ácido clorhídrico. Si lo tuviéramos que comparar con algo, el estómago de un perro es como una amasadora de cemento, que convierte la masa de la comida en una pasta fluida preparada para pasar al siguiente paso, la travesía por el conducto del intestino delgado. El interior del estómago de un perro, además de estar recubierto por un mucosa muy espesa, es extraordinariamente ácido, tanto que esa mucosa podría quemarnos la piel.

El intestino delgado es también un tubo que tiene una longitud de unas cuatro veces la del propio perro. Está recubierto por dentro de una serie de vellosidades que tienen como misión la de absorber los nutrientes de su alimentación, desde trozos de carne hasta las conocidas croquetas de perro o el pienso que podemos comprar en cualquier tienda de animales.

El intestino delgado tiene una serie de conexiones con otros órganos, como el páncreas, que también segregan enzimas, que ayudan a extraer las proteínas del compuesto de la papilla en la que se ha convertido la comida.
Otro órgano anejo al conducto del intestino delgado es la vesícula biliar que regula el flujo de la bilis, encargada de la descomposición de las grasas presentes en la alimentación del perro.
 
El sistema intestinal de los perros es, a pesar de su longitud, mucho más corto que el de los humanos. Por tanto, el proceso de absorción de las proteínas tiene que ser por fuerza más rápido. Las paredes del intestino delgado absorben igualmente los nutrientes que luego pasan a la sangre, al torrente sanguíneo, y a los demás órganos del cuerpo, en este caso, del perro. Una buena digestión es crucial en el proceso de alimentación y en la salud del perro. Por esa razón, todo esfuerzo de los cuidadores para hallar los piensos para perro equilibrados y los suplementos adecuados acaba por traducirse en una animal de compañía sano.

La última etapa que recorre la comida en el sistema digestivo del perro es la del intestino grueso, donde se acumulan las heces, en los tramos finales, las bacterias ayudan a descomponer las partes de los alimentos más difíciles de digerir.

Un problema que suscita el sistema digestivo de los perros en esta parte del ciclo de su alimentación es que toda aquella comida que no se digiere, formará gas y, en muchas ocasiones, diarreas y vómitos. Hay que estar atento a esta circunstancia. Sí esto ocurre, podremos estar seguro de que algo falla en la alimentación del perro y que una parte de la comida no se ha asimilado correctamente. Hay que recordar, además, que la digestión de un perro puede durar entre 7 y 10 horas, mucho más tiempo que la del hombre.

Un cuidador consciente ha de tener presente siempre que un mal funcionamiento del sistema digestivo de su perro, puede afectar irremisiblemente al sistema inmunológico.

Si entre los humanos, se aplica la expresión ‘eres lo que comes‘, para los perros, el argumento es aún más real.

2 responses to this post.

  1. Posted by Gregorio on agosto 24, 2010 at 4:24 pm

    Interpretar el etiquetado es muy sencillo.
    En primer lugar debe saberse que ingredientes deberia tener un pienso para perros o gatos y cuales no.

    Aqui va una lista:
    Ingredientes deseados: pollo, pavo, cordero, pescado, huevos, bufalo, ternera, pato
    Ingredientes de relleno aceptables: patata y arroz.
    Ingredientes no deseados por malos o dañinos: trigo, maiz, soja, remolacha, gluten de trigo, gluten de maiz, arroz cervevero, grasas animales( sin especificar la especie), subproductos animales( son despojos, intestinos, cabezas, patas, intestinos y demas partes no aptas para consumo humano)

    Ahora que sabemos cuales son buenos y cuales malos hay que tener en cuenta que practicamente los 3 o 4 primeros ingredientes de una etiqueta son los que en mas cantidad estan, el resto lo hacen en proporciones muy pequeñas.

    Y otra cosa a la hora de hablar de carnes es mejor ver carne desecada o harina de carne que no la carne en si, ya que esta contiene un 80% en agua.

    Un ejemplo:

    Ingredientes: Pollo ( min 12%), pavo y subproductos de pavo, maiz, …

    Un producto con esta etiqueta tiene carne de pollo como primer ingrediente. Ahora bien de este ingrediente el 80 % es agua lo cual supone que en lugar de un 12% de pollo tenemos un 2.4 % de pollo real. El segundo ingrediente supone un ejemplo de lo mismo pero en este caso atencion porque si una carne va listada junto con subproductos de esta carne la ley establece que todo es despojo. La carne en este caso es solo el resto que queda en los huesos o parte no utiles.
    Asi tendriamos que este pienso esta hecho a base de maiz, despojos de pavo y una cantidad infima de pollo. Muy lejos de lo que aparenta.

    Las marcas buenas no usan subproducto, no usan cereal, no usan productos de relleno, y no usan conservantes. Si son muy buenas las carnes que contienen son de animales criados sin antibioticos, sin hormonas y libres en el campo o ecologicos como decimos en España.

    Dicho esto el 90 % de las marcas de venta en España son consideradas muy bajas en calidad y reciben solo 1 estrella de calidad tanto las de supermercado como marcas tales como: Hills, Eukanuba, Royal Canin, Advance, Purina, Luposan, etc.

    Espero que todo esto te sea de ayuda para escoger un pienso.

    Responder

  2. Posted by mariano on agosto 23, 2010 at 12:52 pm

    queria saber si el alimento simple crock y el dog menu de (purina) estan etiquetados por esta asociacion me interesa la diata de mis perros

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: